Los dos movimientos olímpicos de la halterofilia con Mónica Carrió

Vamos a aprender a ejecutar los dos movimientos olímpicos de la halterofilia con una de las levantadoras pioneras en nuestro país.

Henar Calleja

Los dos movimientos olímpicos de la halterofilia con Mónica Carrió.
Los dos movimientos olímpicos de la halterofilia con Mónica Carrió.

Mónica Carrió Esteban empezó a practicar la halterofilia a los 10 años en Alzira, con 13 ya estaba en el equipo nacional y con 18 años fue la primera campeona del mundo junior. Cuenta con siete medallas en campeonatos de Europa de plata y bronce y dos a nivel mundial absoluto. Tuvo la suerte de cumplir su sueño, participar en unos Juegos Olímpicos, en los primeros Juegos donde participaba la mujer dentro de la halterofilia, Sídney 2000, junto a Josefa Pérez. Las dos fueron pioneras en nuestro país, las primeras levantadoras que participaron en unos Juegos Olímpicos.

En la actualidad Mónica sigue muy vinculada a su deporte, es la presidenta y entrenadora del Club de Halterofilia Alzira, parte de la dirección técnica de la Federación de Halterofilia de la Comunidad Valenciana y primera vicepresidenta de la Real Federación Española de Halterofilia.

Con ella vamos a aprender cómo realizar los dos movimientos olímpicos que hacen que un deportista pueda ganar esa medalla olímpica tan importante: la arrancada y los dos tiempos.

MOVIMIENTO DE ARRANCADA

El primer movimiento olímpico que se realiza en una competición de halterofilia es el movimiento de arrancada. Punto de partida: hay que tener en cuenta el agarre y la posición de los pies. Empezamos flexionando las piernas y el agarre siempre es más ancho que la anchura de los hombros, la anchura de las piernas más o menos a la anchura de los hombros también. Colocamos la espalda totalmente recta (nunca flexionada). Desplazamos las piernas hacia los lados, la barra tiene que estar totalmente pegada al cuerpo y hay que elevar los codos hacia arriba. El primer tirón consiste en desplazar la barra desde el suelo hasta la mitad del muslo, el punto donde se inicia la explosión final. Tras finalizar la extensión de las caderas y las rodillas del segundo tirón, el levantador retrae las caderas y flexiona las rodillas para realizar un movimiento de sentadilla. Una vez que la barra se mantiene segura y estable por encima de la cabeza, el levantador se reincorporará de la sentadilla hasta ponerse de pie. Este movimiento se realiza a gran velocidad y exige un alto nivel de precisión.

MOVIMIENTO DE DOS TIEMPOS

Es el segundo movimiento olímpico de la halterofilia. Hay que levantar el peso en dos movimientos, uno se llama cargada y se levanta desde el suelo hasta los hombros (hasta que hacemos la sentadilla colocándonos bajo la barra) y el otro se llama jerk y se realiza desde los hombros hasta arriba extendiendo brazos y piernas. La posición del agarre es distinta, es más abierta que la anchura de los hombros. La barra va pegada totalmente al cuerpo y pasamos rápido los codos. Tras la recuperación de la cargada, una vez que la barra descansa sobre los hombros, se procede a hacer el jerk. En jerk empujamos la barra por encima de la cabeza con una tijera al mismo tiempo, adelantamos una pierna y retrasamos la otra para sostener el peso, y luego se deben acomodar una al lado de la otra.

El movimiento de arrancada y el de dos tiempos son obligatorios en una competición de halterofilia. En cualquier mundial o europeo tienes la posibilidad de ganar tres medallas, en la modalidad de arrancada, en dos tiempos y en el total olímpico, que es la suma de lo que se levanta en la arrancada y en los dos tiempos. En unos Juegos Olímpicos sólo tienes la posibilidad de ganar una medalla, con la suma de esos dos movimientos. Por eso es muy importante que uno de los movimientos sea válido, porque va a ser la suma de los dos lo que otorga la medalla de campeón olímpico.

¿Cómo iniciarse en la halterofilia?

Si vas a iniciarte en este deporte debes empezar con la técnica, no puedes empezar levantando pesas en un primer momento. Al principio hay que practicar con un palo o una barra de PVC que pese 5 o 10 kilos. Hay que aprender cuál es la postura y la técnica correcta, esto debe ser lo primero. No hay que encorvar la espalda, hay que cuidar las rodillas y hacer las sentadillas correctamente, algo que no es fácil en un principio y que requiere un entrenamiento previo.

En el siguiente vídeo Mónica nos explica cómo realizar los dos movimientos olímpicos de la halterofilia, cuál es la postura correcta y los ejercicios de sentadilla más prácticos para iniciarte en este deporte. ¡Disfruta de los consejos de una de las pioneras en nuestro país!

Los dos movimientos olímpicos de la halterofilia

 

Nuestros destacados