Transplante fecal, el tratamiento que revierte la obesidad y el síndrome metabólico

Repoblar el intestino de la persona afectada con la flora bacteriana de una persona sana, tomando prebióticos adaptados a la nueva flora intestinal, uno de los mejores tratamientos en personas con obesidad severa

Transplante fecal, el tratamiento que evita la obesidad y el síndrome metabólico
Transplante fecal, el tratamiento que evita la obesidad y el síndrome metabólico

Que nuestra población bacteriana intestinal influyen significativamente en nuestro estado de salud, a todos los niveles, es un hecho constatado, el desafío para la comunidad científica es ver de qué forma se puede modificar ese microbioma para tratar determinados síndromes, enfermedades y afecciones. Una de las formas más simples de modificarla son los transplantes fecales, usar muestras de microbioma de las heces de una persona con buena salud, eliminar las bacterias que pueden ser peligrosas y realizar un preparado que el paciente enfermo puede tomar por vía oral en cápsulas o por vía rectal combinado con suero salino. El microbioma intestinal influye sobre el metabolismo, sobre los procesos de inflamación y sobre la protección que ofrece el sistema inmunitario, por eso hay tanto interés entre los investigadores para influir en él.

En personas con obesidad severa y síndrome metabólico el tratamiento resulta sumamente beneficioso, pero solo cuando se acompaña de suplementos prebióticos de fibra no fermentable, ya que estos prebióticos son el alimento de las nuevas bacterias beneficiosas que se han implantado en el intestino y si no tienen dicho alimento y se sigue aportando alimento procesado y ultraprocesado las bacterias mueren y el procedimiento de transplante no habrá valido de nada.

La investigadora de la Universidad de Alberta, Canadá, Karen Madsen realizó un ensayo clínico en el que reclutó a setenta participantes con obesidad severa y síndrome metabólico a los que se dividió de forma aleatoria en cuatro grupos:

El primer grupo recibió un transplante fecal + suplementos de fibra de alta fermentación, el segundo se sometió a transplante fecal + suplementos de fibra no fermentable y los otros dos recibieron placebo para cada uno de los suplementos de fibra. Al acabar el ensayo el único grupo que manifestó mejoras en la sensibilidad a la insulina fue el que recibió el transplante fecal y tomó suplementos de fibra no fermentable. La conclusión inmediata es que los suplementos prebióticos podrían ser esenciales para cualquier tratamiento que busque cambios en el microbioma intestinal. 

Fuente: "Fecal transplant plus fibre supplements improve insulin sensitivity in severely obese patients, clinical trial shows".

Los mejores vídeos