Cuida tu autoestima

Muchas personas empiezan a practicar ejercicio por mejorar su autoestima. La autoestima es el concepto que tenemos de nosotros mismos, positivo o negativo. Hace referencia a lo que percibimos sobre nuestros recursos, talentos, capacidades, aspecto físico, preparación, nuestra relación con los demás, todo aquello con lo que pensamos que estamos capacitados o no para desenvolvernos en cualquier aspecto de nuestra vida.
entrenate-para-la-vida -
Cuida tu autoestima
Cuida tu autoestima
Entrénate para la vida
Entrénate para la vida (blog de Patricia Ramírez)

“Los valores del deporte son valores para la vida. No todo es actitud...pero sin ella, no somos nada.“

Muchas personas empiezan a practicar ejercicio por mejorar su autoestima. La autoestima es el concepto que tenemos de nosotros mismos, positivo o negativo. Hace referencia a lo que percibimos sobre nuestros recursos, talentos, capacidades, aspecto físico, preparación, nuestra relación con los demás, todo aquello con lo que pensamos que estamos capacitados o no para desenvolvernos en cualquier aspecto de nuestra vida.



Una persona con alta autoestima no necesita ser guapa, alta, delgada y simpatiquísima. Necesita creer en ella misma independientemente de su imagen. Una persona con buena autoestima se defiende, opina, interviene, se cuida, creen en sí misma, se atreve y convence.

La persona con baja autoestima limita su vida, se ve incapaz en muchas situaciones de hacer frente a las demandas de la gente o del entorno. Uno de los principales motivos por los que la gente se siente rechazada y se menosprecia es el aspecto físico, sobre todo el sobrepeso. Es por ello por lo que muchos deciden empezar a practicar deporte. En sí la idea de hacer ejercicio es maravilloso, porque se trata de una conducta saludable, pero no hazlo por cuidarte, por quererte, no por buscar la aprobación de los demás.

Te dejo aquí unos consejos para cuidar tu autoestima:

-1 Más autocompasión y menos autocrítica. Ojo, la autocrítica positiva y bien enfocada nos ayuda a crecer. Pero el criticarte todo el día te lleva a pensar que no haces nada bien, que no vales para nada o que no estás a la altura.
-2 La única persona a la que tienes que preocuparte de no defraudar es a ti mismo. Actúa en función de tu escala de valores. Es imposible tener a todo el mundo contento. Comportarte de la forma que crees que otros esperan no te asegura el éxito con la gente. Así que sé tú mismo.
-3 No te compares. Tú eres maravilloso tal y como eres. Eres único, especial y perfectamente imperfecto. Recordemos que nadie es mejor que nosotros, solamente es diferente.
-4 No te etiquetes. Cuantos menos juicos de valor hagas sobre ti, más probabilidad tienes de comportarte de la forma que deseas. Si piensas que eres vago, feo, poco atractivo, tonto, incapaz, te comportarás como lo que ves de ti. Es mejor pensar “no me he levantado hoy a correr, mañana lo haré” a “soy un vago, ya sabía yo que no podría con este objetivo”.
-5 Respétate: háblate con respeto, trátate con respeto, dedícate tiempo y cuídate. No se trata de ser un egoísta en plan yo, yo y yo. Sino de saber que mereces tener un espacio para ti, sin tener que justificarte.
-6 Abre la puerta al fracaso y deja que entren las oportunidades. Si solo piensas en lo que fallas, tendrás una imagen negativa de ti. Piensa en soluciones y admite tus errores como parte del proceso natural. Somos personas y nos equivocamos. Aprende a perdonarte por tus fracasos y errores, saca lecciones de ello y luego olvida el asunto.
-7 Acéptate de inmediato tal y como eres ahora: una persona cambiante, imperfecta, en crecimiento y valiosa.
-8 Dedica cinco minutos del día a pensar en todo lo bueno que ha ocurrido. Trabaja el agradecimiento contigo, con los tuyos, con la vida, con todo lo que te rodea. Estar agradecido nos aporta serenidad y paz. Valora los detalles.
-9 Acepta los cumplidos que te hagan los demás y no te justifiques. Si te dicen que tu trabajo es genial, da las gracias con una sonrisa, pero no digas que era fácil.

¡Bye, bye perfección! Si ser perfecto te machaca, te exige, te impide disfrutar y te baja la autoestima, igual no es tan positivo como siempre habías pensado.

 

 

Y sigue haciendo ejercicio, pero porque te hará sentirte mejor, no para impresionar a nadie.

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...