Pastel de queso japonés fitness

Un dulce proteico y bajo en calorías para bajar los excesos de estas fechas
Bárbara Munar -
Pastel de queso japonés fitness
Pastel de queso japonés fitness

Muy buenas Guerreras, ¿qué tal se plantean las fiestas? ¡Por aquí genial! No quería despedir el año sin dejaros esta receta que ha quedado de miedo de pastel de algodón o pastel de queso japonés. Si nunca lo habéis probado, os recomiendo que lo degustéis. Los pasteles de queso japonés son un mundo a parte, son tiernos, suaves, esponjosos, ¡estoy segura de que os encantará!

Aquí os dejo una versión más fit:

Ingredientes para el pastel de queso japonés:

250 gramos de queso crema bajo en grasas

100 ml de leche desnatada

50 gramos de mantequilla baja en grasas

6 huevos

50 gramos de harina de avena tamizada

20 gramos de harina de maiz tipo maicena

1 soco de proteína sabor vainilla

1/4 de cucharadita de sucralosa o edulcorante al justo

1 cucharadita de zumo limón

1 cucharadita de esencia de vainilla

Publicidad

Paso a paso para preparar el pastel de queso japonés:

Precalentamos el horno a 200 grados con calor arriba y abajo, sin ventilador.

Engrasamos el molde redondo (mejor si es desmoldable) con un poco de aceite y harina. Retiramos los restos.

Separamos las yemas de las claras y reservamos.

Calentamos un poco de agua en una olla grande hasta que hierva.

Mezclamos el queso crema, la leche, la mitad de la sucralosa o el edulcorante que hayamos escogido y la mantequilla en un bol, apagamos la olla y añadimos el bol con la crema a la olla. Seguimos mezclando hasta que quede una mezcla homogénea y retiramos del baño maría. Este proceso dura unos minutos. Reservamos hasta que se enfríe.

Batimos las yemas de los huevos con la esencia de vainilla. Reservamos.

Añadimos la harina de avena y la Maizena a la mezcla de queso y mezclamos.

Añadimos las yemas a la primera mezcla cuando ya esté fría y batimos hasta que no queden grumos. Si os quedan grumos, utilizad un colador para eliminarlos.

Montamos las claras de huevo a punto de nieve con la mitad que nos queda de la sucralosa o el edulcorante que hayamos escogido y el zumo de limón. Añadimos la clara montada con movimientos envolventes (la añadimos en tres veces) a la masa de harina y yemas que hemos preparado en el paso anterior.

Horneamos durante una hora al baño maríay dejamos enfriar en el horno. Listo para servir.

Aparta las claras a punto de nieve. Bate y agrega la pizca de sal y el azúcar (poco a poco, en forma de lluvia). Continúa batiendo hasta que se formen picos.

Publicidad
Te recomendamos

Ser corredora te ayuda a olvidarte del síndrome premenstrual y la menstruación...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Tu objetivo es claro: acabar con esa última capa de grasa que esconde tus abdominales...

Una zapatilla para llegar más lejos con menos esfuerzo, para disfrutar de más kilómet...

Se llama Jaguar E-Pace y es el primer SUV compacto de la historia de Jaguar. Un coche...

¿Sabías que en tu intestino conviven 100 billones de bacterias? A este conjunto de ba...