Probamos a fondo las Saucony RIde 14

Es una de las zapatillas con mejor relación peso-prestaciones; es de las más ligeras de su clase.

Por Fernando Chacón, gerente de eMotion running Sevilla (www.emotionruning.com)

Probamos a fondo las Saucony RIde 14
Probamos a fondo las Saucony RIde 14

Me pongo hoy sobre una de esas zapatillas sobre las que, edición tras edición, he escrito mucho. Desde su primigenia denominación, Trigon Ride, hasta el día de hoy que nos presenta su decimocuarta edición. En una marca que suele ser inquieta el mantener más o menos el mismo esquema desde su nacimiento hasta casi dos décadas después nos habla de la solidez de un modelo muy consagrado que casi nunca defrauda.

ENTRE CANÍBALES

La Saucony Ride, como todas sus competidoras, nunca lo va a tener fácil. El nicho de mercado que ocupa, el de las zapatillas de gama alta y pisada neutra, es un sembrado de durísimas rivales que ofrecen grandes prestaciones y por lo general mucho equilibrio. Frente a esto la Saucony Ride 14 sigue apostando por un toque más racing que la deja aparejada curiosamente con la que más parecido tiene por nombre, la Mizuno Rider. Es una apuesta arriesgada, cuando muchas ofrecen un colchón de amortiguación y suavidad Saucony apuesta por una amortiguación algo más firme y un chasis que da más alegrías. ¿Riesgo? Puede que sí, pero es de agradecer que se hagan cosas diferentes. Veamos qué esconde por dentro:

Suela:

Aunque en otros modelos el sistema Triflex ha quedado algo más disimulado en la Ride Saucony tira de lo que le lleva años funcionando. Es una suela que cubre la mayor parte de la media suela pero que sin embargo tiene unas enormes estrías de flexión en el medio pie lo que hace que sea muy flexible y ligera.

Las estrías de flexión de la Ride le dan ligereza y una buena flexibilidad
Las estrías de flexión a la Ride le dan ligereza y una buena flexibilidad

Es de un material de tacto suave pero que tiene un grosor destacable y que tampoco se desgasta con facilidad. En el antepie tiene cuatro líneas en forma de dientes de sierra que cumplen a la perfección. Como punto negativo hay que decir que el agarre en mojado es bastante mejorable por no decir que sobre acerado es una pesadilla.

Media suela:

La media suela de la Ride 14 sin duda juega al despiste y es que gasta nada más y nada menos que 36-28 de perfil cuando más de uno juraría que es baja. Si a este alto perfil le sumas que el material es el PWRRUN lógicamente estamos hablando de una zapatilla de gran amortiguación pero que como digo huye de tener un tacto demasiado blando.

La media suela de la Saucony Ride
Su drop es de 8 mm, aunque a primera vista no te lo parezca.

Es bastante estable y tiene una buena transición, es una media suela trabajada. También se desmarca Saucony de un chasis demasiado curvado y es que el riesgo es el enemigo a evitar.

Upper:

Del mismo modo que en la media suela Saucony no ha querido correr riesgos y se ha trabajado un upper realmente cumplidor. Una buena sujeción, buenos materiales y pocas excentricidades. A tener en cuenta, porque en el pasado era un problema que éste sí es muy duradero.

El upper de las Saucony Ride 14 (2)
El upper de las Saucony Ride 14 cumple con creces.

EN MARCHA

Al calzarme las Saucony Ride 14 recuerdo lo que ya he sentido en todas sus competidoras: todo en orden. Nada molesta, nada desentona y nada destaca. Nadie quiere romper la baraja y cada una con sus particularidades todas son correctas. La Ride destaca por una primera puesta que ya nos anuncia algo distinto; tiene un ajuste más ceñido y a pesar de su perfil da la sensación de estar más pegado al suelo.

Lo que en la primera puesta es una clara declaración de intenciones se demuestra al poco de arrancar, es una gran rodadora pero le gustan las alegrías. No hay problema en hacer kilómetros con ellas puesto que la estabilidad y la resistencia a la fatiga del material está a un gran nivel. Se desenvuelve muy bien en tierra compacta, ahí se le saca todo el jugo a la tremenda tracción de la suela Triflex. En suelo mojado surgen demasiadas dudas y se pierde demasiada tracción y cuando pasamos al acerado me da la sensación de ir pisando truchas. Por suerte pocas veces veré en Sevilla el suelo mojado.

El fallo de la suela en mojado y un cierto aire de continuidad no me hacen cambiar de opinión pues la Ride es una zapatilla realmente buena y con mucha personalidad. Frente a sus rivales tiene una mejor respuesta, algo más de durabilidad y un tacto que transmite más aunque a algunos no les guste. En definitiva la Saucony Ride 14 sigue siendo una apuesta segura para ese amplio nicho de corredores neutros con peso de hasta 80 kilos que busquen una zapatilla de entrenamiento intensivo y de ritmos variados.

OK:

  • Relación peso-prestaciones realmente bueno, es de las más ligeras de su clase.
  • Es bastante duradera
  • Tiene una buena respuesta

KO:

  • El agarre en mojado es deficiente
  • Resulta algo continuista
  • La presencia visual del material de media suela es algo pobre.

PVP: 140 €
Peso: 266 gramos

www.saucony.com/ES/

Archivado en:

Relacionado

A PRUEBA | Saucony Ride 14 ViziPro, las zapatillas más seguras para correr en invierno

Saucony Triumph 19

Relacionado

Probamos a fondo: Saucony Triumph 19

Relacionado

NOVEDAD | Llega la zapatilla más ligera y rápida para maratón de Saucony, Endorphine Pro +

Los mejores vídeos