7 claves para pisar el acelerador de tu metabolismo

Un factor clave en la búsqueda del peso perfecto
Redacción Sport Life -
7 claves para pisar el acelerador de tu metabolismo
7 claves para pisar el acelerador de tu metabolismo

Puedes hacer más de lo que crees para pisar el al máxima el acelerador de tu metabolismo.

• Hacer deporte. No hay nada más eficaz que hacer ejercicio un mínimo de tres días a la semana (mejor si son cuatro o cinco). Intenta que el ejercicio sea superior a la media hora ya que en los 20 primeros minutos de ejercicio lo que se quema sobre todo son azúcares y no grasas. El deporte no sólo te renta durante el tiempo que te estás ejercitando. Al acabar de entrenar por un efecto de elevación de la tasa metabólica postejercicio, lo que se llama EPOC (Energy Postexercise Oxygen Consumption), tu cuerpo sigue acelerado. Este efecto es mayor en los ejercicios de alta intensidad y los trabajos de fuerza máxima y en los ejercicios aeróbicos hechos a intensidades comprendidas entre el 75 y el 85% de tu capacidad máxima.

• Evita alimentos ricos en grasas saturadas que disminuyen la sensación de estar saciado y te hacen comer más. Los alimentos pobres en grasa queman más calorías que los ricos en grasa

• No te saltes el desayuno. Por la mañana el cuerpo está preparado para recibir alimento y gastar energía. Si no desayunas para adelgazar, estás totalmente equivocado.

• Respeta las cinco comidas. Pasar hambre no ayuda en nada. La digestión quema calorías por lo que comer a menudo ayuda a tener un gasto energético constante.

• Mastica bien, Comer despacio permite que se activen los mecanismos saciantes. La sensación de saciedad reside en una zona del cerebro y comienza a activarse en cuanto llega al estómago la primera comida. Normalmente llega a su máximo en unos 20 minutos tras haber dado el primer bocado a nuestra comida. En contra de lo que se puede pensar esta sensación de saciedad no está directamente relacionado con la cantidad, sino con el tiempo que tardamos en comer. Intenta masticar unas 25 veces por bocado. Esto se debe en primer lugar a que los músculos maseteros de la mandíbula están conectados con el centro de la saciedad. Además, también hay que tener en cuenta que la comida se mantiene por más tiempo en contacto con la lengua, que es la que se encarga de percibir el sabor.

• No te pases con el café. La cafeína puede ser un acelerador del metabolismo, pero no es la panacea. Tu cuerpo se adapta a su ingestión y para lograr el mismo efecto cada vez necesita tomar más.

• No confíes en las dieta hipocalóricas. A corto plazo funcionan para adelgazar, pero pasado un tiempo el metabolismo se acostumbra a trabajar en modo ahorro y como le ha ido llegando poca energía a través de la comida, te cuesta más quemar las calorías.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Al descubrir la imagen de este nuevo crossover puedes caer en la tentación de admirar...

¿Y si convertimos esas botellas de plástico que tanto contaminan en una prenda deport...

Aquí va nuestra propuesta: un fin de semana para dos personas para disfrutar de la pr...

Más ligera, más rápida y aún más brillante. Te avanzamos cómo es la última generación...

La colección de New Balance que cuenta con las más avanzadas tecnologías en el desarr...

Hablamos de ese no tan extendido equilibrio entre lo físico, lo mental y lo emocional...