Las posturas de yoga que te ayudarán a nadar mejor

¿Sabías que el yoga puede hacer ser mejor nadador? Analizamos las mejores posturas para natación

Alicia Velasco / Fotos: Antonio Díaz

Las posturas de yoga para nadar mejor
Las posturas de yoga para nadar mejor

Nuestro equipo de SPORT LIFE trabaja para manteneros en forma e informados y ahora, con la caída de los ingresos por publicidad, necesitamos más que nunca vuestro apoyo. Hazte Prémium pinchando en este enlace, desde solo 1 € al mes (1º mes gratis) y estarás haciendo posible que sigamos elaborando estos contenidos, a la vez que disfrutas de artículos exclusivos, navegación sin anuncios y contenidos extra solo para suscriptores. 

Os proponemos esta secuencia de asanas de yoga para conseguir más amplitud de movimiento en hombros y tobillos y una brazada más fluida. Realizadas antes de zambullirte en el agua incrementan la resistencia del cuerpo y fortalecen el centro abdominal, sobre todo la parte posterior.

 

ADHO MUKHA SVASANA

Con las manos bajo de los hombros y las rodillas debajo de las caderas, apoya los dedos de los pies y eleva las caderas. Rota hacia fuera los brazos y baja el pecho. Los talones bajan en dirección al suelo. Mantén durante 10 respiraciones.

 

 

TABLA DINÁMICA

Desde la postura inicial anterior, mueve el peso del cuerpo hacia delante hasta que los hombros queden sobre las muñecas, formando una línea recta desde los talones hasta la coronilla. Con el abdomen contraído y el torso firme, inhala y levanta la pierna derecha hasta que quede paralela al suelo, exhala y bájala. Repite con la pierna izquierda. Repite 10 veces todo el movimiento.

 

SHALABHASANA (VARIACIÓN DINÁMICA)

De manera simultánea, levanta la pierna izquierda y la cabeza y mantén el brazo derecho estirado lo más alto posible. La pierna izquierda debe estar estirada hacia atrás y el brazo derecho hacia delante cuando se levantan. Baja y completa 10 repeticiones alternando brazo y pierna contrarios. Repite 10 veces.
 

 

GOMUKHASANA

Estira el brazo derecho hacia el lado y dóblalo detrás de la espalda. Trata de entrelazar los dedos de las manos detrás de la espalda, también puedes utilizar una cinta. La columna ha de estar recta. Mantén durante dos minutos y cambia el cruce.

Archivado en:

Postura del Triángulo extendido y de la Media luna

Relacionado

Postura del Triángulo extendido y de la Media luna

La postura de yoga que mejora tu fuerza y equilibrio: el Cuervo

Relacionado

La postura de yoga que mejora tu fuerza y equilibrio: el Cuervo