La dieta para mejorar en triatlón: los alimentos top

Sport Life -
La dieta para mejorar en triatlón: los alimentos top
La dieta para mejorar en triatlón: los alimentos top

Soy triatleta... ¿Por dónde empiezo?

Aquí te dejamos algunas claves con los alimentos más interesantes para el triatleta.

Come siempre bien combinado

Mezclas bien los alimentos es clave para conseguir una alimentación completa, una vez que se ha acabado la época de hidratos en exclusividad, ahora te interesa elegir alimentos que se complementen para aportar proteínas y grasas en las cantidades adecuadas y de la mejor calidad. La dieta ha de ser variada y no vale comer lo mismo todos los días. ¿Cómo conseguirlo? La cocina mediterránea está llena de ejemplos que se pueden adaptar a la dieta triatleta, desde las ensaladas de varios ingredientes que mezclan un poco de todo: vegetales de hojas verdes (lechugas, berros, canónigos, rúcola, etc.) frutos secos (nueces, avellanas, almendras, etc.), frutas (manzanas, peras, melocotones, pasas, etc.), lácteos (quesos bajos en grasa, salsa de yogur, etc.), pescados (atún, salmón, pulpo, etc.), legumbres cocidas (soja, garbanzos, lentejas, judías, etc.), huevo duro y carnes magras (pollo, pavo, jamón York, jamón serrano, etc.), todo ello aliñado con el aceite de oliva virgen extra. También tienes platos tradicionales de cuchara como las legumbres con arroz, una buena forma de conseguir proteínas vegetales completas, o la tortilla de patata ligera (con patatas cocidas y no fritas) que es uno de los platos con mejor combinación de hidratos de carbono y proteínas de alto valor biológico. Y por supuesto, la fruta mediterránea es muy variada y es un postre o un entrehoras muy bueno para conseguir energía sin grasas.
 

"Engrásate" adecuadamente.

La manía a las grasas ha pasado de moda, está claro que la grasa aporta el doble de calorías que los hidratos o las proteínas, pero es un nutriente esencial, imprescindible para la vida y que no puede faltar en tu alimentación. Ahora lo que importa es tomar ‘grasa sana’ porque la grasa no sólo es un nutriente esencial es vital para mantener la salud, mejorar el rendimiento deportivo y evitar deficiencias vitamínicas y lesiones. ¿Cómo conseguirlo? Escoge alimentos que te aporten grasas sanas como el aceite de oliva virgen extra, auténtico oro para tu motor y los ácidos grasos omega-3 que provienen de los pescados de aguas frías como el salmón, atún, arenque, sardina, caballa, trucha, etc.. También debes incluir otros alimentos ricos en aceites vegetales como los frutos secos (nueces, avellanas, almendras), el germen de trigo y las semillas de lino.
 

Alimenta  tus músculos con proteína de calidad.

Las proteínas forman la estructura de los músculos, forman enzimas y hormonas y regulan procesos metabólicos. Con el entrenamiento del triatlón necesitas una alimentación rica en proteínas de calidad, bajas en grasas y completas en cuanto a la cantidad de aminoácidos esenciales. No caigas en el error de las dietas de gimnasio, no vale con comer pollo y batidos de proteínas, hay que ampliar horizontes que hay mucha proteína que descubrir. ¿Cómo conseguirlo? Es cierto que la proteína animal es de mejor calidad que la vegetal, pero también es más rica en grasas y sustancias inflamatorias, y mejor no hablar del tema de la adulteración de la carne. La opción más sana es variar cada día el plato principal más rico en proteínas alternando entre carnes roja magra, aves, huevos y escogiendo carnes de origen biológico. El pescado blanco y el azul son también alimentos con proteínas que se puede comer todos los días y te aportan ácidos grasos omega-2 para evitar lesiones articulares y musculares y los lácteos bajos en grasa también se pueden tomar todos los días.

Cuídate de las anemias.

Uno de los primeros síntomas de las diferentes tipos de anemia es la fatiga y el cansancio, por lo que es difícil de identificar cuando entrenas mucho en temporada. En el caso de un deporte como el triatlón la anemia es el mayor enemigo que te puede estropear el entrenamiento de un año y dejarte tirado durante unos cuantos meses. Hay varias clases de anemias que pueden aparecer al entrenar, la más frecuente es la anemia ferropénica por la mayor demanda de hierro que provoca el entrenamiento intenso, pero no pierdas de vista otras anemias como la megaloblástica que se originan por falta de vitaminas B y que también pueden aparecer en triatletas. Hay que estar alerta para detectar las anemias, porque el triatleta necesita mayor cantidad diaria, bien por las pérdidas de hierro en el sudor o por el mayor desgaste de oxígeno durante el entrenamiento, y si además eres mujer y estas en edad fértil, las pérdidas aumentan con la menstruación; la ventaja es que se pueden prevenir con la alimentación en la mayor parte de los casos. ¿Cómo conseguirlo? Al entrenar aumentan las demandas de minerales y vitaminas por lo que hay que aumentar su aporte, especialmente hay que cuidar el aporte de hierro que forma parte de la hemoglobina que transporta el oxígeno en la sangre y de la mioglobina de los músculos. Tampoco olvides aumentar la dosis de vitaminas del grupo B que están implicadas en la formación de células y en el metabolismo celular. Como ya sabes el hierro de los alimentos no se absorbe fácilmente, y las carnes rojas contienen el hierro que más te interesa, especialmente las vísceras como el hígado, pero no pierdas de vista el hierro vegetal que se presenta en las legumbres como la soja, lentejas, garbanzos y algunas algas y vegetales.

No te olvides del calcio.

El calcio no sólo es importante para la formación de los huesos también es necesario para la contracción muscular y la transmisión del impulso nervioso a los músculos. Es importante no descuidar el aporte de calcio porque con el entrenamiento del triatlón se pueden producir calambres musculares al dormir e incluso osteoporosis en triatletas cuya alimentación sea muy restrictiva y hayan sobrecargado el entrenamiento. ¿Cómo conseguirlo? La fuente más popular de calcio es la leche y sus derivados como el yogur, requesón y quesos, para evitar aumentar la ingesta de grasas saturadas opta por variedades de quesos bajos en grasa como el queso de Burgos o de Villalón y toma leche entera o semi para no perder la grasa. También hay calcio en alimentos como la soja y sus derivados (tofu, leche), las nueces, las almendras, el sésamo y cereales integrales.

La dieta para mejorar en triatlón

Diez errores en la dieta del triatleta

 

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...