Judías verdes, un superalimento rico en fibra y vitamina C

Las judías verdes son un superalimento rico en fibra, proteína vegetal, vitamina C y betacarotenos, ¡te contamos cómo aprovecharla en tus recetas deportivas!
Yolanda Vázquez Mazariego -
Judías verdes, un superalimento rico en fibra y vitamina C
Judías verdes, un superalimento rico en fibra y vitamina C

Las judías verdes nos llegaron a Europa con el descubrimiento de América donde las judías no solo eran un alimento fresco muy apreciado, sino que la semilla seca o alubia se conservaba bien durante mucho tiempo y también se usaba como moneda desde la antigüedad. Poco a poco su cultivo se extendió por todo el mundo y ahora podemos encontrar muchas variedades de judías de diferentes tamaños, colores y sabores en cualquier parte del mundo. Se pueden encontrar dos variedades principalmente, las tradicionales son planas y tienen un sabor más intenso, y las finas y redondas son más suaves de sabor.

Las judías verdes se suelen comer cocidas con patata, rehogadas con cebolla y jamón o al horno, pero también permiten recetas frías como en ensaladas, perfectas para llevarte en el táper sano del trabajo y para combinarlas con un sinfín de posibilidades que las complementen: desde arroz a patata, nueces, queso... ¡Tú eliges!

Las judías verdes son un superalimento por sus propiedades nutricionales. Como el resto de las legumbres, las judías verdes son ricas en proteína vegetal, fibra, pero a diferencia de las secas, las verdes al ser frescas, contienen más agua, vitamina C y betacarotenos y son menos flatulentas que las secas. También aportan vitaminas B2 y B6, ácido fólico y minerales como el fósforo, potasio, yodo y magnesio, aunque en menor cantidad que las judías ya secas.

Como el resto de las legumbres, las judías verdes son vegetales ricos en proteína vegetal, pero no es completa por su deficiencia en el aminoácido metionina, por eso se suelen combinar con alimentos de origen animal que tienen proteínas de alta calidad, como el clásico plato de judías verdes con jamón serrano, o con huevo duro o queso fresco como en la ensalada de este mes. Si sigues una dieta vegetariana combínalas con cereales que son ricos en lisina y deficitarios en metionina, y así se complementan para obtener un plato vegano con todos los aminoácidos.

Las judías verdes son un alimento que ayuda a perder peso y a evitar el hambre gracias a su bajo valor calórico (unas 31 kcal por 100g), alto contenido en agua (90%) y su aporte de fibra saciante.

Ahora podemos encontrar judías verdes durante todo el año, pero siempre es mejor aprovecharlas en su temporada en primavera y verano, cuando están más tiernas, económicas y más nutritivas.

Atención: las judías verdes no se deben consumir crudas ya que contienen faseolina, una sustancia tóxica que se destruye durante la cocción.

¿Sabías qué…? Las judías verdes y las judías secas provienen de la misma planta, la leguminosa Phaseolus vulgaris. A las judías verdes se las clasifica como verduras porque se come la vaina y la semilla tierna, a las judías secas se las considera legumbres al recolectarse las semillas secas de las múltiples variedades como judías blancas, pintas, habichuelas, frijoles, fabes, alubias, etc.

Propiedades

Ensalada de judías verdes con queso de cabra, cebolla y nueces

Una ensalda equilibrada que te aporta los hidratos de las judías verdes, las proteínas del queso y las grasas saludables del aceite de oliva y las nueces, ¡un plato perfecto para disfrutar este verano!

 

 

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...