Calmantes naturales para el dolor de rodilla

¿Qué puede hacer el vinagre de sidra de manzana, la yema del huevo o la cúrcuma por mis rodillas? Mucho más de lo habías imaginado...

Redacción Sport Life

Espectacular calmantes naturales para el dolor de rodilla
Espectacular calmantes naturales para el dolor de rodilla

Según las últimas estimaciones, 1 de cada 4 adultos en España padece alguna enfermedad reumática que le produce dolor crónico. Este número traducido en cifras, ronda los 11 millones de personas en nuestro país según un estudio de la Fundación Española de Reumatología realizado en 2016.

Independientemente de la causa, el dolor de rodilla no solo es limitante en tu rutina diaria, sino que también puede dificultar funciones básicas como dormir o caminar.

La solución lógica es acudir al médico o pedir un medicamento de venta libre en la farmacia que alivie el dolor. En cualquier caso, lo más probable es que acabemos con algún tipo de analgésico a base de paracetamol o un antiinflamatorio no esteroideo (AINE), como la aspirina o el ibuprofeno. Si bien es una solución que nos proporcione un poco de alivio del dolor, con el tiempo podrían presentar efectos secundarios negativos.

Afortunadamente, existen una gran cantidad de tratamientos naturales y sin efectos secundarios para el dolor de rodilla que seguramente ya tenemos por la despensa de casa.

El vinagre de sidra de manzana, los huevos, el hielo e incluso la cúrcuma se han utilizado para proporcionar un alivio rápido y efectivo del dolor de rodilla, sin todas las desagradables complicaciones de los medicamentos antiinflamatorios.

 

1. Vinagre de sidra de manzana

Un remedio natural poco común para el dolor de rodilla, este vinagre contiene altas concentraciones de ácido acético, un compuesto conocido por aumentar la absorción de calcio y promover la alcalinización interna una vez metabolizado. No solo eso, también contiene varios antioxidantes potentes, incluidos compuestos fenólicos como quercetina, catequina y ácido clorogénico que pueden ayudar a aliviar la inflamación y, por lo tanto, reducir la hinchazón en las articulaciones inflamadas.

Vinagre de sidra de manzana para aliviar el dolor de rodilla
Vinagre de sidra de manzana para aliviar el dolor de rodilla

Por lo tanto, si bien no hay evidencia directa que vincule el vinagre de sidra de manzana con el tratamiento del dolor de rodillas o articulaciones, hay suficiente ciencia detrás de las afirmaciones para que valga la pena intentarlo.

Bebe al menos 1 o 2 cucharadas de vinagre de sidra de manzana 100 % crudo, sin filtrar, en agua, una o dos veces al día.

*Nota importante
Si eres una persona que sufre de ciertos problemas estomacales como reflujo gastroesofágico, problemas con la digestión, gastritis, no es conveniente este remedio para tí. La acidez del vinagre podría agravar los síntomas.

 

2. Yemas de huevo

Los huevos contienen altas concentraciones de colágeno, particularmente en la yema y en la membrana de la cáscara (esa 'telilla' incolora parecida al pegamento en el interior de la cáscara).

El colágeno es una de las formas más efectivas de mejorar la movilidad de las articulaciones, reducir la hinchazón y aliviar el dolor.

Yema de huevo para calmar el dolor de rodilla
Yema de huevo para calmar el dolor de rodilla

En un estudio en el que a los pacientes que sufrían de artritis reumatoide (una causa común de dolor de rodilla) se les administró colágeno tipo 2 de pollo, casi todos tuvieron una mejora significativa en los síntomas y 4 pacientes tuvieron una remisión completa de la enfermedad. Así, en otro estudio más reciente, los pacientes con osteoartritis de la rodilla mostraron una mejora del 40 % en el dolor y otros síntomas después de 90 días de suplementación con colágeno tipo 2 sin desnaturalizar, un mejor resultado que muchos otros tratamientos farmacológicos comunes.

El problema es que, normalmente, estas proteínas de colágeno que sostienen las articulaciones en los huevos se desnaturalizan cuando se cocinan. Pero, en lugar de pensar en elegir comer huevos crudos, hay una solución más fácil: ponerlos directamente sobre las rodillas.

Cómo hacer un remedio natural a base de yema de huevo

  1. Abre un huevo orgánico de gallinas camperas y separa la clara de la yema. 
  2. A continuación, raspa la membrana del interior de la cáscara del huevo; recuerde que esto también contiene mucho colágeno.
  3. Mezcla la membrana y la yema de huevo en un tazón pequeño, junto con una pizca de sal marina sin refinar o sal rosa del Himalaya (la sal sin refinar contiene magnesio que relaja los músculos y otros minerales esenciales), aplícalo sobre la rodilla afectada y séllala con papel film.
  4. Deja actuar la mezcla hasta por dos horas y repite varias veces al día hasta que el dolor desaparezca.

 

3. Cúrcuma

La curcumina, el ingrediente activo de la cúrcuma que le da ese espectacular color naranja intenso, es uno de los remedios naturales más  estudiados.

En lo que respecta a la inflamación, los poderes de la curcumina son prácticamente inigualables: se ha demostrado que los suplementos orales de curcumina reducen drásticamente el dolor de rodilla relacionado con la osteoartritis y han mostrado una fuerte actividad antiinflamatoria en cientos de estudios.

Curcuma para aliviar el dolor de rodilla
Curcuma para aliviar el dolor de rodilla

La forma más fácil de aprovechar los poderes calmantes para las rodillas de la curcumina es simplemente ingerir un suplemento de curcumina de alta calidad. Si no te convence, simplemente asegúrate de incluir cúrcuma en tu dieta, ya sea fresca o seca, es una gran especia.

Archivado en:

Receta de Sopa Fría de Remolacha, Manzana y Yogur a la Cúrcuma

Relacionado

Receta de Sopa Fría de Remolacha, Manzana y Yogur a la Cúrcuma

Entrenamiento para acabar con el dolor de rodilla

Relacionado

Entrenamiento para acabar con el dolor de rodilla

Todo lo que necesitas saber sobre la cúrcuma, un antiinflamatorio y antioxidante natural

Relacionado

Todo lo que necesitas saber sobre la cúrcuma, un antiinflamatorio y antioxidante natural

Nuestros destacados