Entrevista a Julia Arteaga, autora del libro El hábito hace al yogui (@yoguineando)

Conociendo a Julia Arteaga, autora del libro El hábito hace al yogui, profesora de yoga y fundadora de @yoguineando

Julia Arteaga Libro El hábito hace al yogui
Julia Arteaga Libro El hábito hace al yogui

Julia Arteaga, (Albacete, 1986), es creadora de Yoguineando la web y redes sociales, donde encuentras sus viñetas sobre posturas, experiencias con su visión divertida del yoga.

Es autora de varios libros, el último es El hábito hace al Yogui, y el anterior es Yoga con Humor, ambos con Larousse. Ambos libros recomendados por Sport Life y YogaFit, tanto para yoguis o yoguinis o no, con ellos no sólo vas aprender de yoga, sobre todo vas a disfrutar con las historias ilustradas con viñetas y gran sentido del humor, además de entender el truco para hacer algunas posturas que parecen imposibles, ¡o al menos a intentarlas y aprender a reírte de ti mism@ mientras te salen o no!

Julia Arteaga, autora del libro El hábito hace al yogui
Julia Arteaga, autora del libro El hábito hace al yogui

¿Cómo respondes a la pregunta de qué haces profesionalmente?

Me considero autora, creadora de contenidos, ilustradora y profesora de yoga. (Nota de la entrevistadora: Que conste ‘off record’ que Julia estudió Humanidades, habla inglés, italiano y está aprendiendo francés, ha viajado y vivido en varios países).

¿Cuándo hiciste tu primera clase de yoga?

En octubre de 2013, en Albacete, acababa de llegar de Miami que llevaba viviendo un año y medio. Estaba hecha una pena, había intentado vivir mi sueño de ejecutiva en una gran empresa y me había dado cuenta de que no era lo que quería, tenía mucha ansiedad. Necesitaba volver a mi casa, a mi mami, y que me cuidara. Y todo el mundo me decía que probara el yoga, incluso en Miami, pero no me había animado. En Albacete me arrastro mi hermana, la probé y no me gustó la primera, probé yoga y pilates, pero me gustó más el yoga, menos gimnasio y más adaptable a mí. Mi hermana me enseño cuentas e IG y me di cuenta de que me salían posturas a la primera. Me vine arriba y me vino muy bien para la autoestima, aunque soy una tabla y he tenido que trabajar la flexibilidad. Alternaba clases y práctica en casa, un poco desastre.

Yoguineando como hacer inversiones
Yoguineando, como hacer inversiones

¿Y a empezar con las viñetas de Yoguineando? ¿Ya pintabas antes?

Empecé Yoguineando en 2014-2015 cuando vi que me gustaba mucho el yoga, con trabajillos y mi ‘madre italiana’ con la que vivía me dijo que por qué no iba a la ciudad donde más yoga se hace, a Londres.

Allí me fui a una escuela de yoga, Yotopia, y tenía ratos libres en los que podía ir pintando

Dibujaba hasta los 12 años, pero me frustraba mucho porque tenía una imagen en la cabeza y no siempre lo conseguía plasmar, y a los 28 años volví a dibujar ya por gusto y por plasmar lo que veía en la escuela de yoga y por aburrimiento, pasaba mucho tiempo en la recepción y podía dibujar en el ordenador con el dedo mientras venían los estudiantes. Era muy derrotista y pensaba que si se me daba mal de pequeña se me iba a dar siempre mal.

El pino con Yoguineando
El pino con Yoguineando

¿Y qué te animó a hacerte profesora?

En 2016 empecé a subir a Facebook mis viñetas de Yoguineando, y me iban pidiendo más posturas y me agradecían los posts porque entendían mejor las asanas, hice mi blog y llegó la propuesta de Larousse del primer libro ‘Yoga con humor’. Trabajaba en Valencia de administrativa en una escuela de español, y el director me propuso, casi me ‘obligó’ y empecé a dar clases a los alumnos extranjeros en plan experiencia, como mis conejillos y me gustó cada vez más.

Cuando volví a Londres 8 meses más para ser profesora, en plan casi impulsivo, no he hecho más yoga en mi vida, me iba a varias clases seguidas. Veía que estaba descubriendo todo, que me iba superando mis frustraciones, estaba llegando a estados mentales más trascendentales, mi cuerpo respondía bien y lo quería vivir a tope. Y sabía que era algo temporal, quería aprovechar cada minuto con profesores muy buenos, antes de volverme a Albacete.

JULIA ARTEAGA   YOGUINEANDO
JULIA ARTEAGA,   YOGUINEANDO

¿Tienes el mismo sentido del humor en tu vida como el que muestras en las viñetas?

Pues somos duales, a veces me lo tomo todo a risa y otras veces soy una dramática, pero como dice mi hermana gemela, el yoga me cambió pero la meditación me ha hecho tomarme la vida más en línea, y no es que vaya de cómica por la vida pero me tomo la vida con humor o al menos lo intento.

¿Qué es diferente entre tu primer libro y el segundo?

El primero es más para principiantes, para conocer el yoga, le pongo un marco histórico y de bases y el segundo es más de estilo de vida, para gente que ya ha practicado yoga y conozca los beneficios y quiera construir un hábito, no cuento cómo hacer yoga si no cómo conseguir hacerlo cada día.

Julia Arteaga Yoguineando
Julia Arteaga, Yoguineando

¿Qué es el yoga para ti, en 3 palabras?

Presencia, consciencia y vivencia.

Presencia, porque el yoga te obliga a estar en el momento presente, nuestra mente va hacia atrás al pasado o hacia delante al futuro, pero el yoga llena de energía por vivir en el momento presente.

Consciencia, porque lo que buscamos con el yoga y el estilo de vida es que lo que vivimos lo vivamos de verdad, cada momento presente en coherencia con el momento actual. El yoga nos conecta con nuestra parte más esencial de lo que somos, y nos ayuda a tomar decisiones más conscientes.

Vivencia, van las 3 palabras conectadas. Vivimos acelerados, el yoga para mi me hace disfrutar de lo bueno, y lo malo del presente. Es importante vivir las dos caras de la vida. No tenemos porqué acelerar lo malo y que pase cuanto antes, está ahí para algo.

¿Y qué necesitas para hacer yoga, imprescindibles?

Si acaso la esterilla, pero luego en la playa no uso ni la toalla. Realmente lo que necesitas para hacer yoga es compromiso contigo mismo, aunque sean unos minutos para hacer una postura o un ratito de meditación.

Julia Arteaga, Yoguineando El cuervo
JUlia Arteaga, Yoguineando El cuervo

¿Tu postura favorita?

La que practico todos los días desde hace año y medio, que tengo relación amor-odio con ella, Sukhasana o postura fácil o medio loto, que es la postura de meditación. Es la que ha cambiado mi práctica, cada vez es más terapéutica. Esa postura me carga mucho los glúteos y el piramidal cuando paso mucho tiempo en la postura de piernas cruzadas, a veces hasta trabajando. Tengo que compensarla con otras posturas como la paloma o el cisne dormido.

¿Y tu postura reto?

Ya no tengo posturas reto, antes tenía todas las de flexibilidad, quería llegar al suelo, hacía talleres, pero ya he dejado eso, prefiero que llegue sola si llega, y prefiero llegar a niveles de meditación más profundos y trabajar más las técnicas de respiración.

Yoguineando Esto cuenta como yoga
Yoguineando, Esto cuenta como yoga

¿Cómo las clases online?

Estoy dando clases online desde la academia, y también practico con mis profesores. Y la verdad es que ha salvado porque yo soy una yonqui del Vinyasa y estilos muy dinámicos, puedo encontrar más opciones para hacer yoga online. Y me encanta el yoga online, tanto como profesora y como alumna, le veo algo de desventaja como profesora para corregir, pero como alumna es genial, puedes practicar en pijama o como quieras, el tiempo y cuando quieras, parar y estar más tiempo en la postura, modificar las posturas y no te molestan los ronquidos del de al lado en Savasana.

¿Cómo trabajar la constancia en casa? 3 consejos para ser constante y crear un hábito como yogui

1/ Encontrar un lugar en tu casa y poner la esterilla allí para tenerla siempre preparada. Aunque sea entre el hueco de la cama y el armario que te vale de alfombra cuando te levantas.

2/ Tener una hora al día para practicar, y respetarla.

3/ Hacer mini yogas, más vale hacer poco yoga que no hacer yoga. Tener 10-20 minutos para tener tus clases, online o tuyas. Es como cuando te tienes que vestir y si no has dejado la ropa preparada tardas 10-15 minutos a veces para escoger y si tienes las clases preparadas o tienes clases de ‘emergencia’ o tener ‘favoritasanas’ para hacer un poquito de tu postura favorita. Y hacer prácticas viables y sin mala conciencia por haber hecho un mínimo. Que hagas yoga consciente aunque sea poco tiempo. Sin exigirte más.

Yoguineando viñetas 4
Yoguineando

¿Cuál es tu lugar favorito para hacer yoga?

Londres, en mi centro de Yotopia con la luz, el ambiente, la luz, todo me encantaba.

Es verdad que el verano pasado disfrute mucho haciendo yoga en la playa cuando había nadie, pero sabía que era algo temporal, y me costaba mucho porque soy poco flexible y más por la mañana.

¿Cómo te ves dentro de unos años?

A mí me encantaría seguir escribiendo libros, lo  que yo voy aprendiendo lo quiero ‘vomitar’ en forma de libros y viñetas cada vez más claras y divertidas para hacer yoga sin complicarse. Porque hay libros de yoga muy buenos, pero dificilísimos. Me gustaría dar clases, seguir escribiendo y dibujando y crear camisetas, tazas y productos de yoguineando.

Y a nivel personal, poder viajar, poder probar todos los profesores de yoga, aprender más yoga, más sobre mi misma, y con eso seguir teniendo la motivación para seguir haciendo yoga.

Yoguineando Mi cuerpo pide Savasana
Yoguineando, Mi cuerpo pide Savasana

Tu frase o lema que te inspira

Haz el yoga que necesitas, ni rima ni es complicada, pero para mí es un cambio enorme pasar del yoga de moda o creía que necesitaba al que de verdad necesito. Practicaba mucho Vinyasa pero al final mi cuerpo necesitaba parar y más Yin Yoga y meditación, sin mirar las posturas por fuera, mirando dentro, y eso me ha transformado más a nivel personal y como practicante.

Gracias Julia, y esperamos volver a tener las viñetas de Yoguineando en YogaFit y poder vivir el yoga con humor y paciencia como nos enseñas en tu web yoguineando.com y redes sociales @yoguineando

Portada LIbro Julia Arteaga El Habito Hace Al Yogui
Portada Libro Julia Arteaga, El Hábito Hace Al Yogui

 

Archivado en:

Yoga con humor, el libro

Relacionado

Yoga con Humor, el libro de Julia Arteaga (Yoguineando) con el lado más divertido del mundo del yoga

Respirar manteniendo Uddiyana implica hacer uso de la respiración diafragmática

Relacionado

Respira como un yogui

Adho: Hacía Abajo. Mukha: Cara. Svana: Perro. Asana: Postura.

Relacionado

Diccionario Yogui. Primera Parte.

Descubriendo el lado más yogui del gimnasta Rubén López

Relacionado

Descubriendo el lado más yogui del gimnasta Rubén López

Los mejores vídeos