Siete razones para empezar a correr

De andar a correr tan sólo hay un empujoncito
Yolanda Vázquez Mazariego -
Siete razones para empezar a correr
Siete razones para empezar a correr

1. Correr es muy fácil

Correr no requiere clases especiales, es algo natural y para empezar basta empezar andando e ir corriendo aumentando los minutos de correr/andar a favor de correr hasta que consigas hacer al menos 30 minutos corriendo, con un ritmo cómodo y sin presiones.

Tan sólo necesitas unas buenas zapatillas de running, un sujetador de deportes y ropa cómoda para empezar. Cuando le vayas cogiendo el gustillo a correr, disfrutarás más con las nuevas tecnologías que te permiten poner música y conocer los kilómetros, velocidad, tiempo, y pulsaciones cardiacas para mejorar y entrenar hasta donde quieras llegar.

2. Sin embargo, es tan difícil

Si nunca has corrido más que lo estrictamente necesario para llegar al autobús, correr te parecerá un ejercicio imposible, y cada vez que lo intentas te falta el aire y te sientes fatal, pero como todo en la vida hay que pensar que si los demás pueden correr, tu también puedes.

Correr es una actividad muy exigente cardiovascularmente, si la comparas con otras actividades como el step, aerobic, bicicleta, gimnasio, etc. que también te hacen trabajar duro, correr es el ejercicio con el que consigues quemar más calorías. En un estudio realizado por el Colegio Médico de Wisconsin y el Centro Médico VA, en el tapiz rodante (en un nivel de esfuerzo "duro") se quemaron una media de 705 a 865 calorías en una hora. En el step (637-746), en el remo (606-739), en la máquina de esquí de fondo (595-678) y en la bicicleta fija (498 a 604).

3. Tus rodillas te lo agradecerán

Contrariamente a lo que siempre se ha dicho, correr no destruye las articulaciones. La osteoartritis (el tipo más común de artritis), se produce cuando el cartílago articular comienza a descomponerse. El mayor factor de riesgo de la osteoartritis además de la edad es el peso corporal. En una encuesta realizada por el Sistema Nacional de Salud y Nutrición americano se encontró que las mujeres obesas tenían casi cuatro veces más riesgo de osteoartritis de rodilla que las mujeres no obesas; para los hombres, el riesgo aumentaba a cinco veces. Los corredores son suelen tener un peso normal o menor que las personas sedentarias, disminuyendo significativamente el riesgo de osteoartritis.

Además de los beneficios de la pérdida de peso. Correr refuerza el cartílago aumentando el flujo de oxígeno, la eliminación de las toxinas y el fortalecimiento de los ligamentos que rodean las articulaciones. Al golpear contra el suelo, también ayudas a los huesos a estar fuertes y previenes la osteoporosis.

Es importante que te acuerdes de reemplazar tus zapatillas de correr antes de que se gasten, calentar antes de empezar y estirar al terminar para evitar lesiones y conseguir unas articulaciones fuertes.

4. Tendrás menos estrés

Los corredores tienen miles de anécdotas acerca de los poderes anti-estrés de una buena sesión de carrera. Para unos es el ritmo fuerte el que elimina el estrés, para otros (la mayoría de las mujeres) es el ritmo tranquilo que te permite hablar con tu pareja de running el mejor momento del día para acabar con las tensiones. Muchas mujeres dicen que correr les ayuda a resolver sus problemas. En la Universidad de Georgia, realizaron un estudio en personas a las que se les indujo ansiedad con cafeína y comprobaron como correr o hacer ejercicio durante una hora es tres veces más eficaz para reducir la ansiedad que descansar durante una hora.

Correr también es muy eficaz para ayudar a tratar la depresión clínica, dejar de fumar y otros trastornos psicológicos, tales como las drogas y la adicción al alcohol.

5. Correr te ayuda a prevenir enfermedades como el cáncer

La mayoría de los expertos coinciden en que el ejercicio regular reduce el riesgo de muchos tipos de cáncer, incluyendo alguno de los más temidos como: colon, mama, endometrio y de pulmón. Un estudio reciente de la revista British Journalof Cáncer, calcula que a mayor grado de actividad (por ejemplo, caminar rápidamente 5-6 horas / semana) menor riesgo de cáncer, hasta un 24% menos de probabilidad de desarrollar cáncer de colon, comprado con las personas menos activas (por ejemplo, 30 minutos de caminata / semana). En un estudio realizado por el Instituto Nacional del Cáncer, las mujeres de peso normal que tenían los mayores niveles de "actividad intensa" (correr, tenis, aeróbic) tenían un riesgo menor de cáncer de mama de hasta un 30%, en comparación con las mujeres que no hacían actividades vigorosas.

Las personas corredoras también tienen ventaja frente a las enfermedades cardíacas, derrame cerebral y la diabetes, y se ha demostrado que correr ayuda a reducir la presión arterial, a aumentar el colesterol bueno, ya aumentar la inmunidad frente a resfriados y otros virus.

Corriendo también puedes prevenir la pérdida de visión. Dos estudios realizados en los EE.UU. en el Departamento de Energía del Laboratorio Lawrence Berkeley Nacional, han encontrado que correr reduce el riesgo de degeneración macular relacionada con la edad y las cataratas.

6. Correr te hace más inteligente.

Los estudios científicos lo demuestran, después de correr se consiguen mejores resultados en los test de inteligencia y de memoria. Correr mejora la circulación sanguínea y retrasa el envejecimiento celular, previniendo la aparición de enfermedades cardiovasculares y degenerativas.

7. Y probablemente vas a vivir más tiempo

Uno de los estudios más sorprendente sobre los beneficios de correr, está realizado por el equipo de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford. Estudiaron 538 corredores y 423 no corredores sanos desde 1984 hasta 2005. Todos los sujetos eran mayores de 50 años y realizaron un cuestionario de discapacidad cada año de medición, midiendo tareas simples como cortar carne, lavar el cabello, o abrir un cartón de leche.

Cada año, los niveles de incapacidad eran significativamente menores en el grupo de corredores que en los no corredores.

Aún más interesante es que al final del estudio, el 85% de los corredores estaban vivos, frente al 66% de los no corredores.

Con esta información recopilada durante los 21 años, los investigadores concluyeron que el ejercicio regular puede reducir la discapacidad y riesgo de muerte mediante el aumento de la aptitud cardiovascular y la masa ósea, disminuyendo la inflamación, mejorando la respuesta a la vacunación, el pensamiento, el aprendizaje y las funciones de memoria.

Después de esto, no hacen falta más razones ¿Cuándo sales a correr?

 

 

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...