Entrevista Aitor Sánchez, autor del libro Tu Dieta puede salvar el Planeta

Una alimentación saludable y sostenible es la mejora manera de cuidar tu salud y la del planeta como nos cuenta Aitor Sánchez, D-N y autor del libro Tu dieta puede salvar el Planeta, en esta entrevista para Sport Life

Entrevista Aitor Sánchez, autor del libro Tu Dieta puede salvar el Planeta
Entrevista Aitor Sánchez, autor del libro Tu Dieta puede salvar el Planeta

Entrevista Aitor Sánchez – Dietista-Nutricionista, divulgador, escritor y deportista, que acaba de publicar su nuevo libro: Tu dieta puede salvar el planeta

Aitor, nos encanta tenerte en Sport Life, siempre aprendemos mucho contigo, no sólo sobre nutrición y dietética, también sobre como difundir buena información sobre hábitos de vida saludable y llevar las investigaciones cientificas a todos los niveles, edades y personas. De antemano te agradecemos el tiempo que  nos has concedido para esta entrevista y que hayas escrito un nuevo libro, que no habla sólo de nutrición o alimentación, también nos ayuda a cuidar el planeta escogiendo alimentos y dietas más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente y los seres vivos. (Yolanda Vázquez Mazariego, PhD)

Allá vamos Aitor, ¿Por qué elegiste estudiar Dietética y Nutrición?

Escogí esta carrera porque lo que más me gustaba en el instituto era la parte de biología y de química, y yo tenía claro que quería una carrera sanitaria pero que no fuese muy invasiva, ni enfermería ni medicina y me decanté por la nutrición.

¿Y como ves ahora tu evolución desde cuando acabaste la carrera hasta donde estás ahora como uno de los profesionales de la nutrición más respetados y demandados de nuestro país y latinoamerica?

Ha sido una evolución muy progresiva. Primero empecé a divulgar como una manera muy de desahogo, empezando a contar cuestiones que me sucedían día a día, cosas que descubría en mi entorno de alimentación que me resultaban muy curiosos y pensaba que eso podía interesar a la gente, compartir esos conocimientos. Tuvieron muy buena acogida y la gente me empezó a decir, bueno pero no compartas esto solo en tus redes personales, porque lo puede leer mucha gente es muy accesible para otras personas, y eso me dio que pensar y es cuando me planteé poder divulgar de una manera un poco más abierta, no sólo mis redes personales. Abrí el blog de Mi dieta cojea, le dediqué mucho tiempo a escribir post que tuvieron muy buena acogida, se compartieron en otras redes sociales, se leían. Y poco a poco varios medios de comunicación, tanto portales de alimentación como la televisión, radio, etc. se fueron interesando por estas cuestiones de nutrición sobre las que yo escribía. Entonces llegó una etapa en la que progresivamente empecé a aparecer en más medios de comunicación como Radio Nacional, en la 2, en la Sexta, y otros portales. Se fue extendiendo un poco más las voces y los altavoces de Mi Dieta Cojea.

Esto de manera paralela compaginaba con Aleris que abrí con mi socia Lucía, y hemos tenido que compaginar nuestra labor divulgativa con llevar un centro de nutrición y ahora también la enseñanza en Aleris Academy, en donde impartimos formación al resto de personal sanitario.

En el caso de los libros, los autores no solemos hacer un parón para escribirlos, es parte de nuestra actividad y lo compaginas con la labor divulgativa. Igual que te estás preparando guiones para la tele o escribiendo ideas para el blog, vas escribiendo los libros poco a poco. Ha sido muy progresivo, pero lo que sí es cierto es que el trayecto o el trabajo ha sido muy intenso estos 10 años, y si no hubiera sido progresivo hubiera sido poco llevable.

Es cierto que ahora estamos viendo que la gente se viraliza en un año o 6 meses porque ha hecho una acción concreta, un vídeo que lo peta, o una manera de divulgar muy concreta. En mi caso no ha sido así, han sido 10 años de constancia, compartiendo contenido de manera muy continua, es lo que creo que ha hecho que tenga una comunidad muy de ‘largo plazo’, no de gente que me ha empezado a seguir en la época más temprana.

Aitor Sánchez publicó Mi Dieta Cojea en el año 2016,  Mi dieta ya no cojea en el año 2018 y ¿Qué le doy de comer? junto a Lucía Martínez en el 2019

¿Por qué has querido escribir este libro?

Por inquietud personal, los últimos años me he estado preocupando más por la sostenibilidad de la alimentación, y poco a poco deje de comer animales por ese motivo, no tanto por el bienestar animal, y por coger el relevo del final de mi último libro ‘Mi dieta ya no cojea’ que hacía un repaso de dieta justa, local, sostenible, etc.

Creo que era necesario, era un nuevo tema en español, aunque ya hay autores y autoras que han escrito de ese tema en inglés y son muy buenos, pero no había libros en español y consideraba que era importante escribir sobre ello.

¿En qué fuentes o autores te inspiras para escribir este libro?

He cogido mucho de Michael Pollan, tiene una parte lógica y normal cuando creo la corriente de RealFood, o Comer Real, ¡Mostly plant no too much! (¡comer vegetal nunca es pasarse!), pero también tiene mucha influencia de la parte de Peter Singer, Melanie Joy, Tobias y de la autora y cofundadora de Aleris, Lucía Martínez española y experta en nutrición vegetariana.

¿Dónde surgió el germen de la idea?

Ya lo tenía previsto antes de la pandemia escribir este libro, estaba en mi hoja de ruta y con la pandemia, el parón me facilitó para poder leer más, escribir con más tiempo, y así cuando entras en modo de ‘redacción y escribir’  vas plasmando todo en el papel. Éste libro quizás tuvo más tiempo pausado para documentarme con ‘papers’, documentales y leer más variado al estar en casa escribiendo.

Sabemos que no solo eres una persona preocupada por la alimentación como D-N también comes saludable y eres vegetariano. ¿Qué te hizo cambiar tu dieta a la vegetariana? ¿y vegana?

Soy mayormente vegetariano, pero no me gusta etiquetarme. No hubo un día concreto en el que decidí hacerme vegetariano y no volver a comer alimentos animales, en mi caso fue poco a poco para facilitarme la adherencia, en un acercamiento progresivo, no radical. No es el ideal ni el más aceptable, ya que el camino del cambio implica seguir contribuyendo a la explotación del mundo animal durante un tiempo, pero es más pragmático. Y  si una gran parte de las personas dejan de comer animales poco a poco, al final el planeta sale ganando.

Mi dieta básica tiene muchas frutas, verduras, hortalizas, legumbres, frutos secos, cereales, tubérculos, etc. Si estoy fuera, por comodidad puedo comer algún lácteo o huevo, no soy estricto. Cuando salgo con la bici me puedo parar a comer una tortilla, aunque también me llevo frutos secos en el maillot.”

¿Tomas suplementación como vegetariano?

Sí, vitamina B12, debo tomarla y por mis objetivos de actividad física también me suplemento comoproteína de vegetal de soja, así molestamos menos a los terneros que con la de whey y también creatina monohidrato vegana, pero eso como deportista.

Aitor Sanchez - Foto Beatriz Tafaner
Aitor Sanchez Foto Beatriz Tafaner

¿Qué podemos hacer para cuidar nuestra alimentación y el planeta si no queremos optar por ser vegetarianos?

Para sentirse bien con el planeta, le diría que quizás no sería la prioridad sentirse uno mismo bien comiendo carne o pescado, que así no es fácil ser ecosostenible. Es como si una persona te dice que le gusta cazar o le gustan los toros, o ir en coche por ciudad, pero quiere ser ecosostenible, aunque no está dispuesto a dejar de consumir carne o evitar el maltrato animal, eso no es un modelo de ecosostenibildad.

Pero sí que les puedo decir que lo que pueden hacer sin renunciar al sushi, o a un solomillo, entrecot, o chuletas de cordero, es dejarlo para bodas o en días especiales, consumirlo así es 8 veces al año, y quitarse la pechuga de pollo o la cinta de lomo mala que se toma cada semana. O no hacerse el desayuno cada mañana con la tostada de jamón cocido o de pechuga de pavo porque sí, porque se ha hecho toda la vida o porque son proteicas, porque no son alimentos con valor nutricional extra y se pueden sustituir por otros de calidad y vegetales.

“Si te cuesta dejar de comer carne o pescado, puedes empezar por disminuir su frecuencia y dejarlo para ocasiones especiales. Poco a poco irás llegando a ser más ecosostenible.“

¿Cómo convencerías a una persona ‘negacionista’ para que cambie a dieta más cuidadosa con el planeta?

Para dejar sin argumentos a una persona negacionista no hay nada que pueda decir, ya que no tienen argumentos que sostengan sus creencias. Y en redes sociales, esas discusiones interminables sobre si el cambio climático no existe, si la dieta vegetariana no es completa... si existe la gravedad o no... pues ya es que no hay nada que argumentar ni discutir.

“Si no confías en la información, poco se puede hacer. Creo que la información está ahí, la alimentación con animales es lo que más contamina, y los datos científicos lo confirman.”

Lo que sí creo es que estas personas que niegan hechos y evidencias científicas, no deberían estar tan presentes en medios de comunicación, ya que dan la falsa idea de que hay debate, cuando no lo hay. Es una falacia de falsedad. Lo mismo si tuviera que hacer un debate con un ganadero sobre el tema animal, no hay discusión posible, pero si podemos ver las prioridades y el futuro para llegar a tener una dieta sostenible.

Y si me preguntas ¿dónde está el debate, donde está la gente incrédula? Creo que hay mucha resistencia a aceptar una dieta sin carne o vegetariana. Le diría que estos mismos nutrientes los encuentras en el mundo vegetal, si no tomas huevo por alergia al huevo puedes encontrar alimentos sin huevos, o a los alérgicos a los lácteos

Hay una cuestión que fastidia a los ´cuñados’, y es cuando tú decides quitarte un alimento o alimentos de forma voluntaria, no porque estas forzado por salud, ahí es donde te los encuentras. Y estos ‘cuñados’ pueden ser los mismos pediatras, que tienen un niño en consulta con alergia al huevo y le dicen a la familia que como sustituirlo y luego viene un niño de familia vegetariana y le dicen que no puede estar bien sin comer huevos. Esto también hay que revisarlo para avanzar en ecosostenibilidad.

Aitor ¿cómo podemos las personas deportistas escoger una manera de alimentarnos cuidando el planeta?

Como estamos hablando para Sport Life, personas deportistas, me gustaría comentar que en su caso, la sostenibilidad es mucho más importante, porque su dieta suele tener una alta demanda energética, en vez de 2000 calorías pueden llegar a consumir más de 3500 al día, y 2-3 veces más proteína que una persona no deportista, por lo que su impacto puede llegar a ser 2-3 veces mayor. Y además, las personas deportistas se relacionan con su club o tribu que suele alimentarse de forma parecida, y eso conlleva una gran responsabilidad como grupo.

Pero por dar algunas ideas claves para cuidar el planeta siguiendo una alimentación deportiva:

1/ Cambiar a consumir una fuente de proteína vegetal. Solemos hablar de aumentar proteína sin matizar que pueda ser una opción la proteína vegetal, se suele recurrir a fuentes de proteína animal como huevos, lácteos, pollo, y proteína de suero. Y es sencillo optar por fuentes de  vegetal, desde las de legumbres enteras en el plato o si se buscan ‘ganancias limpias´ con menos hidratos o grasas, se puede optar por soja texturizada, tofu, tempeh, y proteína de guisante. En mi caso, cambié de proteína de whey a la de soja, lo que supone kilos y kilos de proteína animal menos al año.

2/ Intentar priorizar alimentos frescos, locales y de temporada, además éstos suelen tener más capacidad antioxidante, más fitoquímicos y más sustancias activas, interesantes para deportistas.

3/ Al beber más, utilizar botellas rellenables, no de único uso, que puedas hacer en tu ‘shaker’ tu batido o bebida en casa. Y beber agua de grifo en vez de embotellada.

4/ Reducir el desperdicio alimentario, los deportistas no deberíamos tener excusas para tirar comida, porque solemos ser ‘limas’ a la hora de comer y podemos reubicar excedentes de comida sin problemas de ingesta calórica. Mejor pensar en comer cuanto antes la manzana o la zanahoria que vemos que se va a poner mala antes que tirarla.

Aitor Sánchez (Foto Beatriz Tafaner)
Aitor Sánchez (Foto Beatriz Tafaner)

¿Qué es un producto bio –ecológico’? 

“En el libro he intentado no hacer ningún acercamiento dogmático o etiquetar en categorías como: sostenible, súper sostenible, mega sostenible, etc. Ni llegar a extremos para dividir a las personas que me rodean en contaminantes o no contaminantes. Esto puede generar una caterva de frustraciones. El libro es más un acompañamiento, un ‘empieza por aquí’, y llga a donde llegues. No es una competición, no es un reto de Instagram de 21 días, es un avanza, sintiéndote cómodo y dentro de un mes, seguro que estás mejor, tú y el planeta, así que sigue tu camino a tu ritmo.”

¿Nos podrías decir los típicos errores que hacemos pensando que comemos ‘eco y sostenible’ y no es así?

En relación con alimentación con sostenibilidad lo que más contamina es el diseño de su dieta, solemos centrarnos o percibir aspectos muy sutiles y anecdóticos en vez de lo importante. Hasta hace poco, el mensaje ‘ecológico’ estaba centrado en mensajes ligados a energía, lo que gastamos en el horno, en el agua, etc., y ahora somos conscientes del impacto sobre el planeta de la ganadería, de lo que supone comer carne cada dia.

También podemos ir a consumir mucho producto ecológico o bio, que no tiene porqué ser más sostenible, o ir al herbolario o ir a comprar productos ‘exóticos’, que pueden ser más contaminantes que comerse unas mandarinas de las que tienes aquí al lado.

¿Y para el próximo libro?

No tengo ni idea. Mi ‘manía’ es hacer libros de un tema que haya estudiado bastante, y eso lleva su tiempo.

¿Y para cuando un libro de Nutrición deportiva por Aitor Sánchez?
(Se ríe mientras nos contesta) Mucho me temo que no me considero un ‘deportista’ por ir al gimnasio o hacer ciclismo y menos un experto en nutrición deportiva para escribir un libro. Creo que ya hay otros compañer@s que han escrito y han hablado muy bien de alimentación para deportistas y que puedo aportar nada nuevo.

Tu reto personal y profesional

Llegar a fin de año manteniendo todo lo que tengo y poder dormir sin perder la cabeza. Me conformo con mantener la calidad de todos los proyectos que tengo en marcha: que el libro funcione bien, que en Aleris sigamos con cursos de igual de buena calidad, que pueda cuidar las RRSS que llevo, que las empresas me sigan llamando y confiando la comunicación de sus productos o reformulación para ser más saludables. En definitiva, seguir abriendo puertas y comunicando, y que las personas sigan acudiendo a Dietistas-Nutricionistas certificados y bien formados, defendiendo mi profesión a nivel sanitario y también a nivel medioambiental.

 

Archivado en:

¿Cómo cojea tu dieta durante la cuarentena?

Relacionado

¿Cojea tu dieta durante la cuarentena?

Así viven los influencers de fitness, nutrición y salud

Relacionado

Así viven los influencers de fitness, nutrición y salud

La verdad de la alimentación saludable

Relacionado

La verdad de la alimentación saludable

Los mejores vídeos