Mejora tu nivel de fitness con natación

¿Sabías que la natación puede ser el mejor complemento para el deportista de fitness? Te proponemos algunos ejercicios acuáticos para mejorar tu rendimiento
Alfonso Maltrana / Fotos: Guillermo Cruzado -
Mejora tu nivel de fitness con natación
Mejora tu nivel de fitness con natación

El agua le puede dar un punto más a tu entrenamiento. Seguro que has oído hablar del entrenamiento cruzado o crosstraining, es un método que consiste en cruzar distintos deportes para que, ante esta variación de estímulos, el deporte principal salga beneficiado y, en último término, para evitar el estancamiento del deportista que se suele producir por la repetición de la misma actividad sin variar... Ya os lo contábamos, por ejemplo, como el entrenamiento de natación puede convertirnos en mejores ciclistas, ¡pues también puede hacernos mejorar en nuestra especialidad o rutina de fuerza!

Lo principal es que, en el caso de los deportistas de fitness o que entrenan casi en exclusiva esta modalidad, el entrenamiento acuático les aportará un punto de variación y además les permitirá trabajar de manera global. Si crees que en el agua no se puede trabajar fuerza... ¡Estás muy equivocado! Pero es que además trabajarás otros componentes como la fuerza resistencia o incluso la propiocepción. Te proponemos algunos ejercicios para que puedas desarrollar un entrenamiento en la piscina los días que tengas "descanso" en el gimnasio.

PULL UP

Las dominadas son un magnífico ejercicio de potencia para el tren superior. Sin embargo, sus beneficios no están al alcance de todo el mundo porque es necesario un nivel de fuerza y de técnica inicial que no todos traen "de serie".

En el agua, la fuerza de empuje hace que la intensidad al subir sea menor, facilitando que realices un mayor número de repeticiones que te sirvan para llegar a hacer más repeticiones más adelante. Además, la parte anterior del deltoides sufre menos en la parte central del movimiento, reduciéndose el riesgo de lesión.

Haz 12 repeticiones.

Mantén la cabeza dentro del agua con el cuerpo relajado cera de la pared.

Puedes ayudarte de movimientos de piernas para ayudar a subir y convertir al ejercicio en global –usando brazos, tronco y piernas–. Los codos miran hacia atrás.

Durante todo el recorrido de la subida, no dejes que los hombros caigan hacia delante. Mantén las escápulas con poca separación entre ellas. Dirige la mirada hacia delante.

Si para ti es muy sencillo, puedes darle más intensidad buscando un borde de piscina más alto o colocando una pesa entre las piernas para vencer más resistencia.

TRACCIONES SUBACUÁTICAS DE MARIPOSA

No te asustes, no es nadar a mariposa, se trata de hacer una brazada de crol pero con ambos brazos a la vez. Usar las palas Biofuse Power Paddle te dará un plus de potencia y resistencia muscular.

Lleva el abdomen siempre en tensión, los codos lo más altos posible y la cara orientada hacia el fondo, evitando así lesiones en el cuello.

Haz 4x25m con 40” de descanso entre cada bloque y pasa al siguiente ejercicio.

PIERNAS CON TABLA ENFRENTADA

Entrenar en el agua te permite trabajar la fuerza muscular de las piernas y el componente aeróbico, sin los perjudiciales impactos con el suelo. Este ejercicio te resultará más fácil con el bañador Speedo Fit Pinnacle Jammer, cuyos paneles sujetan los músculos de las piernas y te ayudan a mantener tu cuerpo horizontal en el agua.

25 metros con la tabla semihundida y contra el agua


25 metros con la tabla flotando, a ritmo suave


6x25 m (3 intensos alternados con 3 suaves) con 30” de descanso. Después, pasa al siguiente ejercicio.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...