El tratamiento para el desgarro muscular: hay opciones antes de la cirugía

Es bastante habitual pensar que el tratamiento para el desgarro muscular pasa sí o sí por el quirófano. Afortunadamente, hay otras fórmulas.
Noelia Hontoria -
El tratamiento para el desgarro muscular: hay opciones antes de la cirugía
El desgarro muscular es bastante habitual entre deportistas y está ocasionado por una rotura de fibras.

El desgarro muscular es una rotura de las fibras del músculo, una de las lesiones más frecuentes y está ocasionada por un estiramiento excesivo del músculo. Cuando sufrimos esta dolencia lo notamos inmediatamente, ya que el dolor es muy intenso y no podemos continuar con el movimiento habitual.

Cómo evitar el desgarro muscular o rotura fibrilar

Obviamente, es mejor prevenir que curar. Las roturas fibrilares son muy corrientes entre los deportistas, ya que estos suelen estirar los músculos cada día o con bastante asiduidad. Normalmente, las causas principales pasan por forzar demasiado la zona sin tener una buena condición física, pero también por un golpe, una caída o por hacer un estiramiento inadecuado o más agresivo de lo que nuestros músculos nos permiten.

Eso sí, no todas las roturas son iguales. Algunas apenas miden unos milímetros y son mucho más fáciles de subsanar, mientras que otras llegan a romper completamente el músculo, lo que complica su tratamiento.

El tratamiento para el desgarro muscular: hay opciones antes de la cirugía

Es importante tratar el desgarro muscular antes de la rotura final del músculo.
Publicidad

Tratamiento para el desgarro muscular

Lamentablemente, si no hemos podido prevenir el desgarro muscular, llega el momento de poner remedio. Lo primero que debemos hacer es consultar con un especialista que nos indique cuál es el mejor tratamiento a seguir según la gravedad de nuestra lesión. El último paso siempre será la cirugía, pero antes de eso podemos probar con otras alternativas naturales si la rotura no es demasiado severa.

Lo primero de todo es guardar reposo y tratar de llevar una rutina tranquila, suspendiendo el deporte y otras actividades que exigan movilidad para darle al músculo un descanso completo. La aplicación de frío ayuda a reducir la inflamación notablemente, además de calmar el dolor. Recuerda que nunca debes aplicar hielo directamente sobre la piel: envuélvelo en una toalla o una bolsa. La tercera opción es un vendaje neuromuscular que ayudará a proteger y reforzar la zona.

Además, por supuesto, debemos combinarlo con sesiones de fisioterapia, que con masajes y estiramientos nos aportarán una ayuda adicional.

Si nada de esto funciona, el médico evaluará la posibilidad de recurrir a la cirugía. Esta solución suele ser la primera en los casos más complicados, cuando la fisioterapia y el resto de "remedios caseros" son improductivos debido al alcance de la lesión. Ten en cuenta que el periodo de tiempo habitual que necesitamos para recuperarnos de un desgarro muscular va desde los 10 días a los 3 meses. Cuando retomes la actividad física, no fuerces demasiado la zona para evitar recaer.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar

No es una rotura total, sino un rasgado mayor o menor de las fibras del músculo. Analizamos las causas por las que se produce y el tratamiento que debemos seguir

Te recomendamos

Un coche eléctrico (el Nissan Leaf), todas las capitales de provincia peninsulares, 7...

Las claves de suplementación para conseguir un óptimo maratón y ayudar a tu cuerpo a ...

Descubre las ideas y acciones de compañías como ING, Basf o Mutua Universal....

La duda es más que razonable, pocos saben qué vehículo adquirir para tener menos rest...

Tan importante como cuidar los aspectos nutricionales y pensar bien el tipo de entren...

New Balance lanza una colección edición especial para el maratón de Nueva York, así s...