La mejor tabla de ejercicios para embarazadas

El embarazo cambia el cuerpo de la mujer y modifica la rutina deportiva, pero no debemos dejar de movernos.
Noelia Hontoria -
La mejor tabla de ejercicios para embarazadas
Es importante que el ejercicio que realicemos durante el embarazo sea suave.

El sedentarismo no es bueno para nadie y para una mujer embarazada mucho menos. En esta etapa es importante que continúes trabajando tu forma física para acostumbrarte a la nueva situación que atraviesa tu cuerpo. Los músculos necesitan un aliado y una buena tabla de ejercicios para embarazadas te ayudará a ti y a tu futuro bebé a encontraros mejor.

Consejos iniciales para realizar ejercicio si estás embarazada

El embarazo es una etapa delicada y debemos extremar las precauciones, pero esto no significa que no puedas hacer ejercicio. Al contrario, una buena rutina contribuirá a que te sientas mejor con tu cuerpo.

Es importante que trabajes sobre todo el ejercicio aeróbico y que controles siempre la respiración y las pulsaciones. No hay que llegar a picos muy altos de frecuencia cardíaca. Es preferible un ejercicio suave y continuado que períodos breves de alta intensidad.

La mejor tabla de ejercicios para embarazadas

La natación es uno de los mejores ejercicios para embarazadas

Si quieres hacer estiramientos, no fuerces la postura y cambia de movimiento cada 20 o 30 segundos. En cuanto a los ejercicios de fuerza, concéntrate sobre todo en el tren inferior y ten cuidado con la zona abdominal.

Publicidad

Ejemplo de una tabla de ejercicios para embarazadas

Aunque existen muchas posibilidades si quieres hacer una tabla de ejercicios para embarazadas, aquí te damos algunas ideas que puedes seguir para confeccionar tu propia rutina de entrenamiento durante los meses de gestación. Una buena sesión combinará ejercicio aeróbico, ejercicio isométrico y estiramientos suaves.

Por ejemplo, puedes empezar con un poco de ejercicio aeróbico, es decir,** 30 minutos de caminata** o un poco de baile a ritmo suave. A continuación, es el momento de hacer algún tipo de práctica isométrica o de flexibilidad, como ejercicios de Kegel o yoga. Por último, termina con unos estiramientos suaves, como tumbarte con la espalda recta y levantar alternamente cada pierna, manteniendo la posición durante unos segundos.

Si nos centramos en un deporte en concreto, el que más practican las embarazadas es la natación. En el agua podemos hacer la rutina completa de ejercicio aeróbico, isométrico y estiramiento. Entre aquellos que debemos rechazar, se incluyen los deportes de contacto, los que provoquen un sobreesfuerzo en la zona de la barriga, los abdominales o sentadillas y los deportes de alto impacto, como el baloncesto, el pádel o voleibol.

Sigue una buena rutina de ejercicios varios días a la semana, sin fatigarte demasiado pero manteniéndote saludable y en forma mientras esperas la llegada del día del parto.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar

Si entrenas fuerzas de forma habitual es normal que durante el embarazo quieras saber si es seguro seguir entrenando o cómo adaptar tus ejercicios

Te recomendamos

Ya hemos cumplido el primer mes del #RetoSportLife #RetoHerbalife y la periodista Noe...

Así son las Supercross de Joma, unas zapatillas cómodas, estables y reactivas...

Te contamos porqué el deportista no tiene porqué excluir al pan de su alimentación y ...

Otro de los grandes pilares para que no te fallen tus músculos: la hidratación. Repas...

La guía con las 30 etapas para hacer a pie, pero también en bici o si te apetece eleg...