Entrenamiento paleolítico: ejercicios que te ayudarán a aumentar tu gasto calórico

Raúl Notario -
Entrenamiento paleolítico: ejercicios que te ayudarán a aumentar tu gasto calórico
Entrenamiento paleolítico: ejercicios que te ayudarán a aumentar tu gasto calórico

Es cierto que nuestros antepasados comían de un modo diferente al nuestro, pero también lo es que se movían mucho más y de un modo muy diferente. ¿Te imaginas a un hombre del Paleolítico realizando un curl de bíceps? No hubiera entendido ese concepto. Ellos se movían para sobrevivir, realizaban movimientos globales, en los que utilizaban todo su cuerpo con una finalidad: arrastrar, empujar, cargar, alcanzar… ¿a que el entrenamiento funcional ya no te parece un “invento” tan moderno? Te proponemos una serie de ejercicios inspirados en ese modo de moverse que te ayudarán a acelerar tu metabolismo, aumentar tu gasto calórico y mantenerte activo durante más tiempo:

Realiza los ejercicios en forma de circuito, pasando al siguiente en cuanto hayas recuperado el aliento. Haz 3 series, intercalando trabajo aeróbico entre cada una de las series. Puedes elegir dos tipos de trabajo:

CIRCUITO 1

Arrastres

Este ejercicio nos va a servir para intercalar los ejercicios de fuerza y los de carácter aeróbico, de ese modo hacemos que nuestros ejercicios se conviertan en un entrenamiento concurrente, una de las formas más eficaces de perder peso y ganar masa muscular. 20 o 30 segundos.

Empujes con carga

Métete en el papel y comienza a mover el trineo como si de una presa se tratase. Selecciona la carga adecuada para que te suponga trabajo y esfuerzo, eso sí, que sea asumible. Recuerda que debes cuidar la posición de la espalda para no castigar la región lumbar (que suele sufrir si pasamos mucho tiempo sentados). Al finalizar cada uno de los empujes tómate unos segundos de descanso y según mejore tu nivel de forma intenta desplazarte a mayor velocidad y con menos descanso entre ellos. Descansa lo necesario y pasa al siguiente ejercicio. 20 o 30 segundos.

Flexiones 
verticales

Con esta pequeña adaptación podrás realizar flexiones, el ejercicio de pecho por excelencia. Como ves no hace falta que seas un musculitos para lograrlo. Recuerda que los codos deben flexionarse junto al cuerpo y no dirigirse hacia el exterior y que si aumentas la inclinación también lo hace la intensidad. Haz 10 repeticiones y pasa al siguiente ejercicio.

Split con saco
 búlgaro

Las zancadas son uno de los movimientos más naturales y funcionales que hay para el trabajo del tren inferior en su totalidad, incluidos los glúteos e isquiotibiales. Al sumar la carga sobre el hombro aumentamos la intensidad del ejercicio e involucramos a nuestro equilibrio dinámico, que debe compensar la posición del cuerpo. Haz 10 repeticiones con cada pierna y pasa al siguiente ejercicio.

Espirales con flexión de rodillas

Este ejercicio de alta intensidad nos ayudará a cumplir con los objetivos del entrenamiento en cuanto a concreción de trabajo cardiovascular y de fuerza. Tan solo debes mover los brazos para que las sogas dibujen una espiral en el aire. Mantén en la cadencia de brazos y la posición de sentadilla para involucrar al tren inferior y hacer el ejercicio más completo. Realiza el ejercicio durante 20-30 segundos y pasa a la zona de cardio.

CIRCUITO 2

Cambios de ritmo
 en bicicleta elíptica

Este ejercicio nos va a servir para intercalar los ejercicios de fuerza y los de carácter aeróbico, de ese modo hacemos que nuestros ejercicios se conviertan en un entrenamiento concurrente, una de las formas más eficaces de perder peso y ganar masa muscular. Completa 10 minutos al finalizar cada serie completa.

Remo

Es uno de los ejercicios más completos que puedes encontrar ya que se involucra tanto al tren superior como al inferior. Además, la intensidad se regula fácilmente sin necesidad de tocar nada, simplemente bajas la fuerza del impulso y a continuar. Completa 10 minutos al finalizar cada serie completa.

Media sentadilla con cargada

La media sentadilla es una opción segura y eficaz para trabajar la musculatura de los muslos. El gesto de “lanzar” y subir el saco búlgaro nos sirve para trabajar la musculatura del tren superior y la coordinación. Ojo, es importante que actives la musculatura de la región lumbar para evitar molestias y desequilibrios. Procura mantener la verticalidad de la espalda en todo momento, sin desplazarte hacia delante. Si notas que algo no va bien puedes comenzar sin la carga y a medida que mejora tu condición física incorporarla. Haz 10 repeticiones y pasa al siguiente ejercicio.

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...