Las 11 primeras conclusiones tras poder correr con el Polar Grit X

Tuvimos en exclusiva una de las primeras unidades del nuevo GPS y por fin hemos podido salir a probar sus funciones al aire libre.
Juanma Montero
Las 11 primeras conclusiones tras poder correr con el Polar Grit X
Las 10 primeras conclusiones tras poder correr con el Polar Grit X

Qué paradoja presentar un modelo cuyo territorio principal es el outdoor justo en un momento en el que todos estábamos confinados en casa... a todo el mundo le pilló a trasmano la pandemia, está claro, nadie se imaginaba que algo así pudiera pasarnos en pleno siglo XXI, y Polar no sería la excepción. El caso es que despues de una presentación por Zoom para conocer el producto, en lugar de una presentación en mitad de la naturaleza como estaba programado, recibimos una de las primeras unidades de test en casa cuando todavía no se podía hacer deporte al aire libre. Le sacamos todo el jugo posible con sesiones de elíptica, rodillo, pesas y ejercicios con autocarga en casa, pero si por algo destaca el Grit X es por estar pensado como herramienta para entrenar mejor en exteriores.

El momento llegó, por fin pudimos comunicarlo con los satélites GPS que nos permiten ubicarnos, y vimos que también se puede conectar con las órbitas de Galileo y de QZSS, para mayor precisión. Aún no hemos podido ir a nadar con el Grit X, de momento estas conclusiones las hemos sacado de nuestras vueltas corriendo en asfalto, corriendo en campo y montando en bici de montaña.

Las 11 cosas que tienes que saber del Polar Grit X

1. Es como el tope de gama Polar Vantage V, de hecho tiene todas sus funciones avanzadas, con la única excepción de Recovery Pro y del test Ortostático, y un montón de funciones extra que el Vantage V no tiene, siendo más barato (439 € frente a los 499 € del Vantage V). De entrada nos parece mejor compra, aunque puede que veamos rebajas de precio en el Vantage V en algunos comercios, a raíz de la presentación del Grit X.

2. Se ha diseñado con la robustez como una de sus premisas, pasa la clasificación MIL-STD810G, resiste a impactos con su pantalla Gorilla Glass, es sumergible (100 m) y está pensado para que no se te estropee con facilidad, buen punto a favor.

3. Nos ha encantado su función Hill Splitter. Si en tus entrenamientos incluyes las cuestas, una de las formas más eficaces de mejorar la condición física, te gustará esa nueva función. Sin que tengas que tocar nada registra automáticamente las subidas y las bajadas de más de 10 metros, dándote sobre la marcha el tiempo de subida o de bajada, la distancia que mide la cuesta, el ritmo o velocidad a la que vas y contabilizando las subidas y bajadas que haces. Al acabar llega la fiesta porque tienes un auténtico arsenal de datos útiles en Polar Flow como la potencia media y máxima que hiciste en cada subida, pulsaciones medias y máximas, cadencia, porcentaje de desnivel, etc.

4. Muy interesante su integración con Komoot, la mayor comunidad de amantes del outdoor de toda Europa, desde donde podrás bajarte rutas o crearlas. Las rutas que te bajes o diseñes automáticamente aparecen en tu Grit X, para que las puedas seguir giro a giro. No tiene mapas pero el guiado es impecable y eficaz, si estás en la pantalla con el track verás claro por dónde tienes que ir y si estás en alguna otra pantalla, cuando llega un giro te avisa unos metros antes y de nuevo justo cuando tienes que desviarte o girar.

Las 10 primeras conclusiones tras poder correr con el Polar Grit X

Aqui teníamos la pantalla Hill Splitter de análisis de las cuestas, estabamos siguiendo un track que acabábamos de crear en Komoot y a 18 metros del cambio de sentido nos saltó el aviso con una flechita indicando hacia dónde girar. Por si te quedan dudas, justo salta un nuevo aviso cuando estás a punto de llegar al giro.

Las 10 primeras conclusiones tras poder correr con el Polar Grit X

A la derecha la aplicacion Komoot, desde la que puedes diseñar una ruta, y a la izquierda la app Flow donde se ha subido automáticamente la ruta que hemos creado para poder usarla en el Grit X.

5. Es el segundo GPS pulsómetro de muñeca del mercado que integra la medición de potencia en running sin necesidad de usar sensores externos. El primero fue el Polar Vantage V. El dato es más que útil y se combina de forma magistral con Hill Splitter. Una vez que conozcas tu potencia umbral, la que eres capaz de mantener en el llano en tu umbral anaeróbico, el ritmo que podrás seguir en las cuestas te lo va dar la potencia en vatios y no los minutos por kilómetro. Mantén tu potencia umbral en las subidas, o en el llano un día de viento, y sabrás que llegas a la meta con energía sin haberte machacado y sin bajones de últimos kilómetros.

Las 10 primeras conclusiones tras poder correr con el Polar Grit X

El dato de la potencia es fantástico para mantener el nivel de esfuerzo. En la pantalla correspondiente ves la potencia media abajo, la máxima arriba y la actual en el medio.

Las 10 primeras conclusiones tras poder correr con el Polar Grit X

Al acabar de correr tienes los diferentes niveles de potencia, para hacerte una idea gráfico de lo intensa que ha sido tu sesión.

6. El Grit X cuenta con recordatorios de nutrición y de hidratación con su función FuelWise que te ayudan en tus eventos de larga duración. Puedes programarlos de forma automática o manual y lo bueno es que si el esfuerzo varía sobre el previsto se adaptan para recomendarte que comas o te hidrates más a menudo o con mayores cantidades. Una función muy útil no solo para ultras sino para cualquier marcha de larga distancia o ruta maratoniana con la bici, corriendo, patinando, remando... Relacionada con esta función tenemos el análisis de fuentes de energía, que te dice al terminar tu actividad la cantidad de calorías que proceden de los carbohidratos, de la grasa y de las proteínas. Hemos comprobado que las proporciones cambian mucho en función de la intensidad y el tiempo.

Las 10 primeras conclusiones tras poder correr con el Polar Grit X

En nuestra ruta habíamos quemado 838 Kcal y el 62% procedieron de carbohidratos, el 3% de proteínas y un 35% de grasa.

8. Tienes información meteorológica en tu muñeca, para que la consultes antes de salir a entrenar.

Las 10 primeras conclusiones tras poder correr con el Polar Grit X

Con el Grit X podrás tener una predicción meteorológica básica en un instante. Tocando el botón rojo desde esta pantalla que os mostramos tienes datos mucho más completos: sensación térmica, probabilidad de lluvia, porcentaje de humedad ambiental, velocidad del viento y su dirección y pronóstico de dos días.

9. Definitivamente un plus, aunque ya no sean funciones tan novedosas porque las conocíamos de dispositivos anteriores, hay muchos rasgos que te ayudan a ser mejor deportista y no lesionarte, como todas las funciones Smart Coaching, empezando por Training Load Pro que calcula la sobrecarga que supone tu entrenamiento para que sepas si progresas, te estancas o te pasas; o Nightly Recharge que te dice lo que te has recuperado con tu sueño analizando varios datos del sistema nervioso autónomo y combinándolos con el tiempo de sueño, las interrupciones y tus pulsaciones al dormir. Si te cuesta conciliar el sueño puedes hacer una sesión guiada de respiración para relajarte con la función Serene y si necesitas un entrenador personal que te guíe con tus sesiones, tienes la interesante función de los entrenamientos diarios adaptados FitSpark, con animaciones de ejercicios en pantalla. El Polar Grit X te dice si necesitas cardio, fuerza o entrenamiento complementario de otro tipo y te da sesiones recomendadas, adaptadas a tu momento de forma y a lo que estás haciendo.

Las 10 primeras conclusiones tras poder correr con el Polar Grit X

Training Load Pro nos deja claro que estamos progresando, ¡bien!

10. Su sensor de pulsaciones Precision Prime, es una versión ligeramente mejorada del sensor de los Polar Vantage e Ignite, y según nuestras apreciaciones es uno de sus puntos fuertes, aunque ya sabéis que la precisión total solo la da una banda de pecho (el Grit X es compatible con bandas Bluetooth Smart, así como sensores externos de cadencia de ciclismo y de potencia). Cuenta con 10 LED, 5 rojos, 4 naranjas y 1 verde, frente a los 9 de los Vantage, 5 rojos y 4 verdes, y cuatro electrodos que detectan el contacto con la piel. Se añade una tercera longitud de onda, la naranja, para llegar a diferentes profundidades bajo la piel y mejorar la exactitud de la lectura. Si ya era uno de los puntos fuertes de Polar, ya que nadie tiene un sensor tan sofisticado, ahora se distancia más todavía.

Las 10 primeras conclusiones tras poder correr con el Polar Grit X

Así es el sensor Precision Prime del Grit X, ahora con 10 LED en lugar de 9, uno de los sistemas de medición óptica mejores del mercado.

11. Lo dejamos para el final porque no influye en el rendimiento, aunque sí en las ganas que tengas de llevarlo puesto. Los acabados del Grit X son muy buenos, con una carcasa en acero inoxidable y poliamida y tres combinaciones de color para elegir, y su diseño y dimensiones lo hacen totalmente compatible con el día a día. Otros GPS de este segmento se pasan de pesados y de tamaño voluminoso.

Las 10 primeras conclusiones tras poder correr con el Polar Grit X

Así de elegante es el Polar Grit X en color blanco. Lo tienes también en negro clásico y en un discreto verde oliva.

Precio recomendado: 429,90 €

  • Peso: 64 g.

  • Altímetro barométrico.

  • Autonomía: Desde 40 h a máxima precisión (datos cada segundo) a 100 h con señal GPS cada 2 minutos y FC por banda externa bluetooth.

  • Satélites: GPS+Galileo o GPS+QZSS.

  • Correa de 22 mm estándar (podras usar cualquiera).

  • Pantalla táctil de 1,2" con 240×240 px. de resolución

  • Caja de 47 mm de diámetro.

  • Sumergible 100 m.

  • Brújula magnética.

    www.polar.com/es/grit-x

ESCUCHA AQUÍ EL PÓDCAST CON LOS DETALLES DEL POLAR GRIT X

ESCUCHA AQUÍ COMPLETO EL PÓDCAST "RECUPERA TU MEJOR FORMA CON TU PULSÓMETRO"

Suscríbete gratis y no te perderás ningún episodio, estamos en IVOOX, en SPOTIFY y en APPLE PODCASTS.