Los peligros del consumo de bebidas energéticas en exceso

El uso indiscriminado de bebidas energéticas puede acarrear problemas renales y cardiacos, como ha quedado patente tras un meticuloso estudio médico.

Redacción Sportlife/British Medical Journal

Los peligros del consumo de bebidas energéticas en exceso
Los peligros del consumo de bebidas energéticas en exceso

El equipo de SPORT LIFE trabaja para mantenerte en forma e informado y te necesita. Hazte Prémium por 1 € al mes pinchando aquí (primer mes gratis) y estarás apoyando nuestro periodismo, a la vez que disfrutas de artículos exclusivos, navegación sin anuncios y contenidos extra.


 

El consumo de bebidas energéticas, acompañadas de fuertes campañas de marketing, se ha extendido en la sociedad hasta considerarse casi como si se tratasen de un refresco más, expendiéndose con absoluta normalidad en bares, cafeterías y locales de ocio. Frente a esta tendencia la comunidad médica ha mostrado gran preocupación sobre los posibles efectos secundarios de estas bebidas.

Llegó el seguimiento

Hasta ahora se sospechaba que con la ingesta de algunas sustancias concentradas de las contenidas en la mayoría de estas bebidas energéticas (taurina, cafeína, teobromina, sales minerales…) se podría causar un cierto desequilibrio orgánico entre sus consumidores, pero no se había realizado estudio alguno sobre casos concretos.

El pasado 14 de abril, el BMJ (British Medical Journal) publicó el seguimiento del caso de un joven de 21 años que, durante los últimos 24 meses, había ingerido el contenido de 4 latas de una bebida energética a diario. El resultado de esta rutina terminó con el individuo en el servicio de urgencias después de experimentar 4 meses de dificultad para respirar al realizar cualquier esfuerzo, dificultad para respirar estando acostado (ortopnea) y pérdida de peso.

El estudio médico

El equipo que ha publicado el estudio en el BMJ ha presentado un caso de insuficiencia cardíaca bi-ventricular grave potencialmente relacionada con el consumo excesivo de bebidas energéticas en este individuo. La ecocardiografía transtorácica demostró función sistólica bi-ventricular gravemente deteriorada y trombos ventriculares bilaterales, confirmados posteriormente en la resonancia magnética cardíaca, que además no encontró edema, inflamación o fibrosis focal. Los análisis de sangre, la ecografía renal y la posterior resonancia magnética abdominal demostraron insuficiencia renal grave causada por una uropatía obstructiva crónica, de larga duración y no diagnosticada previamente. No había antecedentes médicos, familiares o sociales importantes, aparte de la ingesta excesiva de una bebida energética.

Bebidas energéticas
 

¿Peligrosas las bebidas energéticas?

Aunque esta publicación solo hace referencia a un caso aislado, los médicos aseguran que hay más procesos similares, existiendo más artículos de revisión sobre este mismo asunto.

Todo apunta a que la continua sobreestimulación del sistema nervioso simpático, como consecuencia de los estimulantes alcaloides (taurina, cafeína…) puede ser un factor determinante, amén de que estas bebidas incrementan la presión arterial y modifican el ritmo cardiaco.

person 3593664 1280
 

Las recomendaciones sobre el consumo de estas bebidas energéticas abundan en que se deben restringir a situaciones de esfuerzo (entrenamiento, competición…), acompañadas de una abundante hidratación (para evitar la concentración de sus componentes en nuestro organismo) y que, en ningún caso, deben reemplazar a una bebida o refresco cotidiano.

 

 

 

 

Archivado en:

Desecados, las auténticas barritas energéticas naturales

Relacionado

Desecados, las auténticas barritas energéticas naturales

Una bebida fermentada probiótica y con propiedades antioxidantes

Relacionado

¿Qué es el té kombucha? Bebidas fermentadas, alimentos para deportistas