"Me cuesta perder peso pese a que hago deporte cuatro veces por semana". Esta es la solución

Si has cumplido los 50 y te cuesta adelgazar pese a que haces la actividad física necesaria toma nota de esos consejos

Juanma Montero

correr correr
correr correr

Me llegó esta interesante pregunta de Juan Mendizábal que creo que presenta un tema que creo preocupa a un grupo grande de seguidores de nuestra web sportlife.es 

Hola amigos de Sport Life, hago bicicleta mínimo 4 veces por semana y a veces incluso 5 ó 6, aproximadamente una hora, creo que me alimento de forma equilibrada y sin excesos, pero no consigo quitarme unos cuantos kilos de más que me sobran. Tengo 58 años, un trabajo de oficina y he hecho mucho deporte en mi juventud, ¿qué me aconsejáis y cuál podría ser la causa de que no pierda peso?

Por lo que dices del trabajo de oficina y aunque hagas una hora al día de bici, si no tienes un día a día activo (andar hasta casa, subir escaleras, etc.) serías uno de esos casos de ‘deportista sedentario’. No nos cuentas tus rutinas pero si vas en coche a trabajar y luego en casa estás en el sofá, aunque hagas una hora de deporte, la inactividad no lo compensaría. Mira si es tu caso, además con tu edad tu metabolismo empieza a ralentizarse y deberías activarlo con trabajo de musculación sí o sí. La fuerza es un componente imprescindible en la puesta en forma.

A mí me gusta hacer el símil entre un secador y una nevera con el cardio y la fuerza, el secador tiene mucha potencia, 1500 vatios/hora, pero lo tienes encendido 5 ó 10 minutos como mucho. La nevera tiene poca potencia, gasta poco, unos 300 vatios/hora pero está encendida ininterrumpidamente. ¿Con cuál de los dos aparatos gastas más energía? Obviamente con la nevera.

Con el entrenamiento de cardio consumes muchas calorías, corriendo es fácil quemar 500 Kcal/h, más que con el de fuerza que no pasa de 300 Kcal/h, sin embargo el de fuerza logra un efecto sobre tu metabolismo muy interesante, al crear más masa muscular tu consumo es más elevado durante todo el día, hasta mientras duermes, como pasa con la nevera y su gasto energético. El tejido muscular necesita mucha energía para mantenerse vivo, a diferencia del tejido graso o el tejido óseo.

Correr sería como el secador, mucho gasto pero solo durante el tiempo que estás corriendo. Además con el trabajo de fuerza ocurre un interesante efecto de post combustión que deja tu cuerpo ‘acelerado’ hasta 24 horas después de haber trabajado intensamente tus músculos, con una elevación del gasto metabólico entre un 3 y un 9% aproximadamente.

Conclusión: Introduce trabajo de fuerza en tu rutina, con cargas elevadas, 3 veces por semana, para generar más masa muscular que aumente tu gasto calórico y, si no te mueves mucho a diario, lleva una rutina lo más activa que puedas en tu día a día.

 

¿Cómo debo correr para perder peso y mantenerme luego en mi peso?

Relacionado

¿Cómo debo correr para perder peso y mantenerme luego en mi peso?

Dieta supermilagrosa: pierde 100 euros en 5 minutos. Claves para no dejarse engañar y perder peso de forma saludable

Relacionado

Dieta supermilagrosa: pierde 100 euros en 5 minutos. Claves para no dejarse engañar y perder peso de forma saludable

Cómo hacer el hollow body, el ejercicio antibarriga

Relacionado

El ejercicio antibarriga: el hollow body

Los mejores vídeos