¿Puedo hacer yoga si tengo alguna enfermedad?

Hay un tipo de yoga para cada persona y para cada momento de la vida
Yolanda Vázquez Mazariego -
¿Puedo hacer yoga si tengo alguna enfermedad?
¿Puedo hacer yoga si tengo alguna enfermedad?

La idea general es que el yoga es apto para todo el mundo, a cualquier edad y con cualquier condición física, pero siempre nos queda la duda de si se puede hacer yoga cuando se padece alguna enfermedad crónica o aguda.

La doctora Melinda Ratini, de WebMD, ha publicado un interesante artículo sobre este tema y hemos querido compartirlo con YogaFit.es:

Existen muchos tipos de yoga, desde el hatha yoga, más tranquilo hasta el power yoga de alta intensidad. Todos los tipos de yoga requieren un entrenamiento y conexión mente-cuerpo. Pueden ayudar a relajar, aumentar la concentración, ganar flexibilidad y fuerza. El yoga también puede mejorar el estado de ánimo.

¿Puedo hacer yoga si tengo alguna enfermedad?

¿Puedo hacer yoga si tengo alguna enfermedad?

A pesar de que hay mucha información en internet, artículos, vídeos, libros y DVD instructivos sobre yoga, vale la pena invertir en unas buenas clases con un buen profesor de yoga para aprender a hacer bien las posturas, llevar la respiración y corregir en caso de que detecte errores, lesiones u otros problemas.

El yoga en occidente es tan variado, que es raro no encontrar un tipo de yoga que se adapte a las necesidades y condición física de cada persona.

¿Puedo hacer yoga si tengo alguna enfermedad?

¿Puedo hacer yoga si tengo alguna enfermedad?

A las personas deportistas, el yoga les puede parecer poco intenso o aburrido si no dan con el tipo de yoga adecuado, pero si preguntan en la escuela de yoga, les pueden recomendar tipos de yoga como Ashtanga, Power Yoga, Hot Yoga o Vinyasa más físicos, en los que van a terminar sudando y con agujetas al día siguiente.

Es bueno probar al menos un mes, un par de clases semanales y mantener una actitud abierta, para dejar tiempo a que surgan los numerosos beneficios físicos y mentales que aporta el yoga, y que también se van a notar en la mejora del rendimiento deportivo, y en la vida diaria.

¿Es bueno hacer yoga si tengo una enfermedad o problema de salud?

El yoga es una gran actividad física para todas las personas y hay pocas enfermedades en las que no esté recomendado hacer yoga.

Incluso en algunas enfermedades o condiciones que debilitan como durante los tratamientos de cáncer, se pueden encontrar clases de yoga especificas para personas con cáncer, que van a ayudar con los efectos secundarios, y que no requieren un gran desgaste de energía, ayudan a encontrar la calma y a superar la enfermedad.

Publicidad

Yoga para personas con diabetes, hipertensión, colesterol alto o enfermedad cardíaca

Son las epidemias de nuestra sociedad, y se originan por la alimentación inadecuada rica en azúcares y grasas poco saludables y el sendentarismo actual, en general.

El yoga para la salud cardiovascular es un ejercicio interesante, no requiere una buena condición física y se adapta bien a personas no deportistas.

¿Puedo hacer yoga si tengo alguna enfermedad?

¿Puedo hacer yoga si tengo alguna enfermedad?

El yoga te puede ayudar ante los problemas cardiovasculares porque te da fuerza, flexibilidad y a conseguir mayor conciencia mente-cuerpo.

También deberías hacer ejercicio aeróbico suave como caminar, andar en bicicleta o nadar, u optar por combinar yoga suave como yin yoga con algún yoga más intenso como el vinyasa que se hace con movimientos fluidos.

Algunas posturas de yoga te pueden ayudar a mejorar la condición cardiovascular, otras no son tan adecuadas. Por ello es conveniente que comentes al profesor de yoga tu problema o enfermedad para que te pueda indicar que posturas te benefician y cuales te pueden perjudicar.

Yoga para personas con artritis

La artritis suele cursar con dolor e inflamación, además de rigidez en las articulaciones. El yoga puede ayudarte a mantenerte flexible y fuerte sin producir daño o dolor en las articulaciones.

El yoga es una gran ayuda para la espalda, y hay asanas muy beneficiosas para calmar el dolor de espalda, prevenir lesiones y mejorar las ya existentes.

¿Puedo hacer yoga si tengo alguna enfermedad?

¿Puedo hacer yoga si tengo alguna enfermedad?

Además, una sesión de yoga por la mañana facilita el movimiento y puede ser una buena forma de empezar el día, movilizando el cuerpo y evitando la rigidez desde primera hora de la mañana.

También puedes incluir una pequeña secuencia de yoga antes de empezar tu deporte favorito. Es un buen calentamiento para prevenir lesiones y ayudarte a empezar bien el entrenamiento.

Si además añades que el yoga ayuda a mantener el equilibrio cuerpo y mente, te ayudará a sobrellevar el dolor y la problemática de las diferentes clases de artritis.

Publicidad

Yoga en el embarazo

Aunque el embarazo no es una enfermedad, es una etapa en la vida de la mujer, el yoga puede ayudar con las molestias del embarazo, reducir el dolor de espalda, la retención de líquidos, ayudar a mantener el peso, aceptar los cambios y prepararse para el parto y mejorar el estado emocional ante los altibajos hormonales y el parto.

¿Puedo hacer yoga si tengo alguna enfermedad?

¿Puedo hacer yoga si tengo alguna enfermedad?

Durante el embarazo deberías ir a una clase de yoga prenatal, especialmente si no has hecho yoga antes. Si ya has hecho yoga antes, avisa al profesor antes de empezar la clase de tu embarazo para que te avise qué posturas no deberías hacer estando embarazada. Y antes de ir a yoga, debes hablar con tu doctor y consultarlo.

A lo largo del embarazo tendrás que ir ajustando la clase de yoga a tu cuerpo, según vaya aumentando la barriga y cambie el centro de gravedad.

Después del primer trimestre , no debes hacer poses tumbada bocaabajo.

Al final del embarazo las hormonas hacen el cuerpo de la mujer más flexible, para facilitar el trabajo del parto, pero no trates de estirar más porque tienes más riesgo de lesión.

Tampoco debes hacer ningún tipo de Yoga en 'calor', como Hot Yoga o Bikram durante el embarazo.

¿Puedo hacer yoga si tengo alguna enfermedad?

¿Puedo hacer yoga si tengo alguna enfermedad?

Yoga para el cáncer

Los beneficios del yoga durante el tratamiento y después del cáncer son principalmente psicológicos, una ayuda para sobrellevar los efectos secundarios, aumentar la autoestima y mejorar el estado de humor.

Ante una enfermedad tan dura, el yoga debe ser un momento de relax, no de trabajo físico extenuante. Hay clases de yoga para el cáncer, con profesores especializados que conocen la enfermedad, las posturas y la respiración más indicada.

IMPORTANTE: Ante cualquier enfermedad, debemos consultar con nuestro médico y el especialista el tipo de ejercicio, dieta u otro tratamiento que queramos hacer. También se debe preguntar si hacer yoga es adecuado o no en nuestro caso. El médico es la persona que conoce la enfermedad y sabe si el yoga u otra actividad, te puede ayudar o perjudicar.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar

Los beneficios del yoga son muchos y la ciencia los respalda

Te recomendamos

La promoción es válida para toda la gama de Ducati y Ducati Scrambler 2019 antes del ...

Las claves de suplementación para conseguir un óptimo maratón y ayudar a tu cuerpo a ...

Descubre las ideas y acciones de compañías como ING, Basf o Mutua Universal....

La duda es más que razonable, pocos saben qué vehículo adquirir para tener menos rest...

Tan importante como cuidar los aspectos nutricionales y pensar bien el tipo de entren...

New Balance lanza una colección edición especial para el maratón de Nueva York, así s...