Las claves del éxito en tu entrenamiento

¿Quieres la garantía de que tu entrenamiento va a ser un éxito? ¡Ok,… pues hablemos de ti!

Tommy Álvarez @tommytraining

Las claves del éxito en tu entrenamiento
Las claves del éxito en tu entrenamiento

El equipo de SPORT LIFE trabaja para mantenerte en forma e informado y te necesita. Hazte Prémium por 1 € al mes pinchando aquí (primer mes gratis) y estarás apoyando nuestro periodismo, a la vez que disfrutas de artículos exclusivos, navegación sin anuncios y contenidos extra.


 

Contratas a un/a gran entrenador/a ,…

compras el programa perfecto online, …

ó consigues entrar en el mejor gym de la ciudad…

¡Bien!, ya tienes el 50% de la ecuación.

Ahora háblame de ti,

¿qué pasa contigo?... ¿Eres lo suficientemente “entrenable”?

 

Alerta Inicial:

  • Antes de leer este artículo necesitas saber que debes estar preparado para escuchar frases ‘duritas’ y verdades que pueden sonrojar.
  • Este artículo no tiene la intención de insultar a nadie, sino de dejar claros algunos elementos importantísimos del proceso de entrenamiento.
  • Sobre todo, del proceso de Entrenador/a « Entrenado/a y de la idealización mental inicial del proceso vs. la realidad del mismo.

Programas Mágicos, Ejercicios definitivos y Entrenadore/as famoso/as están a tu alrededor, tienes infinidad de acceso a estas pautas, a diario.

Desde un click puedes acceder a ese programa que le funcionó a Bobby (¿por qué a ti no te va a funcionar?), a esa cuenta de Instagram que revela los ejercicios que necesita Bobby e incluso invertir una buena cantidad en el entrenador/a de celebrities que ha contratado Bobby.

No. No voy a hablar de eso, ¡Tranquilo Bobby, tranquilo!

Hoy voy a hablar de la otra mitad del problema (ó la solución): el/la Cliente: TÚ. Voy a hablar de tí (o de alguien que conoces bien, ya sabes: “pregunto por un amigo y tal…”)

Y quiero que estés abierto/a a esta lectura porque el único objetivo es hacerte entender que contratar un entrenador/programa/aplicación no vale absolutamente de nada si tú no estás preparado/a para ser …

 “¡ENTRENABLE!”

 

Sé honesto/a: antes de invertir todos tus ahorros de 1 año en el entrenador más famoso de Hollywood te pido que seas honesto con quién mejor lo merece, contigo.

En serio, no eres así de único/a. Si todo el mundo tiene que pagar su peaje para tener éxito y llegar a algo tangible, tú también deberás hacerlo.

Esa creencia de que puedes llegar con atajos y giros prohibidos es algo de falta de respeto hacia aquellos y aquellas que siguen el proceso a rajatabla.

Ahora mismo, probablemente, ya estés preguntándote qué coño es eso de “entrenable” y si tú lo eres o no, ¿verdad?

¿Qué significa SER ENTRENABLE?

“Un buen entrenador puede cambiar tu cuerpo (y tu rendimiento), pero un gran entrenador puede cambiar tu vida”.

Pero añado: “El mejor entrenador del mundo no tiene nada que hacer si tú no eres entrenable”. Si no eres aprovechable.

Ser entrenable es… confiar en un proceso. (Paciencia y fe)

Normalmente, cuando un médico planifica un seguimiento de un paciente y una serie de estrategias para solucionar un problema, éste lo sigue al pie de la letra. Repito, normalmente.

Cuando el opositor u opositora a una plaza en educación desea tener éxito confía en un plan y en una periodización, máxime si está dirigida por un asesor.

En Fitness, millones de personas levantan la mano ante la pregunta: “¿Cuántos de ustedes no consiguieron lo que querían con su entrenamiento?”

Levantándola de nuevo ante la siguiente:

“¿Cuántos de ustedes no terminaron su plan, saltaron a otro o simplemente se aburrieron?”

Un sinfín de amantes del fitness, en realidad, no culminan sus programas en el tiempo y esto, mis adorados lectores, es la principal razón del fracaso.

Pero claro, tú crees que tu genética es culpable, nunca tienes tiempo, el contacto con las mancuernas te produce alergia o hay una conspiración fisiológica de las células de tu cuerpo contra ti.

Empiezas de maravilla, con la adrenalina en tus orejas, pero 12 semanas se hacen muyyy largas, el aburrimiento empieza a comerte y muy pronto empiezas a dudar de absolutamente todo.

¡Se acabó!, otro programa inacabado. Otro paso más lejos del éxito.

exito en el entrenamiento (3)
 

 

Entrenable es … entrenar duro (¡sí!: pone “duro”)

¡Lo dije!

Un momento, soldados de la cruzada de la sanidad, un momento… Claro que no significa quebrar tu salud, ni jugar con fuego, ni saltar sin red, ni bucear entre tiburones (si quieres puedo seguir con las metáforas, pero creo que ya lo pillas…)

Pero, mi gente, estamos hablando de entrenar y no de hacer ejercicio (diferencias abismales que no pueden ser abordadas en este momento).

Y Entrenar se supone que DEBE RETARTE, en alguna forma. Si entrenas y quieres resultados tangibles debes saber que tu cuerpo deberá entender el entrenamiento como una amenaza a su estado de equilibrio. Debe ser (algo) más duro de lo que estás acostumbrado a hacer, un poco más. Una pequeña cachetada que estimule a tu cuerpo a reaccionar.

Entonces un montón de personas contratan a un entrenador, esperando que éste “traiga la luz” al proceso, que todo fluya y que resuelva sus problemas. En definitiva: un disparo corto y rápido de motivación, y dinero.

¿Sabes qué?: esa será una inversión perdida si tú (primero) no tienes la decisión firme de “atravesar el túnel”.

Claro que dicho entrenador podrá ayudarte en momentos difíciles y por supuesto que su asesoramiento será clave, pero recuerda que estás contratando un entrenador, no un psicólogo. Colócate en una situación en la que estés preparado para ser empujado fuera de tu comodidad. Y no, esto no significa aniquilarte en cada sesión, ni mucho menos (vuelve arriba a la parte de las metáforas si quieres). Hablo de la incomodidad de progresar y empujar siempre un poquito más.

Con mesura, pero un poquito más; con calidad técnica, pero un poquito más.

exito en el entrenamiento (1)
 

Entrenable es ser consistente

Este punto tiene mucho que ver con el primero (confiar en el proceso) pero merece su propio minuto de gloria. La intensidad en el entrenamiento por supuesto tiene su lugar. De hecho, es un requerimiento esencial del entrenamiento efectivo (léase aquellos y aquellas que, en realidad, quieren conseguir algo con esto de levantar hierros). El problema aparece cuando la gente (¡muchísima!) permite que la intensidad interfiera con la consistencia.

El entrenamiento inteligente es mejor visto desde una perspectiva de 10 km. Imagina que alguien te dice “colega, el lunes pasado sí que comí de maravilla, nada de comida procesada y con control de mis macronutrientes, me sentí enérgico.

Y tú, probablemente, pensarás: “bravo fiera, y ¿por qué tanto énfasis en un solo día?”.

Entrenar es lo mismo. Ninguna sesión individual (da igual si te mataste, rompiste récords o no cabías en el espejo ese día) es tan significativa por sí sola. La relevancia está en tu media de intensidad en períodos largos, no en cómo una simple sesión te hizo sentir, o lo dura que fue.

La realidad es esta:

  • El 10% de tus sesiones te vas a sentir como Arnold en el escenario en los 70. El Rey.
  • El otro 10% te vas a sentir como un miserable que no quiere volver nunca más al gym.
  • El 80% van a ser sesiones comsí comsá, ni chicha ni limoná, ni frío ni calor.

¿Adivina qué porcentaje es el que mayor peso va a tener en tus progresos? Exacto: ese 80%; se llama consistencia.

Y es que esto es un hecho probado: alguien que entrena al 80% durante 1 año va a tener mejores resultados que alguien que entrena al 100% durante 3-4 meses.

Hazte un favor: sé (aburridamente) CONSISTENTE.

exito en el entrenamiento (6)
 

Entrenable es tener una mente abierta (¿o ya tú sabes cómo hacer todo?)

Separemos dos cosas claras: por supuesto que el/la cliente de un entrenador debe decidir qué diablos quiere conseguir con esto de entrenar, informar sobre qué debilidades/puntos rojos tiene e incluso de qué tipo de ejecuciones disfruta más.

Pero, todo esto, no te hace un experto. Me refiero a que si contratas un/a entrenador/a es porque decides poner en manos de un profesional tu camino hacia algo que tú quieres conseguir. Incluso siendo un experto, sin contratas a otro, es por algo: quieres que otra persona diseñe tus programas, tener un compromiso mayor y reportar a alguien, confiar en alguien específico en un área y/o con más experiencia que la tuya.

(El mismo que ha escrito este artículo suele contratar a otro entrenador para que diseñe sus programas de entrenamiento…)

Con esto quiero decir algo clarito: deja de VALORAR CONSTANTEMENTE el proceso de las cosas. Atraviesa el maldito túnel

Hacer juicios de valor constantes del proceso es un signo que suele obedecer más a tu falta de compromiso que al valor del proceso en sí.

Hace poco me reuní con un tipo que quería entrenar conmigo. Varias de sus frases estaban formadas por Auto-negación + consejo no pedido:

  • “Bueno, el experto eres tú, pero supongo que debemos trabajar más el tren superior…”
  • “Yo, obviamente, de esto no sé, pero creo que 3 sesiones son muchas…”
  • “Lo mío es la informática, pero creo que el peso muerto es malo para mi espalda…”

Es obvio que esta persona, difícilmente, va a tener un alto grado de satisfacción entrenando y tener una mente abierta significa saber recibir, significa aprender, significa confiar en un profesional, en un plan.

Y tener una mente abierta también significa no caer en la red de minutos sudorosos y motivacionales de ejercicios sexy sin camiseta, porque supongo que quieres tener mi cuerpo, ¿verdad?, también llamados…“La mayoría del fitness en Instagram”.

Si vas al médico con una infección severa y te receta 7 días de antibióticos, ¿cortas el tratamiento en cuanto te sientes bien o continúas confiando en el proceso y el médico? Pregunto. Se receptivo, anima a tu mente a nuevos estímulos. Y ¡No!, no sabes de todo.

exito en el entrenamiento (4)
 

SER ALGUIEN ENTRENABLE, TAMBIÉN SE ENTRENA

 Aún tienes una oportunidad: no ser una persona entrenable (o suficientemente entrenable) no es una enfermedad rara, tranquilo/a. Pero, también es cierto que no puedes esconderte de nosotros. No lleva mucho tiempo para un entrenador detectar a un cliente “no entrenable”.

La buena noticia es que aún tienes tiempo, sobre todo si eres población general y quieres saborear al máximo las bondades de una mejor silueta física, una excelente condición física o un cuerpo sin dolores.

Cierto, cuanto más exigente es el objetivo, más a prueba pondrás a tu entrenabilidad. Pero, poco a poco, un entrenador puede ayudar a alguien a convertirse en un mayor grado de “entrenable”, obviamente con la imperativa acción del cliente en cuestión.

La mala noticia viene si eres deportista. Aquí, difícilmente puede un entrenador hacer a alguien súper entrenable, pero este no es el objetivo de mi artículo.

exito en el entrenamiento (5)
 

Por lo pronto, y para abrir el apetito, aquí tienes unas cuantas cositas que debes trabajar si quieres ser una persona/cliente entrenable:

  • Estar agradecido/a de que alguien se preocupe por ti como para tener la estrategia adecuada y empujarte a mejorar más allá de dónde tú llegarías por ti solito/a.
  • Ser lo bastante vulnerable para saber que no eres perfecto/a.
  • Estar abierto/a al feedback honesto (incluso si duele).
  • Trabajar activamente para cambiar malos hábitos.
  • Y saber que sí, exactamente, la mayoría de ustedes no saben de la ciencia del entrenamiento (¡oops!)

Archivado en:

Plan de entrenamiento para no estancarse

Relacionado

El plan de entrenamiento para no estancarse

comer

Relacionado

Cómo ganar masa muscular entrenando 3 días a la semana

Los mejores vídeos