¿Pilates en suelo o en máquina, qué me interesa más?

No es mejor o peor una que otra. Analizamos el trabajo en cada una y elige cuál es mejor para ti.

Olga Castañeda @vive.tu.cuerpo www.vivetucuerpo.com

¿Pilates en el suelo o en máquina, qué me interesa más?
¿Pilates en el suelo o en máquina, qué me interesa más?

Aunque en el título parece que estamos ante una competición entre dos contrincantes, nada más lejos de la realidad. Como punto de partida tenemos que dejar claro que no es mejor ni peor practicar Pilates en suelo (MAT) o en máquinas (reformer, trapecio, chair…), son disciplinas complementarias.
Es buen momento para recordar que el Método Pilates es un sistema de entrenamiento personalizado y asistido: se conecta el cuerpo y la mente en una toma de conciencia de los movimientos, manteniendo en todo momento el control desde el “powerhouse” (faja abdominal y lumbar, glúteos y suelo pélvico) hacia las extremidades, y a través de la respiración costal trabajando la musculatura profunda y teniendo un mayor sostén del tronco.

¿Todavía dudas si te conviene el Pilates en el suelo o con máquinas?

Lo ideal sería combinar los beneficios de ambas prácticas, pero si no te es posible, te damos algunas pistas para que puedas averiguar qué modalidad es la más adecuada para ti.

Teniendo claras las bases del Método, podemos establecer algunas diferencias entre practicarlo en el suelo y en máquinas:

1-Orígenes

Joseph Pilates ideó primero el trabajo en máquinas, concretamente con una arcaica versión del “Cadillac”: una cama de hospital adaptada con muelles y poleas para que los heridos en la II Guerra Mundial, a los que J.Pilates atendía, pudieran iniciar su recuperación sin necesidad de levantarse ¡Un revolucionario y una maravilla! ¿Por qué este hombre no tiene una estatua ya?

Las máquinas de Pilates
Cadillac-máquina de Pilates

2-Dificultad

El trabajo en suelo (MAT) es más exigente ya que es necesario tener mucho más dominio y conciencia del cuerpo, al estar ejercitándose constantemente en contra de la fuerza de gravedad. Las máquinas pueden ayudarnos a conocer bien los ejercicios y después practicarlos en suelo; de la misma forma, con la graduación adecuada, se puede elevar el nivel de dificultad del ejercicio. Digamos que el nivel de precisión en Pilates con máquinas puede ser mayor.

3-Número de alumnos

Lo ideal para la práctica de Pilates es que las clases sean lo más reducidas posible. En el caso de que la persona practique por una lesión o una patología concreta, lo mejor es que sea individual. Lo que nos encontramos en la realidad son clases de Pilates MAT entre 10-12 alumnos y en aparatos entre 4-5.

4-Precio

Las sesiones de pilates máquinas tienen un coste mayor que las clases de MAT. La personalización e individualización de las sesiones, llegando a ser un grupo tan reducido como 2 o 3 personas y el trabajo tan preciso en la propia máquina, hacen que su precio sea más elevado. 

5-Lesiones/Patologías

Para personas lesionadas se recomienda empezar por los aparatos ya que tendrán mayor control sobre las zonas más vulnerables. Pero no hay que desplazar al trabajo en suelo, ya que es sobre la colchoneta donde la fuerza y el control de cada alumno salen a la luz. Aquí es dónde cada persona tiene que valorar en qué momento se encuentra.

*EN RESUMEN*

Dejaremos esta “batalla” que no significa nada. El mejor entrenamiento de Pilates sería la combinación de las dos modalidades, siempre que fuera posible. Si los aparatos se escapan del presupuesto, recuerda: el suelo y el cuerpo siempre los tienes disponibles. Resumiendo, quédate con estas ideas:

  • PILATES MÁQUINAS
  1. Ideal para iniciarte en la práctica, ya que te ayudará a entender algunos movimientos sin la carga que impone el peso de tu propio cuerpo. 
  2. Perfecto para personas con algún tipo de patología o discapacidad, ya que la máquina permite ajustar la posición y la resistencia.
  3. Consigue un mayor trabajo de brazos y piernas.
  4. Generalmente las clases son más individualizadas, por lo que la supervisión del instructor es más estrecha.
  • PILATES MAT
  1. Más económico, puesto que solo necesitas una colchoneta, tu propio cuerpo y un buen instructor. Por eso se ha popularizado en centros deportivos no especializados en Pilates (si es tu caso, asegúrate de que el profesor tiene la titulación adecuada).
  2. El trabajo resulta más duro que con máquinas y las primeras sesiones pueden ser más complicadas.  
  3. Se realiza un mayor trabajo de tronco que en la modalidad con máquinas.
  4. Pueden ser grupos más numerosos que en máquinas, dependiendo de cada clase e instructor.

Archivado en:

pilates deportistas 10 razones

Relacionado

¡A ti deportista: 10 motivos por los que SÍ hacer pilates!

diferencias yoga pilates

Relacionado

Yoga y Pilates: diferencias y analogías

Pilates: de los 5 ejercicios básicos a los 5 más atrevidos

Relacionado

Pilates: de los 5 ejercicios básicos a los 5 más atrevidos

Nuestros destacados