¿Te duele la espalda? 9 hábitos que pueden cambiar tu postura y tu vida

Los hábitos de vida actuales han cambiado tanto nuestros patrones posturales que hacen que el dolor de espalda sea el origen de muchas otras patologías derivadas: insomnio, ansiedad, acortamiento muscular…

Olga Castañeda @vive.tu.cuerpo www.vivetucuerpo.com

https://www.youtube.com/embed/1AE_LLknaxw

El dolor de espalda posiblemente sea uno de los "mayores males" de nuestro tiempo actual y causa de la mayoría de bajas laborales que se producen. Los hábitos de vida modernos han cambiado nuestros patrones posturales y hacen que el dolor de espalda sea el origen de muchas otras patologías derivadas, como: el insomnio, la ansiedad, el acortamiento y la rigidez muscular… 

Te invito a que antes de que seguir leyendo, mentalmente hagas un breve repaso a un día normal de tu vida. Si eres sincero contigo mism@, seguro que alguna “mala costumbre” sale a la luz…

 Ahora veamos si alguna de ellas está aquí:

1- La postura corporal empieza por tus pies

Ni los castigues con los tacones, ni los mimes en exceso con esas super zapatillas con plantilla ultra firmeza que te han costado un pastón.

Moviliza los dedos de los pies, dales un descanso de vez en cuando sacándolos a que les dé el aire. Andar descalzo no solo es muy saludable y beneficioso para la postura, sino que es un gesto absolutamente alineado con nuestra naturaleza homínida. 

2- Camina como un homo sapiens sapiens

Y hablando de homínidos... Podríamos empezar a mirar hacia delante cuando vamos por la calle. Desde que los smartphones ocupan nuestra vida casi por completo, nos hemos olvidado de un hecho tan fundamental como mirar por dónde vamos cuándo andamos por la calle.

3- Deshazte del sofá… y de paso de la televisión

¡Matamos dos pájaros de un tiro!

Sin ser tan extremista, el sofá es uno de nuestros peores enemigos, posturalmente hablando, porque no somos muy conscientes de cómo nos sentamos sobre él, esto en el mejor de los casos, ya que la mayoría de las veces no nos sentamos, sino que nos “desparramamos” en él.

4- Respira con amplitud y profundidad

Si vamos estresados y nerviosos  por la vida generará una respiración irregular, corta y superficial haciendo que nuestra postura este cerrada y acortada, dejando casi sin movimiento a la columna y a la caja torácica.

Te dejo el enlace a este artículo en el que hablo del enorme poder de la respiración... cuando digo enorme, es ENORME.

5- Complejo de perchero

Si llevas bolso, bolsa de deporte, maletín, mochila o similar, cámbiatelo de lado de vez en cuando. Así no saturaremos un lado del cuerpo creando desajustes con respecto al otro lado. 

6- Si conduces, usa la infraestructura por favor

Ya que tienes que desplazarte en coche y pagas un dineral entre gasolina, seguros y demás, al menos dale uso a toda la infraestructura que te ofrece: ajusta el asiento para que no tengas que forzar en ningún momento la postura al pisar los pedales, o mirar por el retrovisor, o cambiar de marcha.

El reposacabezas del asiento esta realmente infravalorado: revisa su colocación y ajústalo para que quede a la altura de tu occipital en dónde la cabeza y parte alta de la espalda puedan estar relajadas. 

Parecen consejos obvios, pero realmente en la falta de atención a estos detalles es dónde nos dejamos la salud de nuestra espalda. 

7- Fortalece el suelo pélvico

Y esto no es solo una cosa de mujeres, que todos sepamos el hombre también orina y dispone de vejiga, uretra y esfínteres, así que lo mejor es saber trabajarlo con ejercicios específicos. En este artículo te contamos todos los detalles de esta musculatura profunda, tan importante como la del resto del cuerpo y cómo fortalecerla. 

8- La silla no fue tan buena idea

Si acostumbramos a sentarnos en la silla con las piernas cruzadas, sería conveniente ir variando el cruce. Si nos damos cuenta que estamos demasiado tiempo en esa posición, tal vez sería buena idea descruzarlas, ajustar bien la cadera y glúteos hacia atrá en el respaldo y, en último término si te lo puedes permitir, siéntate en cuclillas unos minutos al día... ¡Alucina!

9- Muévete

Los antiinflamatorios, el ibuprofeno, el paracetamol… elige la gama de analgésicos que más te guste, tan solo alivian el dolor momentáneamente, no te estás liberando del problema realmente. 

Si llevas una vida sedentaria no puedo más que recomendarte que empieces a moverte. Si no sabes por dónde empezar vamos a lo más fácil: sal a la calle y date un buen paseo. A parte de darle un buen regalo a tu espalda, tu mente te agradecerá que la liberes también de tanto barullo interno. 

*Olga Castañeda es Licenciada en Periodismo y Diplomada en Nutrición y Dietética. Profesora de Yoga por la EIY. Certificada como Profesora de Meditación-Mindfulness por la U.Brown. Entrenadora personal integral e instructora del Método Pilates. Desde hace 15 años su vocación comunicativa está entregada a la salud, el cuidado y el bienestar vital. Se siente afortunada de poder hacerlo desde distintos ámbitos: en sus clases y talleres para empresas, centros de yoga, estudios de pilates, gimnasios y particulares; así como en SportLife y YogaFit, actualmente. Ha sido Directora de Producción Audiovisual de la plataforma online Aomm.tv y Productora freelance en Gaia.com.

**Puedes encontrar más vídeos e información en:

www.vivetucuerpo.com , el canal You Tube de Vive tu Cuerpo y en @vive.tu.cuerpo

 

7 consejos para hacer pilates en casa

Relacionado

7 consejos para hacer pilates en casa

pilates deportistas 10 razones

Relacionado

¡A ti deportista: 10 motivos por los que SÍ hacer pilates!

Revolución pilatera la piedra angular del entrenamiento deportivo

Relacionado

Revolución 'pilatera': la piedra angular del entrenamiento deportivo

Nuestros destacados