Probamos el tope de gama de Polar: Vantage V2

Diseñado para los que se toman el entrenamiento en serio y los aficionados de buen nivel, controla tu estado de forma y tu recuperación.

Probamos el tope de gama de Polar: Vantage V2
Probamos el tope de gama de Polar: Vantage V2

No había pasado mucho tiempo desde la presentación del Polar Grit-X, el GPS multideporte diseñado para el deporte outdoor, cuando Polar nos ha vuelto a sorprender con un producto que aprovecha toda su funcionalidad y añade además funciones extra. Se trata del Polar Vantage V2, el heredero del hasta entonces tope de gama Polar Vantage V, concebido con los multideportistas en mente y todos los que se toman el entrenamiento más en serio. Hemos tenido la oportunidad de usarlo a fondo y aquí os lo contamos.

En test: Polar Vantage V2

Lo que más nos ha gustado: sus test

Los test del Polar Vantage V2 te dan una idea real de tu estado de forma y su evolución. Son un importante plus porque te permite establecer tus zonas de pulsaciones y potencia para seguir progresando, ya que estos datos van cambiando con tu entrenamiento. Puedes hacerte pruebas muy sencillas, en casa, que por medio de la variabilidad cardiaca o de la altura que logras al saltar, te dan una idea bastante precisa de tu forma y de tu recuperación, y puedes hacerte test en exteriores, que analizan tu rendimiento en plena acción. 

- El Running Test, una prueba incremental en la que empiezas trotando muy suave y acabas cuando ya no puedes mantener el ritmo, es uno de nuestros favoritos. Es una prueba intensa en la que el Polar te va guiando en todo momento, que te hará comenzar a una velocidad comodísima y que te hará ir acelerando poco a poco cada vez. Sus pitidos te indican si vas en el ritmo que tienes que ir y al terminarlo, si haces el máximo... ¡acabas muerto! Con él estimas tu VO2 máximo, tu frecuencia cardiaca máxima, tu velocidad aeróbica y tu potencia aeróbica. Por cierto, la potencia es uno de esos datos que engancha y el Vantage V2 es de los pocos dispositivos del mercado que cuenta con medición de la potencia en running sin la necesidad de llevar sensores externos. Ahora muchos días en lugar de fijarnos en las pulsaciones o en el ritmo de carrera nos fijamos en la potencia, e intentamos mantenerla independientemente de si vamos en subida o en bajada. Es la mejor forma de que tu rendimiento no se venga abajo en pruebas largas.

El running test comienza con un calentamiento, sigue con incrementos de intensidad y acaba cuando ya no puedes seguir aumentando el ritmo ni las pulsaciones.
El running test comienza con un calentamiento, sigue con incrementos de intensidad y acaba cuando ya no puedes seguir aumentando el ritmo ni las pulsaciones.

En las tres imágenes de arriba, la primera de la izquierda corresponde al calentamiento, ahí íbamos a 122 pulsaciones...qué facil parecía... En la imagen central, un pantallazo en pleno test, rodando a 4'18" y ya con 175 pulsaciones (deberíamos ir a 4'00" pero el Vantage V2 te da un margen y todavía estábamos en la zona azul clara, que da por bueno tu ritmo). En la derecha, el pantallazo final de las máximas reales...¡200! Con esa cifra se recalculan tus zonas de entrenamiento, si tú quieres.

Nos gusta mucho también que puedas hacer un test máximo, para esos días en los que quieres 'darlo todo' y buscas conocer tus máximas pulsaciones, o uno submáximo, cuando no quieres acabar al límite de tus fuerzas, del que también se puede inferir cuál sería tu máximo rendimiento aunque no sea el absoluto.

- Con el Cycling Test también tendrás interesantísimos datos para seguir mejorando como ciclista, como tu potencia relativa (W/kg), potencia máxima, el VO2 máximo, la potencia media y el FTP que es uno de los datos en el que se basan todos los entrenamientos por potencia. Para hacerlo, a diferencia de lo que pasa con el test de running, necesitas que tu bici tenga sensor de potencia. Igual que el running test, es una prueba incremental que puedes hacer en 60 minutos y de la que el Vantage V2 ofrece también versiones de 20, 30 y 40 minutos, para cuando no tienes tanto tiempo.

polar vantage v2 test cycling
Un ejemplo con el Cycling Test de 20 minutos, que extrapola los resultados al estándar de 60', para cuando no tienes tanto tiempo.

- El Leg Recovery Test es una prueba sencilla y sorprendente por su utilidad. Con una secuencia de tres saltos, guiados por los pitidos del Polar, es capaz de saber si estás en uno de esos días en los que tienes las piernas pesadas y no estás del todo recuperado o si por el contrario tus músculos están frescos y puedes 'darle caña' a tope. Para que te conozca bien el Vantage V2 has de hacer tres test, y en el cuarto ya tiene una referencia de tus saltos para poder darte los datos con precisión.

El 'Leg Recovery Test' te guía para hacer tres saltos y en función de las alturas alcanzadas estima si estás bien recuperado.
El 'Leg Recovery Test' te guía para hacer tres saltos y en función de las alturas alcanzadas estima si estás bien recuperado.

No son nuevos el test ortostático ni el fitness test, pero no dejamos de afirmar que son interesantísimos también y de la máxima utilidad. Se basan en la variabilidad cardiaca, el intervalo de tiempo que hay entre tus latidos, que no es una cifra regular como se podría pensar, sino que experimenta cambios y esos cambios indican con mucha precisión tu condición física.

Nueva es la pantalla de resumen semanal, motivadora al permitirte ver las sesiones que has hecho, el tiempo, todas las sesiones de cada actividad y una gráfica de color que representa las zonas de intensidad. Pulsando el botón rojo desde esta pantalla entras en los detalles de cada una de tus sesiones.

La pantalla de resumen semanal te muestra de un vistazo tus logros de los últimos 7 días.
La pantalla de resumen semanal te muestra de un vistazo tus logros de los últimos 7 días.

Una herramienta muy 'pro'

Nada más sacarlo de la caja ya notas que es un producto prémium de calidad, la caja de aluminio de calidad aeroespacial se percibe robusta y los botones metálicos con relieve tienen un tacto sólido. Su autonomía también indica que está hecho para 'pros', hasta 100 horas en modo ahorro, que son 40 horas con la máxima precisión del GPS y tomando datos cada segundo. La nueva caja de aluminio potencia la señal GPS y puedes elegir entre captar GPS + Glonass, GPS + Galileo o GPS + QZSS.

La calidad del Polar Vantage V2 se nota nada más verlo y tocarlo.
La calidad del Polar Vantage V2 se nota nada más verlo y tocarlo.

Cuando entrenas sistemáticamente también apreciarás su función Hill Splitter, que detecta las subidas y las bajadas automáticamente para no tener que volver a marcar un lap con tus entrenamientos de cuestas nunca más. No solo eso, es que luego en casa, entrando en Polar Flow, tienes un análisis pormenorizado de pulsaciones, pendiente, tiempos, potencia...de cada una de tus subidas y bajadas. ¡Buenísimo!

polar vantage v2 hillsplitter
Hill Splitter detecta las cuestas automáticamente, separando las subidas de las bajadas.

También apreciamos sus recordatorios de hidratación y de nutrición, su función FuelWise, con la ventaja de que pueden ser fijos o adaptativos y en este último caso el reloj te dice cuándo deberías beber o comer, espaciándolo más o menos según varíe la intensidad del esfuerzo.

Muy profesionales igualmente son sus funciones Training Load Pro y Recovery Pro.  La primera hace una valoración de la sobrecarga que supone cada sesión en detalle y distingue entre carga cardiovascular, carga muscular y carga percibida, esa diferenciación es una interesante clave que otros dispositivos similares no hacen, y es que puedes hacer una sesión muy corta pero con mucha carga muscular de la que necesites una recuperación larga. Te sirve no solo para no pasarte sino también para saber cuando es momento de volver a hacer una sesión intensa.

En el caso de Recovery Pro, se combina la información de la carga de tus entrenamientos con la de tu descanso y tiene en cuenta también tu actividad diaria, así sabrás el momento en el que puedes volver a hacer deporte con intensidad, y cuando es mejor hacer una sesión suave.

En el agua el Polar Vantage V2 registra tus pulsaciones perfectamente mientras nadas, sin necesidad de banda de pecho y ademá 'sabe' qué estilo de natación estás realizando, la distancia que has recorrido y las brazadas que has dado. Útil también su registro de los tiempos de pausa, cuando te paras al inicio de tu largo para recuperar. Funciona igualmente bien en piscina, dándole la longitud del largo, y en aguas abiertas.

Su peso es de apenas 52 gramos, correa incluida, no lo notas al hacer deporte por mucho que muevas la mano. La ligereza además hace que su medición de pulsaciones sea más precisa, ya que el reloj se desplaza menos sobre tu muñeca.

Por el buen camino

La funcionalidad se implementó con el Grit-X y nos ha gustado desde entonces, nos referimos a su navegación giro a giro integrada con Komoot, la comunidad más grande de usuarios de rutas de aire libre. El Vantage V2 no muestra mapas en pantalla pero con sus indicaciones no te perderás fácilmente y es más sencillo que nunca tanto crear una ruta como subirla al reloj para poder seguirla.

El guiado de rutas es muy efectivo, con avisos cuando hay cambios de dirección
El guiado de rutas es muy eficaz y fácil de utilizar.

El seguimiento del sueño con Polar Sleep Plus es soberbio, diferenciando las fases del mismo y dándole una calificación a tu descanso y recuperación. Como dispositivo de medición de la actividad diaria es muy motivador, con una gráfica visible que te muestra tu movimiento. A corregir que a veces confunde tu actividad con los pasos y cuando, por ejemplo, montas en bicicleta o nadas, añade pasos que realmente no has dado, interpretando movimiento de tu muñeca con caminar. Nada grave, pero convendría que lo revisaran. Y puestos a hacer trabajar al genio de la lámpara que cumple nuestros deseos, una pantalla más grande no estaría nada mal. La actual tiene un borde negro de varios milímetros sin información, si la pantalla llegara hasta el borde metálico o casi, sería fantástico. 

En todo caso lo potente, completo e innovador de este dispositivo está por encima de sus inconvenientes y tiene multitud de funciones que nos dejamos en tintero y que puedes consultar en la noticia de la presentación del Polar Vantage V2 que hicimos cuando recibimos la muestra, antes de poder probarlo.

OK:

- Una herramienta que permite una mejora real de tu condición física.

- Sus nuevos test son precisos y muy motivadores.

- Muy ligero, solo 52 gramos.

- Máxima precisión en sus pulsaciones de muñeca, incluso en el agua, el mejor del mercado en ese aspecto.

KO:

- Nos gustaría que la pantalla llegara hasta el borde de la esfera del reloj, en lugar de quedar con un borde negro de varios milímetros.

- Las notificaciones no se reciben cuando estás entrenando. 

- Echamos de menos una función de vuelta al inicio de la ruta que permita seguir el track que hemos realizado, la que tiene actualmente te guía directo al comienzo.

 

Precio aprox. 499,90 € / 549,90 € con sensor de pulsaciones Polar H10

Consigue aquí el Polar Vantage V2

 

Archivado en:

Nuestros destacados