¿Qué es la fuerza isométrica y cómo podemos entrenarla?

Existen muchas formas de entrenar la fuerza, pero vamos a detenernos en una en particular: la fuerza estática o fuerza isométrica.
Noelia Hontoria -
¿Qué es la fuerza isométrica y cómo podemos entrenarla?
La fuerza isométrica también se conoce como fuerza estática.

La fuerza isométrica o fuerza estática se denomina así porque se trabajan los músculos de forma inmóvil y no se produce ningún cambio en la longitud muscular. Una de las características comunes de los ejercicios para trabajar este tipo de fuerza es que suelen ser de corta duración. Su carácter inmóvil puede llevarnos a la falsa creencia de que son fáciles de hacer, pero no es así. Se suelen trabajar en apnea y requieren un alto nivel de esfuerzo y resistencia. Por esto, la duración es corta y se debe tener en cuenta el estado físico de cada persona.

Estos ejercicios de fuerza isométrica se suelen recomendar para aquellos que buscan trabajar la resistencia, pero también en casos de rehabilitación, cuando han existido problemas musculares. Volver a poner a tono el músculo es una de las capacidades que conseguimos al trabajar la fuerza isométrica.

¿Qué es la fuerza isométrica y cómo podemos entrenarla?

Los ejercicios de fuerza isométrica también ayudan a trabajar la resistencia del músculo.

Consejos para trabajar la fuerza isométrica

Si quieres entrenar la fuerza isométrica, ya sea para mejorar las capacidades de tu músculo o para recuperarlo tras una lesión o período prolongado de inactividad, te damos algunas recomendaciones. Apunta.

La clave principal consiste en entrenar los músculos teniendo en cuenta los diferentes ángulos en los que podemos trabajar. Lo más habitual es entrenar a tres grados: 45º, 90º y 135º. Son ejercicios cortos, para los principiantes se suele recomendar apenas 5 segundos, mientras que en deportistas profesionales se puede llegar hasta los 12 segundos y no más de 8 repeticiones por serie.

Los ejercicios más habituales incluyen press de banca, poleas, press militar y planchas. Los músculos que más se suelen trabajar son los pectorales, bíceps, tríceps, cuádriceps, isquiotibiales, deltoides y faja abdominal.

No se deben realizar ejercicios de fuerza isométrica más de 3 veces por semana, para permitir así descansos prolongados del músculo, especialmente cuando estamos tratando de rehabilitarnos después de una lesión muscular.

También te puede interesar

Sujetar el manillar en descenso requiere una gran fuerza isométrica que responda a las vibraciones que experimenta el cuerpo

Te recomendamos

Ser corredora te ayuda a olvidarte del síndrome premenstrual y la menstruación...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Tu objetivo es claro: acabar con esa última capa de grasa que esconde tus abdominales...

Una zapatilla para llegar más lejos con menos esfuerzo, para disfrutar de más kilómet...

Se llama Jaguar E-Pace y es el primer SUV compacto de la historia de Jaguar. Un coche...

¿Sabías que en tu intestino conviven 100 billones de bacterias? A este conjunto de ba...