Las semillas que te ayudan a controlar tu peso

Una excelente alternativa para tomar entre horas: apuesta por el "picoteo" más sano

Las semillas que te ayudan a controlar tu peso
Las semillas que te ayudan a controlar tu peso

Semillas de lino.

Son una fuente de fibra y ácidos grasos saludables. Un puñado aporta más del 100% de las necesidades diarias de ácidos grasos omega 3 y 10 veces más lignanos (fibra protectora del corazón) que cualquier otra semilla o vegetal. Se pueden tomar crudas, tienen sabor a pipas, o dejar en agua durante la noche y tomar la mezcla en ayunas o antes de las comidas, o tomar las semillas remojadas y reservar el agua para beber a lo largo de la jornada por sus propiedades laxantes y saciantes.

Semillas de sésamo.

Un cuarto de taza proporciona alrededor del 28% de las necesidades diarias de calcio (ND), 24% de las de hierro, el 35% de las de cobre y el 25% de las de magnesio. Se pueden tomar crudas o tostadas, añadir a ensaladas, para rebozar pescados y carnes a la plancha o para algunos postres, ya que en nuestro país son conocidas como el ajonjolí de los polvorones.

Las semillas que te ayudan a controlar tu peso

Las semillas que te ayudan a controlar tu peso

Pipas de calabaza.

Un puñado de 160 calorías contiene el 40% de las ND de magnesio, el mineral que ayuda a evitar la debilidad muscular especialmente durante los entrenamientos intensos. Puedes tomar un puñado entre horas para paliar el hambre o añadir las semillas crudas o ligeramente tostadas a tus platos para que te llenen más.

Semillas de chía.

EL alimento e moda. Muchos deportistas las toman para mejorar su entrenamiento porque son una fuente vegetal de ácidos grasos omega-3, fibra soluble y ayudan a controlar el apetito. Para evitar picoteos, deja en remojo dos cucharadas de semillas en agua toda la noche y toma la mezcla por la mañana o cuando tengas el gusanillo del picoteo.

Las semillas que te ayudan a controlar tu peso

Las semillas que te ayudan a controlar tu peso

Pipas de girasol

Sin cáscara son una buena fuente de cobre y selenio, que ayudan a proteger sus músculos. Usted también obtiene el 80 por ciento de la RDV de la vitamina E, un antioxidante saludable para el corazón. BUENA MEZCLA Utilice un molinillo de café para mezclar las semillas en una extensión de pan o galletas.

Cacahuetes crudos.

Los cacahuetes sin tostar son una fuente de ácidos grasos esenciales, zinc, cobre, hierro y fibra saciante. También aportan proteína vegetal y son un alimento calmante cuando hay picoteos por déficit de glucosa.

Las semillas de chía ligan bastante bien con las ensaladas.

Relacionado

¿Cómo puedes incorporar las semillas de chía a tu alimentación?

Por qué deberías comer semillas enteras

Relacionado

Por qué deberías comer semillas enteras