Todo sobre el tratamiento del esguince de tobillo

Si corres por la montaña, juegas al fútbol o al voleibol es probable que ya sepas lo que es un esguince: así te lo curas y lo evitas.

Alejandro Sánchez Abril y Vanesa Pascual Igual / Fotos Carlos Fuertes

Todo sobre el esguince de tobillo
Todo sobre el esguince de tobillo

El equipo de SPORT LIFE trabaja para mantenerte en forma e informado y te necesita. Hazte Prémium por 1 € al mes pinchando aquí (primer mes gratis) y estarás apoyando nuestro periodismo, a la vez que disfrutas de artículos exclusivos, navegación sin anuncios y contenidos extra.


 

La articulación del tobillo es la primera articulación que soporta el peso del cuerpo y por compresión absorbe el impacto procedente del suelo, es por ello que los esguinces de tobillo son una de las lesiones más frecuentes tanto entre deportistas como entre el resto de la población mientras realiza actividades cotidianas, concretamente, el tipo más común es el esguince por inversión, el cual se produce por una supinación excesiva y el tobillo lleva su rango de movimiento más allá de sus límites normales de movilidad, produciendo así una enorme elongación de los ligamentos, que pueden llegar hasta a desgarrarse o incluso a producir luxaciones entre los huesos del pie, pudiendo llegar a la rotura del maléolo en el peor de los casos.

Los factores que aumentan la posibilidad de sufrir este tipo de lesión, son la práctica de deportes como voleibol, trail running, fútbol, ya que principalmente se dan por cambios rápidos de dirección, saltos con una mala recepción, o al transitar por superficies irregulares.

Aunque como hemos dicho anteriormente puede aparecer por un mal gesto durante nuestra actividad cotidiana, por ejemplo, por llevar un mal calzado.

También hay mayor probabilidad de sufrir un esguince por lesiones anteriores mal curadas, o por la falta de tono muscular en la zona.

Correr monte
Carreras de montaña, una de las principales causas

GRADOS

  • Grado I: Leve. Sobreestiramiento de ligamento. La persona afectada puede caminar con facilidad. (Periodo de reposo: De 1 a 2 semanas).
  • Grado II: Moderado. Puede haber rotura parcial de ligamento. Mayor dolor que en grado 1, puede presentar inestabilidad. (Periodo de reposo: De 3 a 6 semanas).
  • Grado III: Grave. Rotura completa de ligamento, con posibilidad de luxaciones o fracturas óseas. Articulación muy inestable, por lo que la persona afectada ya no puede apoyar el pie. (Periodo de reposo: Alrededor de 8 semanas).

SÍNTOMAS

  • Crujido de la articulación en el momento en que se produce la lesión.
  • Inestabilidad de la articulación.
  • Dolor al apoyar y a la palpación.
  • Inflamación.
  • Limitación en el movimiento y rigidez.
  • Hematoma y derrame.
  • Aumento de temperatura en la zona afectada.
Esguince11
 

INCIDENCIA Y PREVALENCIA DEL ESGUINCE DE TOBILLO

Múltiples estudios hablan de una alta tasa de lesiones recurrentes e inestabilidad crónica en pacientes que sufren un solo esguince de tobillo, y hasta el 40% de las personas que sufren un esguince lateral de tobillo notan síntomas y molestias persistentes, esguinces recurrentes e inestabilidad lateral crónica de tobillo.

PREVENCIÓN DEL ESGUINCE DE TOBILLO

Existen diferentes medidas de prevenir la lesión, por ejemplo, hacer uso de vendajes  funcionales o tobilleras durante la práctica deportiva, utilizar un calzado adecuado a la actividad.

Aunque las mejores medidas preventivas son los ejercicios de fortalecimiento, coordinación y propiocepción de toda la musculatura de alrededor de la articulación del tobillo.

¿CÓMO TRATAR UN ESGUINCE DE TOBILLO?

Lo principal es acudir a un centro médico para determinar un diagnóstico, generalmente, lo primero que se hace es descartar una posible fractura ósea por medio de una radiografía, aunque lo ideal, según la magnitud de la lesión sería hacerse una resonancia magnética, puesto que en esta prueba se puede evaluar realmente la gravedad de la lesión, ya que, se puede ver con claridad el estado de todas las estructuras (ligamento, tendón, hueso, músculo)

 Dependiendo del grado de la lesión y si la persona es más activa o más pasiva, durante la fase más aguda del esguince es recomendable desplazarse con muletas, mantener el miembro elevado, guardar cierto reposo, pero tratando de ir movilizando poco a poco, y aplicar frío a la zona lesionada, pero en vez de colocarnos en el tobillo la típica bolsa de hielo sin más, lo que debemos hacer es sumergir el pie hasta que cubra bien la articulación del tobillo en un cubo con agua fría y una generosa cantidad de cubitos de hielo a la vez que realizamos pequeños movimientos circulares, laterales, adelante, atrás, durante unos 15 minutos, puesto que, esto favorece la recuperación de los tejidos. (Aproximadamente durante los dos primeros días).

ALLL
 

Seguidamente, lo más recomendable es acudir a un fisioterapeuta para comenzar una rehabilitación adecuada, ya que, es muy importante recuperar al 100% para que no queden secuelas.

El trabajo de recuperación tiene que ser un trabajo conjunto entre el fisioterapeuta y el paciente/deportista. Tiene que ser un trabajo activo en la medida de lo posible, de esta manera, el proceso de recuperación es mucho más efectivo.

Para ello, centraremos nuestra recuperación en:

  • Tratar de ir empezando a movilizar la zona lo antes posible, incrementando la actividad del tobillo siempre de forma progresiva, ya que, el reposo y la inmovilización completa lo único que harán será hacer que perdamos tono muscular y debilitar las estructuras, con lo cual, seremos más vulnerables a lesiones, y costará más volver a sentirnos como estábamos antes de la lesión.
  • Hacer contrastes de agua fría y agua caliente, lo idóneo es coger dos cubos, uno de agua caliente y otro de agua fría con hielos, y sumergir el pie alternativamente en uno y en otro, aproximadamente 1 minuto en cada uno (terminando con agua fría).
  • Hacer drenajes ascendentes con el miembro afectado elevado para ir reduciendo el edema.
  • Para reducir la inflamación, también podemos recurrir a medios caseros, por ejemplo, podemos aplicar una pasta antiinflamatoria, que ayuda a la absorción del edema, la cual, fabricaremos de la siguiente manera: cogemos arcilla roja, árnica para infusionar y vinagre de vino tinto. Hacemos una masa de arcilla con la infusión  de árnica y la arcilla, y luego le ponemos un chorrito de vinagre. Pondremos la arcilla en la zona afectada y taparemos con film transparente el máximo tiempo posible.
  • Realizar ejercicios enfocados a restablecer la funcionalidad de la articulación, a ganar de nuevo el rango de movimiento y a fortalecer las estructuras. A continuación, os proponemos una progresión que os ayudará a lograrlo:

En los primeros días podremos hacer ejercicios de movilidad (es recomendable hacer los ejercicios descalzo):

  • Flexión-extensión de tobillo sobre plataforma semicilíndrica.
esguince tobillo plataforma semicilindrica
 
  • Movimiento en cruz (adelante-atrás y eversión-inversión) sobre plataforma circular inestable.
Bosu
 
  • También es interesante hacer ejercicios en piscina, ya que no hay impacto apenas (andar marcando bien el movimiento de pisada entrando con el talón y dándole salida por los dedos, andar de puntillas, pequeños saltos de puntillas, andar de talones).

Seguidamente podremos ir fortaleciendo poco a poco:

  • Realizando tracciones hacia el exterior con banda elástica.
Gomas
 
  • Realizando extensiones del pie con banda elástica.
Gomas 2
 
  • Realizar flexiones del pie ofreciendo resistencia con el otro pie.
esguince tobillo resistencia con pie
 
  • Se puede utilizar también el foam roller para descargar y quitar tensiones en la cadena posterior (gemelos, isquiotibiales, glúteo...)

Una vez que hemos ido trabajando con esa resistencia progresiva y se han ido produciendo ligeras adaptaciones, será muy importante que nos centremos en trabajar la fuerza de las estructuras que rodean la articulación del tobillo, como es el caso de peroneos, tibial anterior, sóleo y gemelos, por supuesto, es necesario trabajar todo el tren inferior para evitar descompensaciones, para ello realizaremos ejercicios combinando fuerza, de propiocepción y algo de pliometría:

  • Tracciones para Peroneos hacia el exterior con banda elástica (fuerza).
  • Splits frontales sobre bosu (propiocepción).
esguince tobillo splits
 
  • Media sentadilla isométrica a una pierna sobre bosu (propiocepción).
Media sentadilla
 
  • Contracciones de Tibial Anterior con “THE TIB BAR”(fuerza): El aparato The Tib Bar es un elemento fundamental a la hora de fortalecer el tibial anterior, ya que es un músculo que generalmente está poco entrenado y tiene un papel fundamental a la hora de darle estabilidad al pie.
Banco 01
 
  • Extensión de Cuádriceps con “THE TIB BAR” (fuerza), el movimiento es el mismo que haremos con la máquina extensora de cuádriceps, pero este elemento nos brinda todas las ventajas del entrenamiento con peso libre.
Banco 02
 
  • Contracción de Gemelos con banda elástica (fuerza).
Puntillas
 
  • Multisaltos reactivos de gemelos (pliometría).
Multisaltos
 
  • Skipping estático con pie cargado y reactivo (pliometría).
Caminante
 

-Por último, y no por ello menos importante, aparte de todos lo mencionado anteriormente, también es fundamentar para la restauración de los tejidos un buen descanso (dormir 7-8 horas diarias).

FASES DE EVOLUCIÓN PARA LA RECUPERACIÓN MEDIANTE TRATAMIENTO DE FISIOTERAPIA

A continuación, os mostramos una secuencia tipo para conocer como un fisioterapeuta organizaría las sesiones de rehabilitación y sus objetivos enfocada a la recuperación de un deportista, aunque es muy importante recalcar que todo esto son pautas generales, por lo que para un correcto tratamiento y recuperación hay que acudir a un profesional para personalizar dichas pautas:

FASE INFLAMATORIA (primeras 0/24-48 horas)

0/24 horas:

  • Control del hematoma y de la inflamación: Inmovilización adecuada (en función de la lesión), crioterapia y vendaje compresivo.

¿Inmovilización o no inmovilización?

La inmovilización provoca atrofia, aumenta la inflamación, disminuye la capacidad curación (no hay mecanotransducción) y dificulta la recuperación posterior, por ello, hay que ser muy selectivos con ella.

24/48 horas:

  • Masaje descontracturante, presiones continuas.
  • Técnica de drenaje: Masaje drenante sobre la zona, electroestimulación, vibroterapia,, electrólisis intratisular.
  • Controlar la inflamación y el hematoma: Inmovilización, crioterapia, compresión.
  • Trabajo complementario adaptado a la lesión:
    • Trabajo preventivo (excéntricos, estiramientos, propioceptivos, ejercicios compensatorios…)
    • Mejorar o mantener la condición física: Core, resistencia, fuerza de musculatura no implicada.
ESGUINCE
 

FASE REGENERATIVA/ REPARATIVA

- Día 3-7:

Hay que controlar la tensión de la matriz extracelular para evitar la aparición de fibrosis: Tratamiento manual, estiramientos.

Buscamos una cicatriz funcional.

Objetivos de esta fase:

  1. Aumento de la vascularización para mejorar el drenaje .
  2. Estímulo de la regeneración y reparación: Isométricos en distintos ángulos, estiramientos analíticos pasivos y fasciales, técnicas invasivas.
  3. Normalizar la coordinación intramuscular y activación: Ejercicios concéntricos.
  4. Entrenamiento de la coordinación intramuscular: reproducir gestos funcionales.
  5. Controlar la tensión de la cicatriz: masaje descontracturante, punción seca, inducción miofascial, estiramientos fasciales.
  6. Evitar adherencias con tejidos vecinos: inducción fascial, despegue de tabiques, neurodinamia.
  7. Control de la inflamación provocada con el tratamiento: crioterapia, vendaje compresivo.
  8. Trabajo complementario.

Día 7-14: Fase de aumento de tejido cicatrizal.

Objetivos:

  • Aumento de vascularización: termoterapia.
  • Cyriax baja intensidad para aumentar la plasticidad.
  • Mejorar la resistencia del tejido en proceso de reparación: Inicio del trabajo excéntrico.
  • Trabajo de la fuerza y de la coordinación, intra e intermuscular.
  • Progresar con los puntos 5, 6, 7 y 8 de la fase anterior.

Día 14- 21: La cicatriz resiste fuerzas de intensidad alta y al final de esta fase puede tolerar la pliometría.

Objetivos: progresar con los objetivos anteriores aumentando las cargas, la fuerza de intensidad y velocidades máximas.

Masaje
 

FASE MADURATIVA

Día 21 hasta 6-8 semanas: El tejido resiste cargas excéntricas máximas, pliometría, pero este tejido aún debe madurar por lo que debemos seguir controlando y lograr el equilibrio en el tejido conectivo.

Objetivos:

  • Aumento de la vascularización.
  • Aumento de la plasticidad de la cicatriz.
  • Conseguir  resistencia muscular a la competición: incorporación progresiva a los entrenamientos  en cuanto a la intensidad y tiempo.
  • Control de la tensión de la cicatriz: masaje descontracturante, electroestimulación descontracturante, punción seca, estiramientos, analíticos y fasciales.
  • Evitar adherencias con tejidos vecinos.
  • Mejorar la flexibilidad del tejido cicatrizal.
  • Inicio del trabajo preventivo.

Notas:

  • Esta evolución está enfocada a deportistas.
  • No pasamos de fase y progresamos hasta que la fase anterior se realice de forma asintomática.
  • Hay que individualizar a cada deportista.

 

VENDAJE FUNCIONAL PARA ESGUINCE DE TOBILLO

Ante un esguince leve, según la situación se puede seguir realizando la actividad y más si estamos en caliente, también puede darse el momento en el que tras haber pasado la lesión, necesitemos de un vendaje funcional a la hora de empezar de nuevo con la actividad física con la finalidad de reforzar la articulación durante dicha práctica.

Para ello, os vamos explicar una secuencia detallada de como realizar un vendaje funcional muy sencillo y que nos resultará muy útil.

  • Con el pie limpio y seco, lo mantenemos en ángulo de 90 grados respecto a la tibia (evitando la flexión dorsal y la flexión plantar).
  • Colocamos una tira de esparadrapo por encima de la articulación del tobillo rodeando Tibia y Peroné.
  • Buscando llevar el pie ligeramente hacia la eversión (hacia fuera).
  • Pegamos la cinta de esparadrapo en la cara interna de la pierna y le damos tensión para que nos fije bien el pie, seguidamente la pasamos por debajo de la planta del pie y nos la llevamos hacia la cara externa tratando de corregir la posición en la que nos lesionamos, por eso empezamos el vendaje por dentro y lo llevamos hacia fuera.
esguince tobillo vendaje 4
 
  • Seguidamente colocamos una tira en la parte exterior del empeine y tensamos , llevando el esparadrapo por detrás del tendón de Aquiles y la fijamos en la cara interna del empeine.
esguince tobillo vendaje 5 vista externa
 
esguince tobillo vendaje 5 vista interna
 
  • Para terminar, cerraremos el vendaje por arriba y por abajo.
esguince tobillo vendaje 6 cierre arriba
 
esguince tobillo vendaje 6 cierre abajo
 
  • Para darle más fuerza al vendaje funcional, podemos hacer una o dos pasadas recurrentes sobre los puntos que habíamos hecho anteriormente.
Vendaje
 

CONSEJOS NUTRICIONALES

Para favorecer la recuperación, tenemos que tratar de reducir la ingesta de alimentos proinflamatorios, por ejemplo, leche de vaca, harinas refinadas, alimentos procesados, trigo, carnes rojas, azúcar…

Por otra parte, será muy recomendable añadir a nuestra dieta alimentos remineralizantes (que no inflamen) para regenerar con calidad los tejidos dañados, en este caso, añadiremos alimentos ricos en omega 3 como pescados salvajes, semillas, brócoli, cúrcuma, vitamina C, granada, o frutos secos al natural como nueces, anacardos.

Archivado en:

Ejercicios básicos de CrossFit para la agilidad y movilidad del tobillo

Relacionado

Ejercicios básicos de CrossFit para la agilidad y movilidad del tobillo

Eguince de tobillo

Relacionado

Lesiones: el esguince de tobillo

Los mejores vídeos