¡Mándalo todo a paseo!

Parece que caminar está considerado como una actividad deportiva de segunda fila ante el boom del running, pero tiene muchas más ventajas y más eficacia para mejorar la salud de lo que piensan muchos.
Sara Alvarez -
¡Mándalo todo a paseo!
¡Mándalo todo a paseo!

 

Caminar no sustituye a otras actividades más intensas que debes seguir practicando, pero tiene importantes ventajas que no debes olvidar:

  • ·       Conlleva una activación de tu musculatura y tu sistema cardiorrespiratorio. Podríamos entrar en el debate de si caminar constituye o no un deporte, pero lo que es indiscutible es que resulta mucho mejor para tu forma física que quedarte sentado.
  • ·       Ayuda a sumar minutos diarios de actividad física. Muchas personas pasan sentadas 15 horas al día y creen que “lo arreglan” haciendo una hora de ejercicio diario. Hacer frecuentes trayectos a pie, aunque sean pequeños, contribuye a preservar tu salud.
  • ·       Caminar tiene un impacto sobre las articulaciones mucho menor que correr y que la mayoría de las actividades deportivas, así que es adecuado para personas con sobrepeso, en baja forma física e incluso casos especiales, como mujeres a punto de dar a luz o como recuperación tras una lesión.
  • ·       Oxigena tu cerebro y te ayuda a pensar. El deporte contribuye a aclarar nuestras ideas, pero los altos niveles de intensidad frecuentemente nos impiden centrarnos en nada más allá del mantener el esfuerzo que estamos realizando. No es el caso de pasear…
  • ·       Permite controlar tu respiración, que no viene determinada por la intensidad del ejercicio, sino por tu propia voluntad. Es una de nuestras mejores herramientas para hacerle frente al estrés.
  • ·       No requiere una equipación específica. Si solo tienes 20 minutos para tomarte un descanso, quizá no te compense cambiarte de ropa, correr 5 minutos y ducharte en otros 5. Pero sí que puedes aprovechar ese rato para darte un agradable paseo con tu ropa de trabajo y calzado cómodo.  
  • ·       Te ayuda a conciliar el sueño… aunque sea a última hora. El deporte intenso crea un alto nivel de activación que impide a muchos conciliar bien el sueño hasta pasadas varias horas desde el final del entrenamiento. Por el contrario, un paseo ayuda a relajarse y es ideal incluso para “bajar la cena”.
Te recomendamos

Ser corredora te ayuda a olvidarte del síndrome premenstrual y la menstruación...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Tu objetivo es claro: acabar con esa última capa de grasa que esconde tus abdominales...

Una zapatilla para llegar más lejos con menos esfuerzo, para disfrutar de más kilómet...

Se llama Jaguar E-Pace y es el primer SUV compacto de la historia de Jaguar. Un coche...

¿Sabías que en tu intestino conviven 100 billones de bacterias? A este conjunto de ba...