6 VIDEOS: Aprende a controlar tu bici de montaña

Te proponemos seis tutoriales en vídeo para que domines definitivamente la técnica básica de mountain bike. Ponte el casco y agarra tu bici, que salimos al monte.
Juanma Montero
6 VIDEOS: Aprende a controlar tu bici de montaña
Técnica básica para dominar tu mountainbike

Nada mejor que ver cómo se ejecutan las técnicas básicas para empezar a controlar mejor tu bici de montaña... tenemos que ver ¡y practicar mucho todo lo que aquí os contamos! ¿Preparados?

Subidas con pendiente fuerte

  • Lo más importante es la correcta distribución del peso para evitar que la rueda delantera se levante y la trasera patine.

  • Llevaremos el peso hacia delante y aproximaremos el pecho al manillar.

  • Para evitar que la trasera patine es importante estar todo el tiempo sentado sobre el sillín pero con el peso desplazado hacia la punta.  

  • Cuando en las subidas nos encontramos con obstáculos, en lugar de ir todo el rato sentados sobre el sillín, haremos pequeños levantamientos justo cuando la trasera llegue al obstáculo para evitar que se bloquee y se detenga. Mantendremos la postura con el peso principalmente avanzado para evitar levantamientos de la rueda delantera, pero la distribución del peso será un poco más dinámica en función del relieve.

Bajada fuerte

  • Cuando afrontemos bajadas con cierta dificultad, atrasaremos el peso para atrasar así el centro de gravedad y de esta forma será mucho más fácil que pasemos sobre posibles obstáculos sin "engancharnos".

  • Además de atrasar el centro de gravedad también lo bajamos, nos acercamos a la rueda trasera y es también muy importante que haya siempre continuidad en la rodada de la bici.

  • Hay que intentar ir relajados, con el cuerpo abajo y atrás, codos semiflexionados y, cuando es muy empinada la bajada, iremos con control de los frenos delantero y trasero simultáneamente. Lógicamente, con una presión moderada sobre las palancas de freno para evitar bloqueos que harían patinar las ruedas.  

Curva

  • Lo más importante es que la rueda delantera no pierda adherencia en ningún momento porque es la rueda directriz y, si perdemos el control de ésta, es muy fácil que acabe en caída. Para evitarlo, hay que llevar el peso hacia la rueda delantera y hacia el lado de fuera.

  • También es muy importante la distribución del peso en las piernas, las llevaremos con los pies a la misma altura, bielas en horizontal o con el pie del lado exterior de la curva abajo del todo.

  • En caso de que las curva se nos complique, usaremos el freno trasero como timón, aprovecharemos para dar un toque un poco más fuerte y entonces la rueda trasera se deslizará lateralmente derrapando un poco, con lo que cerraremos la trayectoria.  

Curva doble

  • En el paso por curvas enlazadas el cambio de peso ha de ser muy rápido de la primera curva a la siguiente.

  • Es fundamental que el centro de gravedad vaya muy bajo justo al pasar el giro, en la fase de transición entre giros lo podemos elevar ligeramente para recolocarnos y una vez hacemos el segundo giro volvemos a bajarlo para volver a ganar estabilidad.

  • Muy importante la posición de las piernas: la que primero va por fuera y que debe ir hacia abajo, en la curva siguiente tiene que ir arriba porque se convierte en la pierna contraria.  

Caballito

  • Levantar la rueda delantera no es un simple ejercicio 'decorativo', tiene mucha utilidad en el paso de obstáculos y para mejorar la técnica de conducción.

  • Lo más importante es enlazar varios elementos técnicos a la vez: primero tenemos que avanzar el peso hacia la rueda delantera para retrasarnos y de esta forma coger inercia hacia atrás, extender los codos y justo en ese momento dar una fuerte pedalada.

  • Una vez conseguido el despegue tenemos que mantener la rueda delantera arriba con una cadencia constante del pedaleo y en el caso de que la bici se nos vaya hacia atrás, dar un toque ligero al freno trasero.

Bunny hop

  • Es un ejercicio técnicamente complicado. Es un salto "sin salto".

  • Para levantar la rueda sin que haya un salto que nos impulse o sin que haya rampa, lo que tenemos que hacer es levantar con fuerza la rueda delantera, desplazando el peso hacia atrás. Para ello iremos en pie sobre los pedales, retrasaremos el peso y daremos un tirón fuerte del manillar.

  • Justo cuando la rueda delantera se ha elevado, tenemos que empujar el manillar hacia el frente a la vez que damos un salto sobre los pedales para quitar el peso de los mismos y que la rueda trasera pueda despegar.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Volvemos a viajar, dejamos atrás el confinamiento para movernos ya por fin entre prov...

Conocer lo que pasa por tu cuerpo a partir de los 40 años te ayudará a tener una meno...

Tuvimos en exclusiva una de las primeras unidades del nuevo GPS y por fin hemos podid...

Preguntamos a los expertos cuáles son las claves para una buena higiene menstrual cua...

Tiene pinta de que este verano no vamos a poder viajar mucho así que, si no puedes ir...

Dos superalimentos que hacen mucho por la salud y el rendimiento: os hablamos del gin...