Hazte trail runner

Te gusta apuntarte a carreras de montaña pero vives en la ciudad. ¿Puedes prepararte? Sí. Busca un parque con cuestas y escaleras y te decimos cómo hacerlo.
Juanma Montero -
Hazte trail runner
Hazte trail runner

Si eres corredor habitual urbano y te gusta probar de vez en cuando con las pruebas de montaña necesitas cualidades ligeramente diferentes para rendir como es debido. En la montaña necesitas más potencia para las subidas y además en las bajadas hay una fase de la contracción excéntrica de una importancia brutal. La contracción excéntrica de los músculos se da cuando estos se alargan mientras van frenando un movimiento, como al aterrizar de un salto, por ejemplo. Es un tipo de esfuerzo que si no se tiene la costumbre de realizar resulta muy lesivo y produce muchísimas agujetas. Cuando desciendes cuestas tus cuádriceps trabajan de forma excéntrica en todo momento.

Usaremos unas escaleras o unas gradas para el trabajo de potencia y el de multisaltos, que refuerza el componente excéntrico. Con una buena cuesta redondearemos la faena. Verás que la próxima vez que salgas al monte a correr vas más fuerte.

El ejercicio de las zancadas o lunges es muy efectivo de cara a ganar potencia para la carrera. Lo haremos más específico aún para la montaña realizando zancadas amplias, superando tres o cuatro escalones.

Haz 3 series de 12 zancadas. La recuperación la harás al bajar, caminando suave.

Los multisaltos aumentan tu resistencia al esfuerzo excéntrico y además proporcionan mucha fuerza a todo el tren inferior. Flexiona las rodillas con los brazos adelantados, controla bien la espalda para mantener la curva lumbar, impúlsate con los brazos arriba y salta hacia delante.

Haz 3 series de 10 ranas y recupera al bajar, suave.

Seguimos en la escalera, pero ahora nos ponemos de lado, con un pie arriba y el otro dos escalones más abajo y ligeramente atrasado. Eleva la rodilla de la pierna que tienes abajo, flexionando bien la rodilla como si fueras a iniciar un paso, avanzando el brazo contrario como si fueras a arrancar. A la vez que llevas la rodilla arriba enderezas la pierna del escalón más alto.

Haz 3 series de 10 elevaciones con cada pierna

Busca una buena cuesta y colócate en cuclillas con los muslos paralelos al suelo y las manos apoyadas en la cadera. El ejercicio consiste en mantener la posición.

Haz 3 series de 30 segundos

La misma cuesta que has usado para ‘el esquiador’ te sirve para correr, en sentido opuesto. Concéntrate en la técnica, elevando mucho las rodillas y haciendo zancadas muy cortas, apoyando bien las puntas de los pies. La subida has de hacerla muy explosiva, arrancando fuerte y acabando muy fuerte.

Haz 3 series de 20 metros de subida, recupera caminando al bajar

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...