Entrevista a la actriz Cristina Brondo, autora del libro de yoga infantil Pekeyoguis

La actriz y profesora de yoga Cristina Brondo ha publicado Pekeyoguis, un libro de yoga infantil como nos cuenta en esta entrevista

Entrevista a Cristina Brondo por su libro Pekeyoguis
Entrevista a Cristina Brondo por su libro Pekeyoguis

Pekeyoguis es el primer libro de la actriz Cristina Brondo. Se trata de una guía para practicar yoga en casa con los más pequeños.

Cristina Brondo es profesora de yoga por Yoguitos, actriz, madre de Valentina de 10 años y Gael de 4 años. De manera didáctica, la autora nos adentra en los beneficios de la práctica de yoga infantil, que nos aporta las herramientas que necesitamos para gestionar las emociones, conseguir la paz interior y cuidar nuestro cuerpo.

Entrevista a Cristina Brondo

¿Cómo recuerdas tu primera experiencia o clase de yoga?

La tengo súper clara, era con mi amiga ‘la Asensio’, en un momento en que las dos estábamos un poco alteradas emocional y físicamente. Lo propuso ella y llegamos al centro, y ya durante la primera sesión, sentí que había una parte de mi reconocía ese sitio, que había estado siempre en esa aula de yoga, con lo que me aportaba, una conciencia, serenidad y fortaleza conmigo misma muy fuerte.

¿Cómo surgió la idea de hacer yoga con niños?

En un festival infantil en los jardines de Pedralbes que iba con familia y vi que había un taller de yoga infantil y nos apuntamos. Me pareció precioso, lo organizaba Yoguitos, y empecé a ir a sus clases. Mi hija tendría 4-5 años iba conmigo, pero realmente era yo la que más interesada estaba. Me formé como profesora por curiosidad, no tenía intención de dar clases a niños, y en un festival solidario hice el taller como profesora, lo pasé muy bien y vi que las familias también lo habían disfrutado mucho y así empecé mi camino como profesora de yoga infantil.

¿Cómo has evolucionado como practicante de yoga desde esa primera clase a ahora, como profesora de yoga para niños?

Siempre que hablas de un tema, o enseñas la importancia de algo como hacer yoga infantil, va calando en ti. A pesar de la vida caótica que llevamos, los adultos y los niños, cuando estoy dando una clase de yoga infantil,  y les digo lo importante que es la práctica de yoga para estar más a gusto consigo mismos y llevar el día a día, también me lo digo a mi, y la enseñanza me hace valorar la disciplina, sentir los valores que comunico para poder transmitirlos de una manera correcta y verdadera.

Entrevista a Cristina Brondo por su libro Pekeyoguis 1
 

¿Qué es lo que no falta en una clase de yoga con niños de Pekeyoguis con Cristina Brondo?

La diversión, es lo que me caracteriza, en una clase de yoga infantil, lo más importante es que los niños y niñas lo pasen bien, que no sea obligatorio ni que lo vean como un esfuerzo, y a través de la diversión empiecen a empaparse de los valores del yoga.

En tu trabajo como actriz ¿qué te aporta tu práctica de yoga?

Me aporta muchas cosas, cuando doy una clase de yoga, me siento una niña más, y me dispara mi creatividad, me da alas para conectarme con mi yo más esencial y potente.

A mi el yoga como persona adulta, me da un momento de paz y serenidad, que un rodaje o un momento delicado o difícil, el yoga me ayuda a equilibrarme, y después de una sesión de yoga aparece muchas veces la respuesta y tienes más claro lo que tienes que hacer

¿Has tenido alguna experiencia intensa haciendo yoga con niños que quieras compartir?

Muchísimas, en cada sesión hay momentos mágicos que son tesoros. Por ejemplo, un niño les contó a sus padres que lo que le hace más feliz en la vida es que le lleven a jugar con la arena en el parque. Esa revelación, es muy importante para todos, porque a veces como padres nos ofuscamos pensando lo que hacemos mal y lo que deberíamos hacer mejor, y realmente es una presión externa. Lo mejor son los momentos de mágicos, las vivencias que se llevan para toda la vida al dedicarles tiempo y espacio con las pequeñas cosas.

Postura de La serpiente pekeyoguis
Postura de La Serpiente en Pekeyoguis

¿Qué es lo más bonito que te ha dicho algún niño o niña después de hacer yoga?

Más que decir, son los abrazos que te dan cuando acaba la sesión, como te miran, si repiten otro día la sesión, esa sensación de tú a tú. Yo me siento una más de ellos, no una profe, y he tenido niños que empezaron de peques conmigo y ahora son mayores y siguen. También lo que me regalan, algún pendiente que me hacen, dibujitos, etc., los niños son muy agradecidos.

Si tuvieras que elegir 3 posturas de yoga para niños, ¿cuáles serían?

  • La piedra, porque es una postura de relajación, para bajar las energias cuando están alterados
  • El árbol, porque sintetiza mejor la unión de tierra y cielo, el binomio del yoga de trabajar el cuerpo y la mente
  • Cuando hacemos algún mantra o ejercicio, cantar el OM, porque los niños conectan enseguida con la espiritualidad, de formas sencillas y desde el juego, y es un valor que creo que se debe introducir desde pequeños, que entiendan que son mágicos y que dentro de ellos esta esa esencia única y especial.

El libro lo hice casi al 100%, me faltaría haberlo impreso, porque lo he trabajado muchísimo todo y me ha encantado: las fotos, las QR, los vídeos, la canción, los textos, etc., tiene una esencia con la que me siento muy identificada. Ana Lopez ha sido una editora maravillosa, que me ha ayudado mucho, pero a nivel contenido y estético lo he creado y trabajado. Desde buscar los globos de la foto, vestuario, plantas, hasta el sofá.

Yo hago yoga con Cristina Brondo

Y cuentas en el libro cómo acabas siempre tus clases con un abrazo, ¿por qué?

Porque creo mucho en el mensaje de querernos mucho, en la comunión de que después de una sesión de yoga, cuando te encuentras más abierto, sereno y con la mente más tranquila, es un paso par que transforme y perdure en el tiempo y cree unos lazos entre las personas que tenemos la necesidad de mirarnos hacia dentro y compartirlo hacia fuera.

Estamos en una nueva infancia, que tiene la tecnología y redes sociales al alcance de la mano desde que nacen ¿Crees que es bueno o malo? ¿Cómo podemos enfocar todo esto para mejorar la infancia y adolescencia de los niños?

Tiene sus cosas buenas, y no puedes cerrar la puerta ni hacer una cruzada o lucha contra algo qué es masivo y hacia lo que vamos. Me gusta buscar contrarrestar, me llama la atención la contención física que los pequeños experimentan delante de una pantalla, con el cuerpo pasivo y la mente muy muy activa, pueden estar un tiempo prolongado delante de una pantalla inmóviles, y luego están muy alterados, a veces agresivos

Creo que esto genera un desequilibrio, y es muy importante darles la opción de reequilibrar todo eso, combinar momentos de pantalla, con salir, que nos del sol, hacer ejercicio, un poco de yin y yang, para que no haya estas contenciones que a la larga pueden ser bastante peligrosas.

A veces son más nuestros propios temores a que la líen si no pasan tiempo con las pantallas, o  cuando no lo gestionan bien, y esto genera un conflicto. En mi casa, decidí quitar el Ipad a mi hija cuando vi que generaba discusiones, y no lo ha vuelto a pedir. Creo que ellos son más felices cuando jugamos con ellos.

Postura del Pez pequeyoguis
Postura del Pez en Pekeyoguis

¿Cómo crees que el yoga puede ayudar a los niños con todo lo que tienen ahora, exceso de tecnología, redes sociales, el trauma post  pandemia, acoso, etc.?

Creo que les da movimiento al cuerpo, para que la energía fluya, y para dar espacio a su mente y emociones, para que lo que han sentido si han visto vídeos o jugado a videojuegos, que suelen ser estímulos bastante potentes, puedan  incorporarlo después. Y el yoga les da otras vivencias, para que puedan alternar momentos.

Si un niño o niña no quiere hacer yoga... ¿Qué consejo darías a sus padres y madres?

Que no lo hagan, siempre digo que si no quieren, no pasa nada, que debemos relajarnos y no existe la perfección en una clase de yoga ni se debe hacer de una manera determinada. Si no quieren hacerla, tengo un rincón para que pinten mandalas y que tengan su espacio, sin molestar a la clase. Si obligas a algo a un niño o niña, acaban odiando.

También es importante el ejemplo que los damos, si no les regañamos y ven que hacemos yoga, a veces se van, pero luego se enganchan, o niños que no han hecho nada en la sesión pero quieren volver. Se deben respetar los ritmos.

Y cuál es tu siguiente idea...

Llevar el yoga a las escuelas, es una especie de visión que tengo, estoy hablando en donde vivo en Cataluña, para llevar actividades extraescolares pero también en horario lectivo, que sea una asignatura más, que se combine con educación física, que enseñe los valores del yoga, la conciencia corporal y sobre todo, la escucha interna desde pequeños.

Vídeo de saludo al Sol con Pekeyoguis en inglés:

 

 

Desde YogaFit, hemos recibido este libro y estamos encantados, enhorabuena por la iniciativa. Hace ya 7 años entrevistamos a Cristina Brondo en el primer número de YogaFit, donde descubrimos que era una practicante de yogui, que llevaba su esterilla allá donde fuera. Puedes leer la entrevista a Cristina Brondo aquí 

Libro Pekeyoguis, de Cristina Brondo, yoga para niños
Libro Pekeyoguis, de Cristina Brondo, yoga para niños

Pekeyogis, el libro de yoga para niños de Cristina Brondo

PekeYoguis.  Practica yoga en familia

Al nacer su hija, introdujo en el yoga infantil en su vida y acabó siendo profesora. Y, con la pandemia, sus clases a través de las redes sociales entraron en muchas casas. Esto fue lo que la impulsó a escribir PekeYoguis. Practica yoga en familia.

De manera didáctica, la autora nos adentra en los beneficios de la práctica de esta milenaria disciplina que nos ofrece todas las herramientas que necesitamos para gestionar las emociones, conseguir la paz interior y cuidar nuestro cuerpo.

«Hace falta que les proporcionamos a los más pequeños la oportunidad de saber que en su interior disponen de todo un mundo y que, mediante los ejercicios de yoga y respiración pueden ganar confianza en sí mismos, seguridad, vencer los miedos, desarrollar la imaginación, a aprender a escuchar y a empatizar», dice la autora.

Cristina Brondo, además de ser una conocida actriz, es mamá y una gran apasionada del yoga y de la vida saludable.

El libro de yoga infantil está dividido para dos grupos de edad:

  • - De tres a nueve años, etapa en la que necesitan más juegos, más canciones y más sorpresas que les llamen la atención durante la sesión.
  • - De diez a doce años, edad en la que ya hay que prestar más atención a la espiración y sincronizarla con el movimiento.

«Vaya donde vaya, siempre llevo encima la esterilla y, pase lo que pase, sé que el yoga siempre me acompañará para hacerme sentir mejor y más fuerte.»

Con fotografías a color, en cada apartado ofrece diversas opciones y detalla para qué edades está recomendado.

“Hay ocho puntos básicos e imprescindibles que va a desarrollar en sus clases: un ejercicio de introspección; el calentamiento; la suria-namaskara, o saludo al Sol; los asanas, o posturas de yoga; el pranaiama o respiración; las conversaciones del alma; la relajación y el abrazo de despedida.”

Tras esta introducción, en la que describe las herramientas básicas, el lector accede de manera práctica a la descripción de cada uno de los ejercicios, acompañados por fotografías y QR con vídeos para hacer los ejercicios con Cristina.

Entrevista con Cristina Brondo de Pekeyoguis
Entrevista con Cristina Brondo de Pekeyoguis

Cristina Brondo (Barcelona, 1977) quiso dedicarse desde muy joven al mundo del espectáculo. Comenzó haciendo camino en el mundo de la publicidad para, a los 16 años, conseguir hacerse con uno de los papeles protagonistas de la legendaria serie de TV3 Poblenou. Fue su rampa de lanzamiento previo al esperado salto a la gran pantalla con La camisa de la serpiente, que inauguró su currículo en el cine a la edad de 18 años. Entre las piernas, No te fallaré, Diario de una becaria o Hipnos, además de su participación en series nacionales como El comisario, la reivindican como uno de los talentos jóvenes más prometedores del audiovisual español, y aunque en los años sucesivos no acabara de confirmar la alterativa, sigue en la brecha gracias a ¿Y tú quién eres?, Pecados, Perdona si te llamo amor, o series como Herederos, La isla de los nominados, Gran Hotel o B&B, de boca en boca. Siendo ya actriz, se sumergió en el mundo del yoga para mantenerse en forma y calmar un poco esa vida tan ajetreada. Desde entonces, ya nunca ha dejado de practicarlo.

 

 

Yo hago yoga con Cristina Brondo

Relacionado

Yo hago yoga con Cristina Brondo

Los mejores vídeos