Yoga y Pilates: diferencias y analogías

Se tiende a confundir estas dos disciplinas 'bodymind'. Son lo mismo en esencia, diferentes en las formas y ambas el mejor soporte para el deportista

Olga Castañeda @vive.tu.cuerpo www.vivetucuerpo.com

diferencias yoga pilates
diferencias yoga pilates

Todavía muchas personas confunden entre las disciplinas de yoga y pilates ya que comparten muchas similitudes, una de las más relevantes es que Joseph Pilates cuando desarrolló su método, una rama de su inpiración fue el yoga. Entonces es normal que tienda a confundirse.

Como deportistas es necesario que conozcamos bien estas dos prácticas, ya que ambas ofrecen unos conocimientos y competencias sobre nuestro cuerpo-mente que a la hora de entrenar o competir, serán claves en el rendimiento y la eficacia. 

Vamos a empezar por los aspectos que unen a estas dos disciplinas.

PARECIDOS

1º-. CONCEPTO

Yoga significa “unión” en sánscrito, y se refiere a la unión entre cuerpo, mente y espíritu; de la misma manera, que Joseph Pilates nombró a su método Contrology” (Crontología): completa coordinación de mente, cuerpo y espíritu.

2º-. MIRADA INTEGRAL

Ambas se enfocan y entrenan todas las capacidades físicas (fuerza, coordinación, equilibrio...) y mentales (concentración, observación, paciencia...) del ser humano, pudiendo emprender (según el grado de compromiso e interés del practicante) un profundo camino de autoconocimiento. 

3º-. DESARROLLO

Yoga y Pilates son prácticas de bajo impacto y se pueden realizar en cualquier lugar, lo único necesario para practicar es una colchoneta, en el caso de pilates debe ser un poco más gruesa para los ejercicios en que se rueda sobre la columna vertebral; la de yoga ha de ser preferiblemente antideslizante para lograr el enraizamiento requerido en la mayor parte de la secuencia de asanas (posturas) de pie.

DIFERENCIAS

1/ ORIGEN

El yoga es una disciplina milenaria de la India y el pilates es un sistema de entrenamiento creado por Joseph Pilates a principios del siglo XX, quién se basó en el yoga y otras disciplinas, como las artes marciales o el fisioculturismo, para desarrollar su método.

2/ RESPIRACIÓN

En las dos es un principio fundamental, pero en yoga se practica la respiración abdominal y supone una guía para la mente a la hora de enfocar cada postura, teniendo un efecto más relajante. Además, es clave para el control de la energía vital (Pranayama); en pilates la respiración es torácica y toma protagonismo la activación del core o powerhouse. 

3/ OBJETIVOS

Aunque en ambas prácticas se logra una corrección postural, elongación muscular y bienestar físico y mental, en pilates la secuencia de ejercicios se orienta hacia una profunda conexión con el centro del cuerpo desde el que emerge el movimiento (powerhouse), favoreciendo un estado de atención integral.

En yoga, la secuencia de posturas son el puente para acceder a estados superiores de consciencia y autoconocimiento. No es tan importante hacer la postura perfecta, sino el "sentir" esa postura en ese momento y observar qué es lo que pasa, cómo reacciona la mente ante los límites físicos que se puede encontrar por el camino, cómo responde el cuerpo ante un dolor o una molestia... 

4/ DINÁMICA DE LA PRÁCTICA:

En yoga las posturas se construyen desde los extremos (manos, brazos, pies y piernas) hacia el centro.

En pilates, desde el centro (powerhouse: abdomen, glúteos y muslos) hacia los extremos.

*Además en la práctica de pilates encontramos no sólo el trabajo en MAT (suelo) también se realiza en máquinas, patentadas por el propio pilates y cuyo prototipo e inspiración incial fue una cama de hospital. Lo contaré en otro artículo, la historia trae miga ;-)

5/ ENFOQUE:

La práctica de yoga abarca el componente espiritual de la persona a través de las posturas físicas, es un modo de vida, una filosofía.

En pilates, el componente mental es tomado como conciencia en el cuerpo, como nos lo recuerdan sus principios: respiración, control, centro, precisión, concentración y fluidez.

 

Ahora que hemos visto las diferencias: ¿Con cuál nos quedamos? ¿Qué disciplina es mejor?

La buena noticia es que ¡son compatibles!

Podemos practicar ambas y lograr un conocimiento más completo e íntegro de nuestro cuerpo.

Aunque desde mi punto de vista cada día que practico ambas disciplinas veo menos distancia entre ellas, ya que el propio J. Pilates basó su método en las enseñanzas del yoga... es decir, me atrevería a etiquetar la práctica de pilates como el "yoga occidental"... insisto, es mi punto de vista y de práctica. Por mi profesión he podido indagar en el estudio y práctica de cada una por separado de forma exhaustiva, lo que al cabo de los años de entrenamiento me ha llevado al punto actual de extraer lo mejor de cada una, para mi cuerpo y mente, según las necesidades que tengo cada día.

Si siento el cuerpo rígido tras un entrenamiento intenso en la piscina y la mente muy ruidosa, opto por una práctica más lenta, dando protagonismo a la respiración abdominal integrada en asanas (posturas de yoga) que faciliten el estiramiento de la musculatura y el aquietamiento del diálogo interno. Otros días siento que la energía me sale a raudales y practico una secuencia de ejercicios de pilates guiados por la respiración costal/torácica que me facilita repartir toda esa energía por el cuerpo y la mente. 

Pero siendo sincera, la mayoría de las veces (casi todas) mis prácticas se mueven entre el yoga y el pilates, aplicando las distintas respiraciones según el movimiento o postura que se requiera en ese momento. Esto me ayuda muchísimo cuando entreno fuerte o salgo de ruta a la montaña.

Prueba, practica y decide por ti mismo con qué te sientes más a gusto, con qué conectas mejor. Solo tú puedes saberlo.

Pilates: de los 5 ejercicios básicos a los 5 más atrevidos

Relacionado

Pilates: de los 5 ejercicios básicos a los 5 más atrevidos

La esterilla es el material básico para empezar a practicar pilates en casa.

Relacionado

Todo lo que necesitas para hacer pilates en casa

Nuestros destacados