Aprende a decir ‘no’ a las dietas milagro

Ya estamos en primavera, se acerca el verano y con él el peligro de las dietas milagro. Aunque los datos varían según la fuente, alrededor del 25% de los españoles quiere perder peso y el 30% de las personas con sobrepeso ha seguido alguna vez una dieta milagro.

Bàrbara Munar www.hablandodenutricion.es

Dietas milagro versus nutrición equilibrada
Dietas milagro versus nutrición equilibrada

Además de las estadísticas de ese tercio de los españoles que han seguido alguna vez dietas milagro, otro dato a tener en cuenta es que las personas más sensibles a seguir este tipo de dieta son mujeres jóvenes, entre 25 y 45 años, que ya padecen obesidad. Hay que decirlo, es fácil caer en estos engaños, cuando constantemente nos llegan inputs a través de los medios de comunicación y redes sociales sobre lo fácil que es perder peso en cuestión de días.

Una de las características de las dietas milagro es que nos dicen que podemos perder alrededor de 5-10 kilos al mes. Recordemos que lo ideal es reducir entre 2-4 kilos por mes  o lo que es lo mismo entre 500 gramos y 1 kg. por semana.

Pongamos que encontramos una dieta milagro que nos promete perder 8 kilos de peso en un mes, es decir, 2 kilos en una semana. Para perder 2 kilos en una semana se debería reducir la ingesta energética en 14.000 Kilocalorías, lo que se traduce en un déficit de 2.000 Kcal. por día. Si la ingesta media energética es de 2000 kcal durante una semana, tenemos dos opciones: No comer nada durante 7 días, o bien, hacer una dieta hipocalórica de menos de 1.000 Kcal. y realizar, además, una media de 5 horas de ejercicio a diario. ¿Verdad que es una locura? Además de no ser factible, conlleva una serie de peligros:

Perder 2 kg por semana, como prometen muchas dietas milagro, supondría no comer nada durante 7 días, o hacer una dieta hipocalórica de menos de 1.000 Kcal. y realizar, además, una media de 5 horas de ejercicio a diario.

Peligros de las dietas milagro

  • Tienen un gran déficit energético lo que puede provocar bajadas de tensión, mareos y desmayos
  • Son desequilibradas: Faltan macronutrientes y micronutrientes: vitaminas y minerales.
  • Deshidratan
  • Provocan estreñimiento
  • Pueden desembocar en trastornos de la conducta alimentaria
  • No nos enseñan a comer correctamente, de manera, que cuando se abandonan, volvemos a los antiguos hábitos y recuperamos el peso perdido con un efecto rebote.
  • Generan efectos psicológicos negativos

Características y consecuencias de las dietas milagro

  • Prometen pérdidas de más de 5 kilos al mes.
  • No tienen fundamento científico.
  • Van asociadas a productos que se deben comprar para asegurarnos la pérdida de peso.
  • No están realizadas por profesionales de la salud como dietistas o nutricionistas.
  • Prometen una pérdida de peso sin esfuerzo.

Debido a que son tan draconianas, las personas que realizan una dieta milagro acaban abandonándola porque son monótonas, porque pasan hambre y sienten fatiga. Este abandono suele ir acompañado de una sensación de fracaso y un convencimiento de que ‘jamás podrán tener un peso saludable’, de manera que se retornan a los hábitos anteriores y se recupera el peso aumentado.

Escoge el camino largo bajo la supervisión profesional

Antes de empezar una programa de pérdida de peso, reflexiónalo previamente y sopesa primero los motivos por los que quieres perder peso. Si tu motivación es solo estética, como dietista he de decirte que no hagas dieta, si es por motivos de salud, acude al dietista.

Seguidamente, toma consciencia de que deberás realizar modificaciones en tu nutrición y actividad diaria. Si no estás dispuesta a hacer estos cambios, no pierdas el tiempo y no visites al dietista. Si estás dispuesta a cambiar,  acude a un profesional que te genere confianza y llega a la consulta con la mente abierta.

No tengas prisa, una pérdida de 2 kilos al mes te asegura la ingesta necesaria de energía, vitaminas y minerales y que en un futuro no tengas un efecto rebote.

Asimismo, no te olvides de que la práctica de ejercicio ha de ser continuada y para toda la vida, lo mismo que los hábitos nutricionales que aprendas en consulta.

Por último, ¿Recuerdas el dicho de que no existen duros a 4 pesetas? Pues en nutrición es lo mismo, el camino fácil suele ser el equivocado.

Fuentes consultadas:

Informe: ‘Stop Obesidad. El exceso de peso y las dietas en España”

El peso ideal. Sobrepeso y obesidad Dietas de adelgazamiento Dietas mágicas. Ángeles Carbajal Azcona. Departamento de Nutrición. Facultad de Farmacia. Universidad Complutense de Madrid

 

Archivado en:

Los mejores vídeos