'PowerHouse': bienvenido a tu centro de poder

El trabajo abdominal, esa cruz innecesaria que tanto agotamiento nos produce... ¡Por fin ha terminado!

Olga Castañeda @vive.tu.cuerpo www.vivetucuerpo.com

PowerHouse  bienvenido a tu centro de poder
PowerHouse bienvenido a tu centro de poder

¿Pasas largas sesiones de infinitas series, de los más variados ejercicios abdominales, para lucir “un vientre plano” y todavía está esa molesta y antiestética fajilla de grasa bajo tu ombligo? ¿Te duele el cuello o la región lumbar cuándo haces ejercicios abdominales? ¡No te amargues la existencia, se acabo el sufrimiento!

En mi cruzada personal y profesional de transmitir el método Pilates como base del movimiento corporal y, más, del entrenamiento deportivo, te voy a contar algunas claves para que tengas en cuenta; tal vez te sirvan como orientación para que puedas ver el trabajo del centro del cuerpo desde otra perspectiva más integral y entretenida.

IMPORTANTE ANTES DE EMPEZAR

Lo de lucir tableta: sí, te puedes dejar la piel y las fuerzas haciendo abdominales, pero todavía estás lejos de que los tímidos cuadraditos empiecen a asomar… y eso es porque hay una capa de grasa subcutánea por encima que los recubre e impide que se vea un vientre más tonificado. Probablemente tengas los abdominales fuertes como el hormigón armado pero no se ven. Aquí, no hay abdominal que te ayude.

Es FUNDAMENTAL llevar unos HÁBITOS SALUDABLES DE VIDA: alimentación, descanso, entorno, relaciones, actividad física, estrés... ya sabes.

Piénsalo un momento. Revisa un poco tus rutinas y costumbres.

Si te fijas, es en el abdomen dónde nuestros hábitos de vida se reflejan. Si abusas de comida procesada, bebes alcohol, no duermes lo suficiente o vives con mucho estrés, verás que por mucho que nos machaquemos en el gym, esta parte seguirá reflejando un notable desequilibrio.

En este punto es dónde cada uno debe revisar sus prioridades y saber qué quiere conseguir. Una vez resuelto el objetivo ¡vamos a por ello!

Tanto si has decidido seguir con tus "cañitas y copitas" y resuelves que no te importa tanto esa molla, como si decides que es momento de revisar tus hábitos, será tu decisión y estará bien, no es posible hacerlo de otra forma. Cada uno es responsable de su cuerpo y lo que hace con él, lo importante es no engañarse.

¿DÓNDE TIENES EL POWER?

Cuándo nos iniciamos en la práctica del Método Pilates, de los términos que más suelen llamar la atención es el de: “powerhouse”. 
Podríamos traducirlo como: “la casa del poder” o “la mansión del poder”. En palabras de su creador, Joseph Pilates: “la central eléctrica del cuerpo”. En español también lo conocemos como “centro”, tomando la referencia de la palabra en inglés “core”. Básicamente, consiste en asumir y visualizar que el movimiento nace desde el centro y se extiende hacia los extremos. 

Lo llamemos como lo llamemos, existe cierta confusión en los músculos que conforman esta parte del cuerpo. Existe la creencia equivocada de que en Pilates lo que se trabaja únicamente es el abdomen y, en realidad, se están dejando fuera un gran número de músculos que conforman este cinturón central del cuerpo.

Localización del 'POWERHOUSE'

Musculatura powerhouse
Musculatura powerhouse

Rodeando la zona del ombligo, formando una especia de faja: músculos abdominales, lumbares, glúteos y suelo pélvico.

¿Cómo se activa?

Se activa al ahuecar el músculo transverso del abdomen, siendo su fortalecimiento precisamente la clave de todo el método, lo que habilita al cuerpo a moverse libre y equilibradamente. Todos los movimientos se inician y se sostienen desde esta zona, cuya activación debe estar siempre presente durante la práctica de los ejercicios.

La respiración intercostal o lateral

La respiración juega un papel crucial:

  • Al inhalar, por la nariz, se debe notar como las costillas se separan y se elevan, mientras el abdomen se sujeta ligeramente.
  • En la exhalación, por la boca, suele coincidir con la mayor intensidad del ejercicio, se cierran primero las costillas y después se hunde el centro de poder, con la sensación de pegar el ombligo a la columna, añadiendo a esto el cierre del perineo y la contracción de los glúteos.

La respiración debe ser lenta, continua y equilibrada.

Como regla general, en Pilates la duración de las inhalaciones y exhalaciones varían en función del nivel del alumno, siendo recomendado:

  • 3 tiempos de inhalación y exhalación para alumnos principiantes
  • 5 tiempos para alumnos de nivel intermedio
  • 8 tiempos para alumnos avanzados.

'EL CENTRO' VISTO DESDE OTRAS DISCIPLINAS

El Powerhouse no es algo que inventase Pilates para trabajar en su método. Este cinturón o faja central que hemos descrito, es una parte muy importante y energética del cuerpo también para otras disciplinas, que curiosamente (o no tanto) son las que ponen más énfasis en el trabajo cuerpo-mente:

-En el Yoga: la región abdominal es donde reside Manipura Chakra y se relaciona con nuestro sistema digestivo. Encargado de regular el funcionamiento del hígado, órgano digestivo encargado de desintoxicar, limpiar la sangre, analizar los nutrientes de los alimentos y descartar lo que no es útil. Cabe resaltar en este punto de qué forma lo que ingerimos es asimilado adecuadamente por nuestro cuerpo o no. Energéticamente, aquí reside nuestro 'poder de voluntad', el fuego interno, el motor que nos mueve a hacer las cosas que queremos. Ahora te puedes imaginar, con todo lo que hemos visto, qué pasa si esta parte está en desequilibrio...

Centro de poder Manipura Chakra
Centro de poder manipura

-En la Medicina Tradicional China, tal y como se aplica en la práctica del Gigong o de las artes marciales internas, como el Tai Chi, coinciden el Dantian o Tantien. Es concebida como eso: CENTRO, desde donde emerge la energía y el movimiento hacia el resto del cuerpo; donde se integran las dos fuerzas que atraviesan nuestro cuerpo: la fuerza descendente y enraizadora de la tierra- la fuerza ascendente y sutil del cielo...

Centro de poder Tantien
Centro de poder Tantien

-En Osteopatía, es el centro de la viceromotricidad, se relaciona directamente con la movilidad y motilidad viscerales de la zona abdominal.

Hay muchas más... pero nos eternizaríamos. Lo dejamos para otro artículo, vale?

Conclusión: lo ideal es que combines ejercicios para que te resulte más ameno; además, al estar pendiente de tu respiración, cada repetición puede suponer un nuevo reto: concéntrate en inhalar al preparar el movimiento y exhalar cuando hagas el esfuerzo.

Espero que a partir de ahora puedas afrontar los ejercicios abdominales con otro espíritu, por lo menos ya sabes que de nada sirve hacer las mil y una series.

¡Mucha suerte! Cuéntanos tu experiencia en sportlife.es

Archivado en:

Revolución pilatera la piedra angular del entrenamiento deportivo

Relacionado

Revolución 'pilatera': la piedra angular del entrenamiento deportivo

pilates deportistas 10 razones

Relacionado

¡A ti deportista: 10 motivos por los que SÍ hacer pilates!

diferencias yoga pilates

Relacionado

Yoga y Pilates: diferencias y analogías