La distancia de seguridad para hacer deporte a partir de ahora

Ya podemos ver en un horizonte cercano la posibilidad de salir a practicar deporte individual a nuestras calles: es el momento de extremar nuestra seguridad.
Redacción Sportlife -
La distancia de seguridad para hacer deporte a partir de ahora
La distancia de seguridad para hacer deporte a partir de ahora

De poco nos servirán las siete semanas de confinamiento si ahora salimos a las calles y podemos contagiarnos, o contagiar a los demás, si no tenemos en cuenta nuevas medidas de protección. Ya no vale sólo con lavarse las manos y guardar el 1,5 metros de distancia: hay que adaptar nuevas medidas en cada momento de nuestras actividades de manera especial en las deportivas.

¿Otro entrenamiento diferente?

Efectivamente necesitamos entrenarnos para implementar en nuestra práctica deportiva nuevas normas de comportamiento, siempre encaminadas a incrementar al máximo la seguridad frente a un posible contagio por microorganismos.

Lo más razonable sería hacer deporte con mascarilla de alta protección (FFP2 o FFP3) pero nos encontramos con el problema de que los modelos que filtran las partículas más peligrosas limitan bastante el flujo de entrada y salida de aire desde nuestra nariz y boca, por lo que encontraríamos problemas para respirar de la manera correcta.

A partir de ahora, y durante un tiempo prudencial, debemos olvidarnos de la cuadrilla con la que corremos por el parque o de la grupeta en la que pedaleamos casi codo con codo o de coger rueda del ciclista que nos antecede para aprovecharnos del rebufo.

La distancia de seguridad para hacer deporte a partir de ahora

Los datos técnicos

Ya os hemos comentado en Sportlife.es la existencia de un estudio realizado en Bélgica y Holanda por cuatro ingenieros (civiles, mecánicos, aeronáuticos), y uno de ellos, Thierry Marchal, médico experto en prácticas deportivas.

Los datos originales, dependiendo de los países, ponían una distancia de entre 1,5 y 2 metros como patrón para evitar que pudiera surgir un contagio directo como consecuencia del contacto con gotas de saliva exhaladas por un individuo contagiado.

La mecánica de esa simulación de contagio es demasiado elemental, ya que no tiene en cuenta que al desplazarnos generamos corrientes de aire o bolsas (lo denominan aerosoles) cargadas de partículas contaminadas, que pueden viajar más allá de los 2 metros e impactar contra otra persona que no haya previsto una mayor distancia de seguridad.

Para comprender la casuística del estudio debemos referirnos a un término que han empleado: la “distancia social aerodinámicamente equivalente” es el espacio que dos personas necesitan mantener al caminar, correr o pedalear en bicicleta para tener el mismo nivel de riesgo de exposición a las gotas que en el caso de 1.5 m, 2 m que las personas de a pie cuando se encuentras paradas y uno frente al otro.

La realidad

En el estudio se descubrió que las gotas (rango 40 mm - 200 mm) exhaladas por una persona en movimiento son arrastradas principalmente por una corriente de desplazamiento (estela) detrás de esta persona y, aunque el coronavirus tiene un tamaño y peso elevado (en comparación con otros patógenos) tarda unos segundos en caer al suelo.

Nos vamos a ahorrar los detalles del estudio, que podéis consultar al completo en la web que lo ha difundido, pero podemos confirmar que ha sido refrendado por las autoridades sanitarias de los Países Bajos y se están utilizando por otros gobiernos, incluido el de EE.UU., para aconsejar a la población sobre la distancia de seguridad de los deportistas.

Sin movimiento

La distancia de seguridad para hacer deporte a partir de ahora

Damos por válida la distancia de 2 metros, en previsión que pudiera haber viento y las partículas de saliva llegasen algo más lejos de lo que nos imaginamos. Es la distancia que deberemos guardar en las colas que formemos en las calles, dentro de los establecimientos y en nuestro puesto de trabajo.

Caminamos ligero

La distancia de seguridad para hacer deporte a partir de ahora

Por las calles, por las zonas al aire libre, dentro de los supermercados… dejaremos una distancia mínima de 5 metros con la persona que nos precede, así disponemos de un margen mínimo para evitar entrar en contacto con cualquier partícula contaminada.

Publicidad

Entrenamos corriendo

La distancia de seguridad para hacer deporte a partir de ahora

Cuando ya podamos correr, además de no hacerlo en pareja, deberemos guardar una distancia de seguridad mínima de 10 metros, que nos asegura una buena asepsia hasta una velocidad de entre 10 y 12 km/h: a medida que incrementásemos esa velocidad, deberíamos aumentar los metros de distancia. Mejor pecar de cautos y no medir las distancias de manera optimista.

Nos gusta la velocidad

La distancia de seguridad para hacer deporte a partir de ahora

Tanto si circulamos en bicicleta, como si corremos muy rápido, todos los acontecimientos se precipitan, por lo que deberemos distanciarnos todavía más de la persona que llevemos delante. La distancia mínima serán 20 metros que, si circulásemos a más de 20 km/h debería ser mayor todavía.

ESCUCHA AQUI COMPLETO NUESTRO PÓDCAST "COMER SANO, COMER BIEN"

Suscríbete gratis y no te perderás ningún episodio, todos los jueves una nueva entrega en IVOOX, en SPOTIFY y en APPLE PODCASTS.

Publicidad
También te puede interesar

Si a la pregunta de “¿Tú que vas a hacer cuando salgas?”, la respuesta es “Yo correré un maratón”, nuestro experto Rodrigo Gavela ha ido por delante de ti y te ha preparado toda la información que necesitas para tu deseado encuentro con los 42’195 km.

En muchas de las rutinas que os hemos propuesto en casa hay zancadas, lunges, splits, estocadas... llámalas como quieras, pero hazlas, ya que son uno de los ejercicios más efectivos y simples que puedes hacer para mantener tu metabolismo activado y tus piernas y glúteos bien tonificados.