¿Por qué ya no se recomienda hacer 5 ó 6 comidas al día?

Las tendencias nutricionales cambian apoyadas en la investigación y la práctica, nos lo cuentan Carlos Pérez y Néstor Sánchez, expertos en Ayuno Intermitente

¿Por qué ya no se recomienda hacer 5 o 6 comidas al día?
¿Por qué ya no se recomienda hacer 5 o 6 comidas al día?

El equipo de SPORT LIFE trabaja para mantenerte en forma e informado y te necesita. Hazte Prémium por 1 € al mes pinchando aquí (primer mes gratis) y estarás apoyando nuestro periodismo, a la vez que disfrutas de artículos exclusivos, navegación sin anuncios y contenidos extra.


Durante mucho tiempo se promulgó la idea de que si no mantenías tu cuerpo bien nutrido todo el tiempo, con un suministro de energía constante, tu metabolismo se ralentizaría, interpretando que te encontrabas en una situación de carencia alimentaria y se conectaba el 'modo ahorro', transformando el glucógeno en grasa como forma de almacén energético altamente eficiente. Eso es lo que nos decían los investigadores y eso es lo que todos los medios de comunicación promulgamos a los cuatro vientos. El caso es que desde hace unos años se ha comprobado que la cosa no es tan sencilla como parece y que la situación de nutrición constante podía suponer justo el resultado contrario del que estábamos buscando.

Como nos cuenta Yolanda Vázquez Mazariego, la solución la teníamos buscando unos cuantos millones de años atrás, cuando 'Homo' era cazador recolector, se alimentaba cuando podía cazar y pasaba largas horas sin llevarse nada a la boca y la adaptación de ese estilo de vida metabólicamente muy eficiente a la actualidad se llama ayuno intermitente. "El ayuno intermitente está muy de moda ahora, pero los ayunos llevan toda la vida con nosotros, al principio de la humanidad por necesidad, porque no había nevera y después la mayoría de las veces por motivos religiosos pero en el fondo esos motivos religiosos quizá lo que hacían era fomentar la salud. El caso es que desde 2016 con el premio Nobel Ohsumi se empezó a hablar de la autofagia, el mecanismo natural por el que nuestro cuerpo elimina pero recicla lo que no necesita y el ayuno empezó a asociarse como uno de los mecanismos que ayuda a inducir autofagia y ayuda a eliminar lo que nos hace falta sin perder nada de lo que nos podría interesar". 

Hemos podido entrevistar a Carlos Pérez y Néstor Sánchez en el pódcast de Sport Life, autores del libro 'El Ayuno Intermitente', editado por Urano y fundadores de Regenera, especialistas en psiconeuroinmunología clínica que ayudan a deportistas de alto nivel a alcanzar su máximo rendimiento tanto físico como mental. Néstor es fundador de Mammoth Hunters, una potente app de entrenamiento personal y nutrición, y Carlos es autor de otros libros como Paleovida.  

Los 5 beneficios de ayuno intermitente

Precisamente una de las cuestiones que les planteamos es por qué habíamos pasado de promover esas 5 ó 6 comidas diarias a hacer 2 ó 3 y no comer nada durante largos periodos de tiempo cada día. Nestor apunta que "en realidad el ayuno intermitente es algo que es inherente al ser humano, lo necesitamos para expresarnos de una manera correcta, porque siempre ha sido así". Carlos por su parte nos comenta que a menudo le preguntan si es peligroso hacer ayuno..."yo lo que plantearía es ¿es peligroso comer 5 ó 6 veces al día? Estamos dando como normal comer cada 2 ó 3 horas desde que te activas por la mañana hasta que te vas a dormir, pero ¿qué sentido tiene si estudiamos la fisiología? Nuestro cuerpo puede estar de dos maneras, en situación de ingesta o en situación de carencia y actualmente vivimos casi siempre en situación de ingesta, es una situación de privilegio y el cuerpo se tiene que organizar para asimilar todo eso que entra, no lo puede desaprovechar. Cuando comes tu cuerpo tiende a dormirse, está almacenando, pero ¿de verdad pensáis que es necesario levantarse por la mañana y ya ponerse a comer? ¿Pero eso no nos aturde y nos duerme porque tenemos que hacer la digestión? Eso le pasa a muchos niños, que se levantan y no tienen hambre, porque no estamos en una situación de carencia, comemos cada día, a no ser que nuestra dieta use muchos productos azucarados, artificiales, industriales preparados específicamente para que no nos saciemos nunca y que nos podrían hacer comer cada hora. Si tienes hambre real recurre a una patata, aguacate, jamón, huevo duro...Nos hemos contaminado tanto que ya no sabemos diferenciar entre hambre real y cuando no es hambre real. Tienes hambre todo el día cuando tomas productos procesados, no alimentos. Con comida real te sacias y no tienes hambre frecuentemente, aparece ese apetito cada 5, 6 u 8 horas."

Si quieres aprender sobre nutrición, escucha a Néstor Sánchez y Carlos Pérez en el pódcast II sobre ayuno intermitente.