3 remedios caseros contra la tos fáciles de preparar

Muchas personas buscan remedios caseros contra la tos antes de recurrir a la medicación. Aquí te proponemos algunos.
Noelia Hontoria -
3 remedios caseros contra la tos fáciles de preparar
Existen varios remedios caseros contra la tos muy efectivos

Las “recetas” de la botica de la abuela han pasado de generación en generación como verdaderos tesoros. Nuestros mayores sabían bien cómo utilizar las cosas que tenían en casa para prevenir o evitar problemas cotidianos como los resfriados o la tos. Precisamente de remedios caseros contra la tos te queremos hablar hoy.

Es importante que distingas entre los diferentes tipos de tos que pueden darse. No es lo mismo una tos seca que una húmeda, igual que tampoco es lo mismo una tos temporal que otra crónica. Lo mejor siempre es consultar con un médico para que nos diga si necesitamos medicación o si podemos utilizar alguno de los remedios caseros contra la tos más populares.

En el segundo caso, apunta los siguientes. Son fáciles de hacer y bastante efectivos.

Algunos de los mejores remedios caseros contra la tos

3 remedios caseros contra la tos fáciles de preparar

Las gárgaras de agua con sal tienen propiedades antibacterianas y antiinflamatorias

Miel con limón: La combinación de miel con limón puede aportarnos muchos beneficios. Tres cucharadas de miel al día, con colmo, y un par de gotas de limón en cada una de ellas, nos pueden ayudar a calmar la irritabilidad de la garganta y a aliviar la zona. Es más recomendable en caso de tos seca.

Publicidad

Gárgaras con agua y sal: Este es uno de los remedios caseros contra la tos más recomendados si tenemos tos con mucosidad. Las gárgaras con agua y sal no solo nos pueden ayudar, al igual que la miel, a calmar una garganta irritada. También tienen propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. Hazlas dos veces al día: por la mañana y por la noche.

El viejo truco de la cebolla: Puede que te suene extraño pero no son pocos los que en su infancia han dormido más de una vez con una cebolla partida en la mesita de noche. Este viejo truco se apoya en los vapores que desprende la cebolla, pues pueden ayudar a humidificar de forma natural el ambiente. Aunque parezca un remedio de la abuela sin fundamento, no va muy desencaminado. La cebolla tiene un alto contenido en polifenoles y gracias a los aromas que emite puede ayudarnos a abrir las vías respiratorias y calmar la tos. Para realizarlo correctamente, tendrás que partir una cebolla por la mitad y dejarla en la mesita de noche, junto al cabecero de la cama.

Si la tos persiste, si se escucha que está agarrada a los pulmones o si trae alguna otra complicación (como sangre), debes consultar inmediatamente con un especialista.

Publicidad
También te puede interesar

Con un poquito de paciencia y de anticipación, los remedios naturales preparan tu cuerpo y te ayudan a reducir los síntomas de la alergia al polen.

Te recomendamos

Te invitamos a que vivas una jornada en Madrid con el equipo de pruebas de MOTOCICLIS...

El objetivo del desayuno para el corredor es aportar nutrientes esenciales sin entorp...

Los 5 objetivos de nutrición que todo buen corredor debe tener en cuenta para configu...

Elegidas por una gran mayoría de corredores populares, las ASICS Gel Cumulus han esta...

Claves de entrenamiento y nutrición para conseguir activar tu metabolismo y cumplir t...

Una nueva versión de las LAZR: así son las Fresh Foam LAZR v2 de New Balance, una zap...