¿Calambres corriendo? Esto es lo que tienes que hacer

Una de las eventualidades más desagradables que nos pueden suceder corriendo es la de sufrir calambres, esta es la manera de reaccionar frente a esta dolencia.

Martín Luján

Calambres corriendo tratarlos
Calambres corriendo tratarlos

El equipo de SPORT LIFE trabaja para mantenerte en forma e informado y te necesita. Hazte Prémium por 1 € al mes pinchando aquí (primer mes gratis) y estarás apoyando nuestro periodismo, a la vez que disfrutas de artículos exclusivos, navegación sin anuncios y contenidos extra.


 

Aún no está muy claro lo que los causa, las teorías aluden a una mezcla de factores como el calor excesivo, la deshidratación, la fatiga muscular, la pérdida de electrolitos, un entrenamiento insuficiente y no hacer estiramientos, pero lo que está claro es lo molestos y dolorosos que resultan.

El músculo se contrae, se queda duro y no se relaja. Tirón, calambre, rampa, subida de bola... llámalo como quieras, que te va a doler lo mismo.

Tratar los calambres
 

Cuando el dolor ya ha llegado acuérdate de:

  • Parar y estirar a conciencia el músculo que tenga el calambre. Al tirar de las fibras musculares con el estiramiento facilitas su relajación.
  • Presiona con fuerza la zona del calambre, durante 10 a 15 segundos usando sólo los dedos.
  • Toma bebidas con electrolitos tan pronto como puedas, así restablecerás el nivel de hidratación en las células musculares.

Con estos tres pasos tan sencillos conseguirás deshacerte de esta desagradable molestia y poder continuar con tu sesión de entrenamiento o carrera.

 

Archivado en:

Calambres y deporte, ¿por qué nos atormentan?

Relacionado

Calambres y deporte, ¿por qué nos atormentan?

Calambres musculares

Relacionado

Guía de lesiones 3: calambres musculares

Los mejores vídeos