La Unión de Federaciones Deportivas de Cataluña recurre el cierre de los gimnasios

Alega que sólo el 0'28% de los contagios se producen en este entorno y que el deporte no es el problema sino que forma parte de la solución de nuestra sociedad ante el covid-19.

EFE

Recurrido ante los tribunales el cierre de los gimnasios decretado por el Govern de la Generalitat de Catalunya
Recurrido ante los tribunales el cierre de los gimnasios decretado por el Govern de la Generalitat de Catalunya

La Unión de Federaciones Deportivas de Cataluña (UFEC) ha recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) el cierre decretado por el Govern de todas las instalaciones, equipamientos y gimnasios para contener la expansión de la COVID-19 y mitigar los efectos de la segunda ola.

En su escrito, la UFEC solicita a la sala contenciosa del alto tribunal catalán que adopte como medida cautelar de urgencia la suspensión del cierre de equipamientos deportivos por el daño económico que puede causar en el sector dicha restricción, que tildan de "desproporcionada y contradictoria".

Las federaciones alegan que el cierre abocará a los operadores de instalaciones y equipamientos deportivos a la "insolvencia, cierre definitivo y pérdida de puestos de trabajo" y esgrimen que la práctica deportiva "contribuye a que las personas estén en mejor disposición para hacer frente a la COVID-19".

Tal como ha señalado en rueda de prensa el presidente de UFEC, Gerard Esteve, el cierre de equipamientos generará el efecto contrario y provocará un aumento de los contagios, ya que las personas continuarán practicando deporte sin "control" ni "protocolos".

"La dinámica que se había establecido de trazabilidad de las personas en los clubes y actividades deportivas desaparece al prohibir la apertura de centros organizados", ha lamentado tras recordar que, según los datos del Gobierno, sólo el 0,28 % de los brotes se originan en estos contextos.

Esteve ha denunciado que la medida impuesta por el Govern y amparada en el estado de alarma "provoca que la gente continúe haciendo deporte pero de forma desorganizada" y sin que sea posible tener control sobre los contactos en caso de contagios de COVID-19.

"Sólo hay que ver este fin de semana cómo estaba la carretera de Les Aigües (Barcelona), los parques y los espacios públicos donde se puede practicar deporte", ha enfatizado para agregar: "Se han visto partidos de fútbol, de baloncesto y masificaciones de gente corriendo por la Barceloneta".

Esteve ha reivindicado el sector como "parte de la solución, no del problema" y ha denunciado que esta "decisión errónea" por parte de la Generalitat tendrá efectos económicos "devastadores".

"Entidades y empresas tendrán que cerrar si esto continúa alargándose", ha aseverado para criticar que la paralización de la actividad no vaya acompañada de ayudas, como ha recordado que sí ocurre en otros países vecinos, como Francia, Italia o Alemania.

Según datos del clúster catalán de la industria del deporte (INDESCAT), el cierre decretado por el Govern provocará que el sector deje de facturar unos 58 millones de euros, lo que agravará la situación de empresas que "ya estaban muy al límite".

De hecho, según Esteve, la Unión ha recibido "muchas" llamadas de diversos clubes "preocupados" solicitando información sobre cómo tramitar un concurso de acreedores ante la "situación desesperante". EFE