¿Se pierde peso realmente con el ayuno intermitente?

Los cinco beneficios del ayuno intermitente

Los 5 beneficios del ayuno intermitente

Cada día está más claro que en contra de lo que se ha repetido durante años no necesitas comer cinco veces al día. De hecho, suele ser mejor reducir el número de comidas. Este comienzo de año se ha popularizado todavía más el ayuno intermitente como fórmula de adelgazamiento. Incluso algunas cadenas de televisión en su horario de máxima audiencia han hecho monogtráficos sobre el tema. Pero controlar el peso es sólo algunas de las ventajas del ayuno intermitente. Nos explica sus principales beneficios en este vídeo Carlos Pérez, autor junto a Néstor Sánchez del ibro Ayuno Intermitente de la editorial Urano. Ambos podemos escucharlos hablar del Ayuno Intermitente en Deportistas en nuestros Podcast Sport Life #26 y #27

Carlos Pérez, experto en psiconeuroinmunología clínica —la ciencia que utiliza el conocimiento profundo de la fisiología humana para tratar las enfermedades modernas—detalla los beneficios del ayuno intermitente ey cómo utilizarlos para abordar distintos problemas de salud, desde patologías autoinmunes o alergias hasta alteraciones hormonales o problemas mentales. "Al comer cuando el cuerpo te lo pide, aprendemos que ayunar es algo natural y dejamos de comer por ansiedad y sin necesidad real", comenta Carlos. "Mucho más que una tendencia de salud, el ayuno es un aliado natural del ser humano que se viene utilizando a lo largo de la historia como método para sanar el cuerpo y la mente".

A Carlos le preguntan una y otra vez si es peligroso hacer ayuno..."yo lo que plantearía es ¿es peligroso comer 5 ó 6 veces al día? Estamos dando como normal comer cada 2 ó 3 horas desde que te activas por la mañana hasta que te vas a dormir, pero ¿qué sentido tiene si estudiamos la fisiología? Nuestro cuerpo puede estar de dos maneras, en situación de ingesta o en situación de carencia y actualmente vivimos casi siempre en situación de ingesta, es una situación de privilegio y el cuerpo se tiene que organizar para asimilar todo eso que entra, no lo puede desaprovechar. Cuando comes tu cuerpo tiende a dormirse, está almacenando, pero ¿de verdad pensáis que es necesario levantarse por la mañana y ya ponerse a comer? ¿Pero eso no nos aturde y nos duerme porque tenemos que hacer la digestión? Eso le pasa a muchos niños, que se levantan y no tienen hambre, porque no estamos en una situación de carencia, comemos cada día, a no ser que nuestra dieta use muchos productos azucarados, artificiales, industriales preparados específicamente para que no nos saciemos nunca y que nos podrían hacer comer cada hora. Si tienes hambre real recurre a una patata, aguacate, jamón, huevo duro...Nos hemos contaminado tanto que ya no sabemos diferenciar entre hambre real y cuando no es hambre real. Tienes hambre todo el día cuando tomas productos procesados, no alimentos. Con comida real te sacias y no tienes hambre frecuentemente, aparece ese apetito cada 5, 6 u 8 horas."