Los mejores ejercicios de equilibrio para niños

Los ejercicios de equilibrio para niños resultan muy importantes para desarrollar su sistema locomotor.
Noelia Hontoria -
Los mejores ejercicios de equilibrio para niños
Con los ejercicios de equilibrio se potencia la coordinación.

La actividad física es importante a cualquier edad, pero en el caso de los más pequeños, cobra especial relevancia por varios motivos. Enseñarles desde la infancia a tener un estilo de vida saludable, una mayor facilidad para relacionarse o aprender a superarse son algunos de sus beneficios. Pero también lo es el poder desarrollarse adecuadamente gracias al movimiento. Por ejemplo, ¿conoces los beneficios de los ejercicios de equilibrio para niños?

Los ejercicios de equilibrio para niños les ayudan a desarrollar el sistema locomotor, mejorar la coordinación y aumentar la flexibilidad y la resistencia. Por esta razón, en clase de Educación Física se suelen trabajar este tipo de ejercicios a partir de los seis años, aunque, eso sí, en casa también podemos ayudarles.

Ejercicios de equilibrio para niños que mejoran la coordinación

Los mejores ejercicios de equilibrio para niños

La rayuela es uno de los mejores ejercicios de equilibrio para niños

Equilibrio sobre un pie: dentro de los ejercicios de equilibrio, este es el más sencillo de llevar a cabo. Además, no necesitaremos ningún tipo de material. Simplemente consiste en pedirle al niño que mantenga el equilibrio sobre un solo pie, mientras flexiona el otro. Lo habitual es flexionarlo hacia atrás, pegando el pie a los glúteos, pero podemos subir la intensidad formando un ángulo de 90º hacia delante o hacia atrás con la rodilla que queda suspendida en el aire. Puede practicarlo sobre una superficie firme y lisa o complicarlo un poco más manteniendo el equilibrio sobre un apoyo más pequeño, como podría ser un tronco o un banco.

Caminar en línea recta: en el mismo tronco o banco anterior, podemos hacer otro ejercicio que consiste en caminar en línea recta, poniendo un pie delante y otro detrás y evitando la caída. Cuando más pequeña e inestable sea la superficie, más difícil será el ejercicio.

Tejo, rayuela o muñeca: este es un juego al que casi todos hemos jugado de pequeños y, además de ofrecernos horas de diversión, también nos ha ayudado con nuestro equilibrio. Es tan fácil como dibujar con una tiza una serie de cuadrados numerados y avanzar de uno a otro con un solo pie, sin caerse. Además, es uno de los ejercicios de equilibrio para niños más divertidos y que puede hacer en compañía de sus amigos o familiares.

Te recomendamos

Ligeras, pero también estables y amortiguadas, así son las ASICS Gel-DS Trainer 24...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Tu objetivo es claro: acabar con esa última capa de grasa que esconde tus abdominales...

Una zapatilla para llegar más lejos con menos esfuerzo, para disfrutar de más kilómet...

¿Sabías que en tu intestino conviven 100 billones de bacterias? A este conjunto de ba...

El Curso de organización de eventos deportivos contará además con el Caso práctico Ca...