Los mitos sobre perder peso nadando

Si buscas perder peso con el deporte, más concretamente con la natación, debes saber por qué es uno de los deportes más completos en este sentido.

Noelia Hontoria

Si conseguimos nadar con una buena intensidad, podremos quemar grasas y calorías.
Si conseguimos nadar con una buena intensidad, podremos quemar grasas y calorías.

Hay una serie de mitos en torno al deporte. Para ser más exactos, la natación suele ocupar muchos de ellos. Esta actividad física es una de las más completas que existen, aunque extrañamente tiene algunos detractores si lo que buscamos es adelgazar. ¿Por qué ocurre esto?

¿Perder peso nadando?

Entre aquellos que piensan que la natación no es un buen deporte para adelgazar, sus motivaciones suelen estar centradas únicamente en el conteo de calorías. Es cierto que no es una de las modalidades con las que más calorías se queman, siempre y cuando el ritmo sea moderado, y que el tiempo que necesitamos para hacerlo es, en algunos casos, superior a otros deportes como el running o el fútbol.

Pero también es cierto que depende mucho del estilo y la intensidad con la que trabajemos. Si practicamos natación de una manera relajada, lograremos otros beneficios, pero no el de perder peso a corto plazo. Sin embargo, si nadamos a crol o a mariposa, los dos estilos más rápidos, intensos y completos, conseguiremos quemar un mayor número de calorías.

Los mitos sobre perder peso nadando

Para perder peso nadando es muy importante la intensidad y la constancia.

Otro de los mitos de la natación es que puede provocar lesiones por desenvolverse en un medio diferente al que estamos acostumbrados. Todo lo contrario, la natación es una de las actividades menos arriesgadas, pues no se trata de un deporte de impacto como puede ser correr, saltar o luchar. Por eso, se recurre a ella para seguir trabajando la forma física incluso cuando hay alguna lesión reciente, siempre bajo la supervisión de un profesional.

Por último, uno de los mitos más conocidos sobre perder peso nadando hace alusión a la quema de grasa. Con la natación es posible perder grasa, pero debemos recordar de nuevo un término al que hacemos alusión varias veces en este artículo: intensidad. Si conseguimos entrar en cardio practicando natación, podremos quemar grasas que se traducirán en una pérdida de peso, pero también en mejoras sobre nuestra salud como reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, aumentar el rendimiento físico o sentir menos fatiga.

¿Qué más puedo hacer para perder peso nadando?

Ten en cuenta que, además de perder peso, la natación nos puede ayudar a tonificar los músculos y tener un cuerpo más definido. Por nuestra parte, debemos poner todo nuestro interés en mejorar los tiempos y la intensidad de los ejercicios en la piscina, además de complementarlos con constancia en la práctica deportiva, una rutina saludable y activa y una buena alimentación a diario.

Fuerza y natación en una misma sesión

Relacionado

Entrenamiento de fuerza y natación. ¡Sí se puede!

Nadar y correr sin límites

Relacionado

Nadar y correr sin límites

Revisa tu crol con estos 11 errores comunes

Relacionado

Revisa tu crol con estos 11 errores comunes

Los mejores vídeos