El alimento de las campeonas

Lo que una mujer madura y deportista debe saber sobre su alimentación
Sport Life -
El alimento de las campeonas
El alimento de las campeonas

No siempre se puede comer de la manera más adecuada. Trabajo, obligaciones familiares, amigos...hacen que a veces te saltes comidas, abuses de la comida rápida y no te cuides lo suficiente. Afortunadamente con algunas recomendaciones sencillas puedes mejorar tu alimentación sustancialmente.

 

El calcio es tu amigo:

 

Todas las mujeres son susceptibles de sufrir osteoporosis. La actividad física, en la que los tendones tiran y estimulan los huesos hacen que disminuya su incidencia, pero aún así conviene no olvidarse de tomar lácteos y vegetales de hoja verde diariamente. Si tienes reglas irregulares es probable que tus niveles de estrógeno sean bajos, en algunos casos basta con un buen aporte de calcio y de proteínas para corregir estos niveles. Ten cuidado con el exceso de fibra que dificulta la absorción de calcio.

 

Come con frecuencia:

 

Al menos cuatro veces por día (mejor cinco) deberías llevarte algo a la boca. No te saltes ninguna comida principal, harás que te baje el nivel energético y que te cueste más concentrarte. Llévate aperitivos saludables al trabajo, fruta, deshidratada, cereales, yogur, fruta natural) en vez de tomar alimentos de "máquina".

 

A tope con la B:

 

La vitamina B2 es crucial en el metabolismo ayudando a la transformación de los carbohidratos y las grasas en energía, por eso es fundamental para el entrenamiento. El ejercicio hace descender los niveles del B2, por ello es buena idea tomar un suplemento o buscar alimentos que lo contengan: yogur, leche semidesnatada, cereales, pan... El ácido fólico también es muy importante para las mujeres deportistas, sobre todo para las que piensan quedarse embarazadas. Toma muchos vegetales de hoja verde o suplementos.

 

Conviértete en una "Ironwoman":

 

Prácticamente todas las mujeres deportistas tienen o han tenido algún problema de falta de hierro, que se manifiesta inmediatamente en pérdida de rendimiento dado que la sangre pierde capacidad de transportar oxígeno. A parte de las pérdidas por la menstruación, el hierro bajo es a menudo causado por una dieta deficiente. Toma carne rojas, lentejas y pollo para compensar. Algunas sustancias como los taninos del café y el té dificultan la absorción del hierro, así que tómalos entre comidas mejor que al acabar.

 

 

 

 

 

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Ya hemos cumplido el primer mes del #RetoSportLife #RetoHerbalife y la periodista Noe...

Así son las Supercross de Joma, unas zapatillas cómodas, estables y reactivas...

Te contamos porqué el deportista no tiene porqué excluir al pan de su alimentación y ...

Otro de los grandes pilares para que no te fallen tus músculos: la hidratación. Repas...

La guía con las 30 etapas para hacer a pie, pero también en bici o si te apetece eleg...