¿Tu primera carrera de obstáculos? ¡Supérala y hazte finisher!

Cada vez se organizan más eventos de este tipo, ¿ya has corrido alguna carrera de obstáculos? Tanto si tu respuesta es positiva como negativa, aquí tienes 10 claves para sacar lo mejor de ti en estas carreras
Por Raúl Notario, Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte -
¿Tu primera carrera de obstáculos? ¡Supérala y hazte finisher!
¿Tu primera carrera de obstáculos? ¡Supérala y hazte finisher!

Muchos aficionados al deporte han encontrado en las carreras de obstáculos ese reto que estaban buscando: exigente, divertido y motivante. ¿Te gustaría probar pero no sabes por dónde empezar a prepararlas? ¡Nosotros te ayudamos! 

Correr por el barro, saltar muros, pasar por debajo de trincheras, hacer equilibrios sobre una barra, subir una colina y lanzar jabalinas contra un muñeco de paja son algunas de las cosas que hacen de las carreras de obstáculos algo diferente, algo motivante y algo que atrae a cada vez más aficionados al fitness y al running. Por si esto no fuera suficiente, el auge del crosstraining ha contribuido de forma muy positiva al desarrollo y expansión de este tipo de eventos. Muchas veces por probar y otras por medir nuestras fuerzas con un nuevo desafío que nos haga buscar nuestros límites, nos embarcamos en la experiencia de correr una carrera de obstáculos. El problema viene cuando nos planteamos esta pregunta. ¿Cómo preparo una carrera de obstáculos? En este artículo te contamos cuáles son las mejores carreras de obstáculos y te explicamos todos los trucos y consejos necesarios para que afrontes con garantías de éxito tu próximo reto.

Ten en cuenta la distancia en la que vas a participar y la cantidad de obstáculos que debes superar antes de cruzar la línea de meta. No es lo mismo una carrera de 5 km, que una de 10 o 13 km.

Debes conocer en mayor o menor medida los tipos de obstáculos que vas a tener que superar, ya que, para la mayoría de personas, tanto los obstáculos en sí como los desniveles del terreno, serán el verdadero factor limitante por encima de la distancia total del recorrido de la prueba.

Tienes que saber "sufrir". Debes saber que habrá momentos durante la carrera en los que tengas que superar los obstáculos reales y los de tu mente. Habrá momentos en los que tengas ganas de darte la vuelta, pero también debes saber que la sensación cuando cruzas la meta es la de trabajo bien hecho y de recompensa absoluta, algo que a muchas personas les ayuda a elevar su autoestima.

Si eliges carreras de más de 6-7 km es conveniente que lleves algún tipo de aporte energético, aunque esto lo determinará el tiempo de la prueba. Para pruebas que pasen de una hora de duración es recomendable tomar algún tipo de bebida deportiva o bien geles o frutos secos que aporten hidratos de carbono de buena calidad y de índice glucémico bajo. Evidentemente, también es importante beber agua, aunque en todas las pruebas hay puestos de avituallamiento para reponer líquidos e incluso hidratos.

Si quieres pasar un rato divertido, sin obsesionarte por la marca ni por la forma de pasar los obstáculos, no tengas miedo. La gran mayoría de personas que corren este tipo de pruebas consigue terminarlas. Eso sí, cuanto más preparado estés, mejor lo pasarás y más posibilidades tendrás de acabarla sin lesiones. Además, en este tipo de carreras se respira un gran ambiente de compañerismo y colaboración y las normas permiten las ayudas entre los participantes.

Estas carreras se desarrollan empleando varios planos del espacio. En un momento dado nos encontramos corriendo y en un segundo pasamos a reptar o trepar. Esto es importante entrenarlo, ya que normalmente en nuestros entrenamientos tan solo nos movemos en un plano del espacio, vertical y horizontal. En nuestras rutinas diarias rara vez empleamos ambos en un mismo ejercicio y mucho menos introducimos rotaciones y giros. Hay que entrenar esto también para evitar posibles mareos.

Para superar muchas de las pruebas es necesario mejorar la fuerza de tus agarres. Para ello es importante que dediques parte de tus sesiones de entrenamiento a reforzar el trabajo de los antebrazos, en este artículo te indicaremos cómo.
Recuerda trabajar la coordinación, propiocepción y equilibrio dinámico. Muchos de nosotros olvidamos esta parte del entrenamiento, pero es muy importante, ya que ayuda a prevenir lesiones, refuerza las articulaciones y mejora nuestro rendimiento, ya que al mismo tiempo mejora nuestra técnica de carrera y desplazamiento.

No lleves guantes a la prueba, sobre todo si hay obstáculos con agua. A pesar de que parezca lo contrario, los guantes se quedarán húmedos y será más fácil hacerte heridas y rozaduras, incluso ampollas. Elige ropa lo más cómoda, flexible y ajustada posible. Las zapatillas deben tener una suela que aún conserve su agarre, debido a que en las pruebas con agua nos será de gran utilidad poder traccionar con fuerza sin resbalarnos. Es recomendable cubrir los codos y rodillas para evitar las heridas que se producen por los arrastres.

Olvídate de adherir el dorsal con imperdibles a tu camiseta. Suelen caerse al reptar por barro o tierra y puede causarte heridas a ti o a algún otro participante. De hecho, cada vez más los organizadores evitan este tipo de imperdibles y facilitan pegatinas, cintas u otros formatos más seguros.

 Y si os atrae mucho este tipo de pruebas pero no os terminan de convencer, aquí os dejamos el "diario" de Raúl en la Spartan Race en el que nos contaba cómo vivió esa carrera desde el kilómetro cero hasta el último obstáculo. ¡Hay que probarlo!

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...