¿Realmente como lo que creo que como?

Ácido ascórbico, estabilizadores, sulfitos, conservantes... Si cuando te pones a leer la etiqueta de lo te comes necesitas un diccionario... No puede ser bueno. Analizamos qué comemos realmente
Raúl Notario -
¿Realmente como lo que creo que como?
¿Realmente como lo que creo que como?
Uno al día
Uno al día (blog de Raúl Notario)

“La mejor versión de ti mismo está por llegar. Déjate de excusas y olvida tus límites…si quieres PUEDES.“

A lo largo de la historia el ser humano no ha parado de evolucionar en todos los sentidos y el sector de la alimentación no podía quedarse atrás. Los avances científicos nos han aportado mucho. Por ejemplo, gracias a los conservantes la comida es capaz de aguantar más tiempo en nuestras neveras. Los colorantes hacen que los diferentes productos presenten un aspecto mucho más apetecible y otros químicos los hacen más seguros para su consumo. Hasta aquí todo bien, pero si nos paramos a leer las etiquetas de muchos de los productos procesados (no naturales) entran dudas de lo que realmente estamos tomando.

En el blog de hoy os quiero contar cuales son los químicos más empleados en muchos de los productos que componen nuestra lista de la compra.

1. Ácido ascórbico

Es una vitamina hidrosoluble presente en frutas y vegetales, Es un antioxidante captador de radicales libres, es decir, evita que la fruta y la verdura se oxide debido al contacto con el aire, es decir, la mantiene fresca durante más tiempo.

2. Conservantes

Los hay de muchos tipos, pero algunos de los más habituales son los sulfitos. Generalmente se emplean para prevenir y/o retrasar la aparición de hongos, moho o bacterias, evitando que los alimentos se estropeen. Podemos identificar a los sulfitos por su denominación en las etiquetas E-220 a E-228.

Otro conservante común es el nitrido de sodio, el cual está estrictamente regulado en cuanto a las cantidades permitidas, ya que en exceso puede ser cancerígeno.

3. Emulsionantes y estabilizadores

Su uso es común en salsas o helados y se utilizan para lograr que dos alimentos que en principio no "casan" puedan unirse y presentar un aspecto apetecible y homogéneo (grasas y líquidos, por ejemplo) Suelen ser la mayoría de la serie E-400

4. Edulcorantes

Aquí la guinda se la lleva la sacarina y el aspartamo, se usan para aportar un sabor dulce a los alimentos.

Publicidad

5. Potenciadores del sabor

Uno de los más conocidos es el glutamato monosódico. Se usa no para aportar sabor sino para potenciar el de los alimentos ya presentes. Según un estudio realizado en la Universidad Complutense de Madrid, este componente hacía que la sensación de apetito aumentará hasta en un 40%.

6. Colorantes

Parece insignificante pero el aspecto de muchos productos deriva de este tipo de componentes.

En contraposición, se encuentran los alimentos naturales que no han sido tratados más allá de envasarlos y darles forma (por ejemplo barritas energéticas) y también los alimentos de cultivo ecológico que garantizan la no utilización de pesticidas químicos durante su producción. Esta sería la opción más saludable, sin lugar a dudas, pero a veces no podemos permitirnos esos productos por su coste y la dificultad en encontrarlos (aunque ya cada vez más resulta sencillo)

Siempre que puedas te recomiendo volver 20 años atrás y comer alimentos sin procesar

Tortilla de patatas que no venga en un envase de plástico, gazpacho natural, huevos de granja, arroz integral (no es para adelgazar, la palabra integral viene de íntegro, lo que quiere decir con mayor valor, en este caso nutricional) y un largo etcétera. Sé que las prisas del día a día nos empujan a la comida rápida y "basura" pero también en este sentido han aparecido empresas que optan por comida rápida saludable.

Si eres deportista también puede que tengas algún problema para encontrar productos de fácil transporte y digestión que nos ayuden a recuperarnos de los esfuerzos o que sirvan para aportar un plus de energía durante la actividad (y que sean naturales, eso es casi misión imposible). Hace poco descubrí unas barritas hechas "con comida real", así rezaba su lema, que por cierto, llamó mi atención y gracias a eso me decidí a probarlas. Si te preocupa tu salud y tu alimentación esta es una opción muy buena para dejar de tomar productos procesados con azúcares refinados y añadidos.

Publicidad
Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

En noviembre queremos que cuides de ti...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...