Por qué no debes tomar más de dos latas de atún a la semana

El alto contenido en sal y la presencia del mercurio hacen que debamos moderar el consumo de las conservas de atún

Lucas Delgado

Porqué debes limitar el atún de lata que tomas
Porqué debes limitar el atún de lata que tomas

Es una de las soluciones preferidas de muchos deportistas para las comidas. Un clásico sobre todo para aquellos que hacen entrenamiento de fuerza. El atún en conserva tiene un montón de puntos positivos. No puede ser más cómodo a la hora de usarlo en la cocina y complementar una ensalada un arroz o un plato de pasta y por supuesto puede formar de una dieta equilibrada para un deportista pero tampoco puede ser incluído a diario en nuestra alimentación. Hay dos motivos para controlar el atún en conserva: por un lado su alto en contenido en sal y por otro la presencia de mercurio en su composición. En este punto los expertos recomiendan no superar las dos latas de atún semanales y combinarlo con el consumo de otros pescados con menor contaminación de mercurio.

Hay que tener en cuenta que las conservas al natural, que tienen como líquido de cobertura una solución de agua y sal, y las conservas en escabeche, que incorporan vinagre, pimienta y otras especias, presentan un valor calórico sólo un poco mayor al del atún fresco, pero casi quintuplican su contenido en sodio. En el caso de las conservas en aceite destaca el notable aumento en el valor calórico debido al aporte de grasas del aceite que se utiliza para la conservación. El aceite en la lata hace que suban inevitablemente las calorías y sobre todo las grasas y el sodio, aunque la presencia de omega-3 y vitamina B3 es mayor. Un truco es escurrir el exceso de aceite o aprovechar el aceite de oliva virgen extra para aliñar la ensalada.

 

 

Los mejores vídeos