Consejos para correr durante el embarazo

¡Si quieres, puedes! Tienes 9 meses para seguir corriendo y disfrutar sin perder la forma
Yolanda Vázquez Mazariego -
Consejos para correr durante el embarazo
Consejos para correr durante el embarazo

¡Si quieres, puedes! Tienes 9 meses para seguir corriendo y disfrutar sin perder la forma

Durante el embarazo se puede seguir haciendo ejercicio a un ritmo tranquilo, muchas embarazadas corredoras tienen dudas y no saben si podrán seguir corriendo durante los 9 meses de embarazo, pero si el embarazo no es de riesgo y te encuentras bien corriendo, no tienes porque dejar de correr.

Tan sólo ten en cuenta los siguientes consejos

1. Baja el ritmo durante el embarazo y no te esfuerces al máximo. Corre para disfrutar, mantenerte en forma, eliminar estrés o controlar el peso, pero no para competir, ni hacer series o cuestas.

2. No empieces a correr si no lo has hecho antes o hace mucho que no corres. No es el momento de los nuevos retos, mejor vete a andar rápido y ya correrás después de tener a tu peque.

3. Habla mientras corres o lleva pulsómetro. Debes correr en una zona aeróbica suave, si no tienes pulsómetro, basta comprobar que puedes mantener un ritmo de conversación mientras corres, así te aseguras que si no te falla el aliento para hablar, tampoco le falta oxígeno a tu bebé.

4. Cuidado con las caídas. Tu centro de gravedad está cambiando, tus articulaciones son más elásticas y tu cuerpo pesa más ahora, por lo que es más fácil caerse cuando corres. Procura no correr por lugares que no conoces, cuesta abajo, o caminos de montaña con dificultad técnica.

5. Controla tu suelo pélvico. Aprovecha los estiramientos después de correr para trabajar la zona pélvica y así tendrás más control sobre el parto y mejor recuperación y control de la orina después de tener a tu bebé.

6. Cuida tu espalda. Tu postura va cambiando y tu espalda soporta el peso extra de tu barriga, especialmente al correr. Es importante que trabajes con la espalda "en redondo" como habrás oído alguna vez en yoga o pilates.

7. Corre con un buen sujetador de alto impacto. Seguramente hayas aumentado una o dos tallas de sujetador, busca un sujetador para correr de tallas grandes y así evitarás el descolgamiento del pecho ¡También así será más cómodo correr con dos pesos extras nuevos!

8. Escucha tu cuerpo y tus sensaciones. Habrá días que no te apetecerá correr y no tienes porque obligarte, puedes ir a nadar o a pasear o realizar pilates, yoga o estiramientos. No tienes un entrenamiento que seguir.

9. Hidrátate bien. Durante el embarazo todo cambia en tu cuerpo, retienes más líquidos y puede que pienses que no debes beber tanta agua, pero es al contrario, especialmente si vas a hacer deporte. Correr es especialmente bueno para eliminar líquidos, puede que tengas que parar una o dos veces durante la carrera a hacer pis, ya que al moverte estimulas la circulación venosa y linfática y vas deshinchándote. Por eso es conveniente beber agua que te va a ayudar a limpiar el cuerpo y a mantener la hidratación.

10. Evita correr con calor. Si entrenas fuerte o corres a temperaturas altas, aumenta tu temperatura corporal y tu cuerpo reacciona sudando para bajar la temperatura, pero el feto no puede sudar y tu barriga se convierte en una ‘bolsa’ de agua caliente, que puede provocar una hipertermia fetal, perjudicial para el bebe. Evita las horas más calurosas y lleva ropa técnica para correr fresquita.

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...