Así se sube y así se baja, ¡la técnica para dominar tu mountain bike!

¿Eres el rey del llano pero se te resisten las cuestas? Analizamos paso a paso la técnica que debe seguir el buen biker tanto en las subidas como en las bajadas, ¡domina la técnica del mountain bike!
Juanma Montero / Fotos Gonzalo Manera -
Así se sube y así se baja, ¡la técnica para dominar tu mountain bike!
Así se sube y así se baja, ¡la técnica para dominar tu mountain bike!

En los llanos casi todo el mundo se defiende técnicamente bien, ¿pero qué pasa cuando el terreno se inclina mucho hacia arriba o hacia abajo? 
Ya no es tan fácil, ¿verdad? Son cuestiones que implican cierto dominio de técnica que es imprescindible asimilar para mejorar como ciclista, ¿preparado?

1/ ¡Vamos arriba!

 

 

- Tienes que evitar que la rueda delantera se levante y a la vez impedir que la trasera se quede sin adherencia. Si te pones en pie y avanzas el peso controlas la rueda delantera, pero es fácil que pierdas tracción al pedalear, salvo que el terreno sea de roca seca y rugosa, y si te sitúas atrasado, la delantera queda sin peso y se levanta, con lo que pierdes el control.

- Visualiza de antemano la trazada que vas a usar, evitando todos los obstáculos posibles.

- Desde la posición neutra, con el peso centrado y el tronco inclinado en torno a 45º, comienza a acercar el pecho al manillar a medida que empieza la subida.

- Flexiona los codos y llévalos hacia abajo para ganar estabilidad.

- Permanece sentado para evitar que la rueda trasera pierda tracción. Si la inclinación de la subida es grande, es muy importante sentarse más cerca de la punta del sillín, en una postura que no es excesivamente cómoda, pero resulta efectiva.

- Pedalea con continuidad y con fuerza, sin tirones, como un motor eléctrico, no como una locomotora de vapor.

- Has de llevar una cadencia de pedaleo alta, así será más difícil que te atranques si pisas algún resalte del terreno.

"SUBIR PENDIENTES DURAS ES UNA COMBINACIÓN DE TÉCNICA, AVANZANDO BIEN EL PESO, CON UNA BUENA DOSIFICACIÓN DE LA FUERZA".

 

2/ Cuando las cosas se ponen cuesta abajo

 

 

- Cuando el terreno se inclina y la velocidad aumenta rápido recuerda llevar un dedo sobre los frenos y, si la pendiente es muy fuerte, puedes bajar un poco el sillín para evitar volcar hacia delante.

- Es esencial atrasar el peso para que el centro de gravedad quede más cerca de la rueda trasera, la posición se parece a la de las frenadas, extendiendo los codos y aplanando el torso.

- Tienes que dejar que las ruedas sigan girando, evitando bloquear los frenos, sobre todo en las zonas más complicadas y cuando hay obstáculos. Acciónalos con suavidad e intenta rodar sobre las irregularidades.

- La vertical de tu centro de gravedad debe caer aproximadamente a la misma distancia de la rueda delantera y de la trasera.

- Un error común es desplazar el peso demasiado atrás, con lo que la rueda delantera se queda sin aplomo y es fácil que nos caigamos por falta de control o por pérdida de agarre de la rueda delantera al frenar.

- A más pendiente, más has de atrasar y bajar el centro de gravedad, incluso dejando pasar el sillín entre las piernas, y si la pendiente disminuye, adelanta ligeramente el peso de nuevo. Tu postura ha de ser siempre dinámica, adaptándose a los posibles cambios de inclinación.

- Adelanta tu pie dominante, con el que te resulte más cómodo posicionarte de forma natural cuando dejas de pedalear.

- Si a mitad de bajada tienes que frenar más, también tienes que atrasar más el peso y acercarte más a la rueda trasera y no te olvides de volver a adelantar el peso cuando dejes de frenar.

- No te quedes en "modo downhill" al llegar al llano, recupera al instante la posición más adelantada para retomar la estabilidad.

"POSICIONA TU CENTRO DE GRAVEDAD SIEMPRE ENTRE LAS DOS RUEDAS Y NO PERDERÁS EL CONTROL NI LA TRACCIÓN, SIEMPRE QUE NO BLOQUEES LOS FRENOS Y DEJES QUE LA BICICLETA RUEDE SOBRE LOS OBSTÁCULOS".

¡Y ahora te toca llevarlo a la práctica! La cuestión técnica es un tema que, como ciclistas, estamos concienciados y sabemos que debemos dominar, pero, ¿qué me dices de la fuerza? Es otro de los componentes básicos que muchas veces pasa desapercibido, por eso te proponemos compaginar "ambos mundos" y que además de tus salidas y sesiones técnicas incorpores entre dos o tres veces a la semana un circuito para trabajar musculatura específica. ¡No habrá quien te pare!

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...