Las mascarilla creadas por el CSIC con nanofibra ya estan a la venta

La gran aportación de las mascarillas del CSIC es el nuevo tejido que permite hacer las mascarillas más finas pero a la vez dar mayor protección.

Masvarillas csic
Masvarillas csic

Se habían hablado de ellas pero al fina las mascarillas fabricadas con nanofibra por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Es el resultado de un intenso trabajo del equipo dirigido por el investigador José María Lagarón, del Instituto de Agroquímica y Técnica Alimentaria (IATA-CSIC), en colaboración con la empresa base del CSIC, Bioinicia S.L.

La gran aportación de las mascarillas del CSIC es el nuevo tejido que permite hacer las mascarillas más finas pero a la vez dar mayor protección. Se debe a que el nuevo tejido de material de nanofibras que tiene propiedades de filtración mecánica, lo que las hace, además, más resistentes y, por tanto más duraderas.

“Estas mascarillas están hechas de nanofibras, que aportan una filtración mecánica, al contrario que el material tradicional Meltblown Polipropileno, hecho principalmente en China, que aporta una filtración electrostática. La filtración mecánica con nanofibras está reportada como más eficiente para parar aerosoles pequeños, ya que tienen un tamaño de poro inherentemente más pequeño. Nuestro diámetro de fibra es del orden de 60 veces más fino que la fibra tradicional. Además, se ha reportado que disipan mejor la humedad y el calor.", ha explicado en la presentación del producto el Dr. Langarón.

Ahora mismo solo pueden adquirirse en España a través de la plataforma de OpenMarkt o solicitándolas directamente a la dirección de correo de la empresa Bioinicia (proveil@bioinicia.com). Cuestan menos de 3 euros y se compran en packs de 10, 25, 50, 100, 250 y 500 unidades.

Además de todas estas ventajas las mascarillas llevarán, a partir de septiembre, un agente antimicrobiano de manera que “los microorganismos se inactivan a la hora de estar en la mascarilla". Y, como última innovación, han desarrollado unas mascarillas biodegradables, por lo que tanto si acaban en el mar como si terminan en un vertedero se biodegradarán.